1.600 películas, 5.000 ‘partenaires’, 30 años de carrera… estas cifras reflejan tan sólo un ápice de la dimensión de la figura de Rocco Sifredi. Bastan su nombre y apellidos para reconocer a una de las figuras más relevantes de la industria del porno y que ahora mostrará parte de su vida en este documental presentado en el Festival de Venecia donde promete mostrar una faceta menos conocida del actor, director y productor italiano de películas pornográficas.

Dirigida por los franceses Thierry Damaiziere y Alban Teurlain, ‘Rocco’ ofrece un crudo retrato sobre su vida y sus dos facetas: familiar y profesional. Su relación con su mujer -la húngara nacionalizada italiana Rozsa Tassi– y su hijo, su vida cotidiana, sus primeras experiencias sexuales con ocho años hasta diferentes encuentros con mujeres de todas las edades, su trayectoria en la industria,la preparación de actores y actrices antes de una sesión… este documental define las claves de Siffredi, el ‘propietario de un título y un mito’, tal y como señalan en el filme.

“Mi sexualidad es mi demonio”. A sus 52 años, Rocco Sifredi habla de su ‘cruz’, su sexualidad a 360 grados, a través de distintas entrevistas, reflexiones e imágenes de su vida cotidiana, sin tapujos y sin censuras, para anunciar su retirada del cine porno.