Rihanna por Juan Sebastián Peláez

Rihanna por Juan Sebastián Peláez

Pocos podrían negar que las curvas de Rihanna son una auténtica obra de arte. Y si lo hacen seguro que se pirran más por los abdominales de quita y pon de Justin Bieber que por los encantos de RiRi. La cantante de Barbados tiene uno de los cuerpos más esculturales del panorama musical, aunque se lo esté fastidiando con tanto tatuaje extraño que bien le podría granjear una jubilación como catálogo humano de un tatuador de barrio.

Esta apreciación la comparto con Juan Sebastián Peláez, que ha dado forma a mis metáforas a través de una escultura de cartón piedra de la cantante que está llamando la atención de todos en Berlín. No es la única, ya que este artista plástico ha recibido el encargo de decorar centros clave de la capital alemana con cuerpos semidesnudos de estrellas de la música y deportistas que cuentan con un denominador común.

Y es que además de tener una anatomía para envidiar, las imágenes que le han servido de inspiración han sido todas ellas ‘robadas’, es decir, son fruto del trabajo de avispados paparazzi. Además, todos ellos aparecen decapitados y con su rostro impreso en sus propios pechos. Eso sí, alguno -no vamos a decir quien- gana puntos sin cabeza y tan solo con sus músculos al aire.