Resultados de buscar: "putin" Página 2 de 2

La cirugía de las Kardashian, al descubierto en 15 segundos

Hay quien desconfía de la belleza del clan Kardashian y especula sobre la posibilidad de que las damas de la familia más mediática de los Estados Unidos haya confiado las facciones de su rostro a un cirujano plástico. Sin embargo, hay otros que van más allá y logran demostrar los milagros del bisturí a golpe de clic. Se trata del artista satírico Saint Hoax, quien en MalaTinta ya mostró sus artes a la hora de convertir a los líderes políticos en auténticas reinas drag de la noche y que ahora se atreve a desmontar uno de los grandes misterios del siglo XXI: ¿qué cojones se han hecho las Kardashian para parecer veinteañeras?

Kardashian-5

En tan solo quince segundos y con la ayuda de su jeringuilla mágica, este artista muestra paso a paso cómo se ha ido resistiendo el resto de Kris Jenner y sus populares hijas al paso del tiempo. Desde aquellos años en los que lucían un aspecto natural pero desgastado, hasta nuestros días, donde lucen radiantes pero inertes e inexpresivas. La transformación física de la más popular del clan, Kim Kardashian, es similar a la metamorfosis de la oruga a mariposa. Mientras que a una le salen alas para volverse más bella y admirada, la ‘socialite’ logra el mismo efecto agrandando sus labios en la misma medida en la que su nariz luce más fina y estilizada desde el año 2000. ¿Y qué pasa con sus hermanas Kloe y Kyle? ¿Y con su madre?

kardashian-1

Su rostro ante el dolor es un calco de aquel que ofrecen en sus días de gloria, ¿por qué? Pincha en las siguientes imágenes y lo descubrirás, ya que para Saint Hoax no hay misterio que se le resista y su Instagram parece la “nave del misterio” de los personajes más carismáticos de la televisión estadounidense. Caso aparte es el de su padrastro, Bruce Jenner, que tras pasar por quirófano ha logrado su ansiada reasignación de sexo y nació de cara al mundo como Caitlyn Jenner. Descubre sus secretos…

kardashian-2

 

kardashian-4

La homofobia, punto de enfoque del World Press Photo

Una instantánea que plasma la naturalidad de un momento íntimo entre una pareja gay en San Petersburgo, una clara denuncia de la homofobia institucionalizada por el Gobierno de Putin, es la ganadora del World Press Photo 2015, referente del mejor fotoperiodismo y la fotografía documental del mundo.

La 58º edición de este concurso, que ha contado con 5.692 fotógrafos de 131 nacionalidades y 97.912 fotografías, tiene como protagonistas de la mejor obra de 2014, tomada el 18 de mayo, a Jon (21 años) y Alex (25 años)  y, como temáticas, el amor y el odio, los deseos profundos y la homofobia en Rusia. 

World Press Photo 2015_Su autor es el danés Mads Nissen,  cuya experiencia como periodista gráfico incluye una relevante trayectoria en Shanghai donde documentó las consecuencias humanas y sociales de histórico ascenso económico de China y donde trabajó en publicaciones como Time, Newsweek, Der Spiegel y Stern.

Muchos son los creadores que han expresado a través de sus obras una dura crítica ante el Gobierno ruso después de que en junio de 2013 ese país aprobara una ley contra la propaganda homosexual. La discriminación, la represión y la clara limitación de derechos y libertades del colectivo LGTB han protagonizado numerosas campañas artísticas, como ya os hemos contado en Malatinta.

Nada desdeñables son el resto de obras premiadas del prestigioso concurso internacional de fotografía de prensa internacional, cuyos protagonistas son decenas de inmigrantes en un bote tras ser rescatados en la costa libia – segundo premio en la categoría ‘Información general’ y firmada por Massimo Sestiny-, los jóvenes de una tribu keniata que tocan por primera vez a un rinoceronte – segundo premio en la categoría ‘Naturaleza’ a cargo de Ami Vitale y National Geographic-, así como la joven herida durante los enfrentamientos entre la policía antidisturbios y manifestantes en Turquía.

 

Isabel II, Obama y otros ‘caganers’ sentados en el ‘trono’

Los líderes políticos e institucionales tienen que tomar en ocasiones decisiones difíciles que afectan a su pueblo, a sabiendas que muchas de ellas no van a ser entendidas ni bien recibidas. Un lugar idóneo para decidir la estrategia a seguir es el baño, donde todos los mortales, incluidos ellos, van con mayor o menor asiduidad. Todas las personas de carne y hueso tienen por costumbre sentarse una vez al día, si su tránsito intestinal es generoso, en el ‘trono’ para hacer sus necesidades. En ese momento tan íntimo se suelen dar forma a ideas revolucionarias en las que poco o nada tienen que ver las musas, que prefieren dejarles espacio para no entorpecer sus pensamientos.

La artista italiana Cristina Guggeri no se ha olvidado de un acontecimiento que, aunque pueda parecer banal, a veces no tenemos del todo en cuenta. Tan idealizados tenemos a algunos de los representantes políticos que no reparamos en que ellos son personas de a pie con las mismas necesidades fisiológicas que cualquier otro mortal. Y este es precisamente el trabajo de esta artista del Photoshop, que está dando mucho que hablar durante los últimos días.

En su colección El deber cotidiano, Guggeri representa a líderes políticos de la talla de Barack Obama, Silvio Berlusconi, Vladimir Putin o Ángela Merkel, líderes espirituales como el Papa Francisco I o el propio Dalai Lama o aquellos representantes de la monarquía europea como es la reina Isabel II. Una colección de montajes con cierta ironía que han sido ampliamente satirizadas durante los últimos días en las redes sociales, en las que se ha hablado largo y tendido de las grandes ‘cagadas’ de algunos de ellos al frente de sus funciones.

Hitler y el mostacho más satirizado están de ‘celebración’

Este 1 de septiembre no sólo marcaba el final de las vacaciones para muchos trabajadores, que deben ocupar de nuevo sus respectivos puestos con cierta melancolía mientras sus bronceadas pieles pierden su idílica tonalidad. Esta fecha también es recordada por muchos como el día en el que Europa volvió a caer en los errores del pasado mostrando su potencial bélico en su propia casa. Este año se cumple el 75 aniversario de la Segunda Guerra Mundial, una contienda que según los historiadores fue la más cruenta de la historia de la humanidad, en la que perdieron la vida entre 50 y 70 millones de personas, según las diversas estimaciones, en tan sólo 6 años –desde el 1 de septiembre de 1939 hasta el 2 de septiembre de 1945–­.

Leer más

Píntate con los colores de la diversidad

Nunca es mala idea teñir de colorido el carácter grisáceo que tanto define no sólo al entono urbano sino también a la intolerancia y la intransigencia. La riqueza cromática es siempre bienvenida para animar el espíritu y así lo hace durante esta semana en la que se festeja el Orgullo LGTB, una fecha que siempre inunda de color las calles gracias al símbolo multicolor que siempre la acompaña. No hay cartel, encuentro o cita que pretenda reivindicar la diversidad que pueda permanecer ajeno al contagio de la energía de la gama cromática del arcoíris.

[photomosaic ids=»15335,15336,15337,15338,15339,15340″]

La bandera LGTB ondeó por primera vez en el Festival del orgullo de San Francisco, el 25 de junio de 1978. Fue idea del artista y activista por los derechos civiles Gilbert Baker, amigo del político y activista Harvey Milk. La elección de ocho colores para esta bandera tiene una simbología especial ya que cada uno de ellos expresa un valor distinto, muy acordes con la reivindicación que emana de ella: rosa (sexualidad) rojo (vida), naranja (salud), amarillo (luz del sol), verde (naturaleza), azul turquesa (arte), índigo (serenidad) y violeta (espíritu). Sin embargo, dada la dificultad para su impresión industrializada, este símbolo se ha readaptó en 1979 hasta los seis colores actuales al desaparecer el rosa y turquesa.

Especialista en diseño de banderas y ganador del concurso convocado por el Cómite Organizador del ‘San Francisco Gay Pride’, Baker se inspiró en Judy Garland y su inseparable ‘Over the Rainbow’ para crear una bandera que, puesto que carece de derechos en su diseño original, hace que pueda ser utilizada y reconocida como símbolo de la diversidad en todo el mundo.

[photomosaic ids=»15341,15358,15359,15360,15361,15362,15429″]

Y así se ha hecho desde los años setenta. Cuatro décadas después, la bandera arcoíris es identificada con la reivindicación de los derechos del colectivo LGTB, una demanda que año tras año cobra más sentido aún dada la negativa de ciertos países y sectores a reflejar en sus leyes la igualdad y libertad por la que velan los Derechos Humanos. Basta recordar ejemplos tan actuales como la reciente ley contra la homosexualidad aprobada en Uganda o la prohibición de la ‘propaganda’ gay en Rusia.

Precisamente por este intolerante motivo, Putin se convirtió en afamado protagonista de varias campañas que denunciaron su sesgo a las libertades. Varios colectivos de artistas han utilizado su creatividad para hacer una llamada de atención sobre esta agresión a los derechos, como el colectivo de ilustradores que se comprometieron con la diversidad de cara a los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi o la iniciativa puesta en marcha por un equipo de diseñadores bajo el lema #pridepropaganda que denunciaba a través del diseño y transformación de los tradicionales carteles soviéticos sus propuestas a favor de la igualdad con múltiples banderas arcoiris. Ambas campañas fueron ejemplo de cómo el humor y la sátira siempre ha sido un instrumento idóneo para la denuncia social.

[photomosaic ids=»15344,15345,15346″]

Bajo el lema ‘Nos manifestamos por quienes no pueden’ y dedicado al reconocimiento de los Derechos Humanos LGTB, este sábado el Orgullo 2014 –organizado por el Colectivo LGTB de Madrid, COGAM y la Federación Estatal FELGTB, con la colaboración de la Asociación de Empresas y Profesionales para Gais y Lesbianas de Madrid y su Comunidad, AEGAL- recorrerá una vez más, aunque con recorrido modificado no exento de polémica, las calles de Madrid en su convocatoria estatal para llenar una vez más de colorido la capital a favor de la diversidad.

Y es que este encuentro anual es ejemplo de cómo el diseño se pone al servicio de la reivindicación de la igualdad. Si bien este año ha sido resultado de la creatividad colectiva el cartel que invitará a todos los ciudadanos, independientemente de su orientación sexual, a compartir unos momentos lúdicos y reivindicativos, en otras ocasiones ha contado con la firma de artistas como en 2011 Olga de Dios, recientemente galardonada con el Premio Triángulo de COGAM por su cuento Monstruo Rosa, su primer cuento infantil.

[photomosaic ids=»15363,15364″]

Comprometida con los valores solidarios, según nos ha contado, ha expresado esta inquietud en cada trabajo: “He colaborado con varias ONGs, con el colectivo LGTB y ahora, como ilustradora, también fomento de estos valores” ya que define su reciente obra como “un cuento sobre el valor de la diferencia y un grito de libertad”.  No obstante, compagina la ilustración con el diseño grafico, y prueba de la calidad de su trabajo es que también es autora,  fruto de un esfuerzo conjunto, de la imagen corporativa de la FELGTB.

Los ‘carteles pride’ son un verdadero ejemplo multicolor del diseño comprometido. En muchas ocasiones estas creaciones han sido objeto de un concurso de ilustradores, una práctica que se repite a lo largo de todo el mundo. La aprobación de la ley que permite el matrimonio de personas del mismo sexo también ha sido protagonista de muchos de los diseños y campañas puestas en marcha en varios países, como ha ocurrido en diversos estados de EEUU o en Francia, países en los que se ha materializado esta igualitaria ley que en otros lugares prohíben, sesgan o recurren.

[photomosaic ids=»15348,15349,15350,15351,15352,15353,15354″]

Otros diseñadores ponen en marcha propuestas que aúnan de forma óptima la defensa de los derechos LGTB con la finalidad más ornamental propia de algunos objetos propios de la joyería o la decoración. En este caso, la originalidad, la provocación y la convicción de que manifestar estos valores es un compromiso necesario, son las claves que guían a diseñadores como Rony Tennenbaum y su colección especial de anillos de compromiso y bodas para matrimonios del mismo sexo que pretenden fomentar la visibilidad y la igualdad en el matrimonio, según explica esta firma. Son numerosos los ejemplos de cómo el merchandising también puede contagiarse de este espíritu multicolor.

[photomosaic ids=»15367,15368,15369,15370,15371,15372″]

No lo dudes, esta semana es la idónea para teñir tu espíritu con el arcoíris de la diversidad.

Bush, un ‘humillado’ artista que se venga de sus ‘amigos’

George W. BushEl querido expresidente de los Estados Unidos, George W. Bush, se ha lanzado de lleno al mundo del arte. En España, la jubilación de nuestros exmandatarios es igual de boyante, desde Felipe González que atesora con mimo una amplia colección de árboles en miniatura o José María Aznar que, tras despedirse de su icónico bigote, continúa sacándole brillo a su privilegiado six pack. Ahora, el amigo de este último ha presentado una colección de una treintena de retratos de líderes políticos con los que ha tenido trato a lo largo de sus ocho años de controvertida presidencia. Una colección recogida bajo el título The art of Leadership.

Entre ellos destaca la figura de Vladimir Putin, que tanto jaleo está dando estas últimas semanas, en lo que a relaciones diplomáticas se refiere, con sus renovadas ansias expansionistas. Durante la presentación de la muestra, Bush le explicaba a su hija, reportera de la NBC, que con él “me reuní mucho durante la presidencia. Llegué a conocerlo muy bien. Tuve una buena relación, que se hizo más tensa a medida que pasaba el tiempo».

George W. Bush junto a su perro BarneyEntre los motivos que contribuyeron a su ‘ruptura’ está la supuesta humillación que el dirigente ruso le hizo al perro de su homólogo estadounidense. “¿Llamas a eso perro?”, dijo Putin al conocer al pequeño Barney, el ojo derecho de Bush. Meses después, cambiaron las tornas y Putin le presentó su perro a su colega: “Mira, más grande, más fuerte y más rápido que Barney”. Casi se disparan las alarmas ante una nueva amenaza nuclear entre las dos superpotencias.

Esta humillación ha quedado reflejada en la obra de Bush, pues ya sabemos que es un hombre muy sensible. Así lo confiesa el propio artista, que asegura que ha querido reflejar que Putin ve “en muchos sentidos a los Estados Unidos como un enemigo” y su perro lo sabe. Pero no sólo de Putin ha querido captar su esencia sobre el lienzo. Una labor que se ha animado a llevar a cabo tras tomar dos años de clases de pintura.

[photomosaic ids=»11226,11227,11228,11229,11230,11231,11232,11233,11234,11235,11236″]

También ha dado forma con el pincel a otros iconos de la política actual como Angela Merkel, Silvio Berlusconi, Tony Blair, Nicolas Sarkozy, José María Aznar, Felipe Calderón y Álvaro Uribe, entre muchos otros: “Espero que capten el espíritu con el cual fueron pintados. Este era el espíritu de la amistad y de que los admiro como líderes». Eso sí, los protagonistas aún no han visto sus retratos, no vaya a ser que tal osadía provoque futuribles conflictos bélicos al recordar que el autor es amigo de los juegos pirotécnicos.

[photomosaic ids=»11220,11221,11222,11223,11224,11225″]

Las imágenes corresponden al perfil personal de George W. Bush en Facebook y el de su esposa, Laura W. Bush y las contenida en la página oficial del presidente George W. Bush Presidential Center, realizadas por Grant Miller.

Arte comprometido con la diversidad y los derechos LGTB

En ocasiones los trazos artísticos han gritado con más intensidad que las propias palabras. A veces el arte trasgrede su función estética y decide extralimitarse para abrazar una causa social: entonces decide dar forma, materializar y moldear ideas, principios y valores, brindando obras con una sensibilidad especial que se convierten en experiencias únicas.

De sobra es conocida la movilización social contra la ley antigay rusa que decidió someter la homosexualidad a la clandestinidad, la oscuridad y el silencio. Putin ha oficializado la homofobia al convertirla en norma legal y lo ha hecho desde la falsa legitimidad de un Estado que no muestra rubor alguno cuando predica su intransigencia. Bajo la indignante denominación de “propaganda” gay  prohíbe la libertad sexual y utiliza para ello lo que sí es una bochornosa propaganda: pretende justificar esta ley bajo el supuesto amparo de unos menores a los que, según parece, quiere “proteger” de la homosexualidad pero no de la intolerancia.

Lienzo de Konstantin Altunin

Lienzo de Konstantin Altunin

Las diversas agresiones que se suceden ante un Gobierno permisivo que mira para otro lado y las declaraciones del ministro de deportes ruso recomendando a los atletas extranjeros homosexuales de las próximas Olimpiadas de Sochi que evitaran manifestar públicamente comportamientos sexuales “no tradicionales” han indignado a la sociedad.

El mundo del arte no permanece ajeno esta situación, bien como altavoz de denuncia o bien como víctima de esta persecución. La directora del Museo del Poder de San Petersburgo, Tatiana Titova, fue detenida por la policía por exponer un lienzo del artista Konstantin Altunin en el que se mostraba a Vladimir Putin en ropa interior femenina.

Muchas son las voces que han alzado para defender de la libertad y el respeto a los Derechos Humanos y, en concreto, del colectivo LGTB. Esta inquietud fue la que guió los pasos de la ilustradora Anna Goodsen hasta llevar a cabo un proyecto tan artístico como comprometido: ofrecer la ilustración como vehículo para defender la diversidad. “Estuve destrozando mi cerebro para tratar de encontrar una manera de hacer una declaración y, posiblemente, una diferencia. Dado que la Ilustración es una gran parte de mi vida, tuve una idea”, así explica cómo surgió esta iniciativa: contactó con sus colegas y la respuesta no se hizo esperar.

La implicación de estos artistas en las creaciones que idearon es manifiesta; hacer un mundo más tolerante fue una buena musa de inspiración y basta contemplar sus obras para percibirlo. Estas ilustraciones logran plasmar con gran sencillez valores de enorme relevancia.

[photomosaic ids=»3340, 3342, 3338, 3337, 3336, 3333, 3331″]

Algunos de ellos han optado por defender la libertad sacudiendo la misma esencia rusa, con la utilización de símbolos patrios, culturales y de la conciencia colectiva. Otros, recurren al histórico emblema ruso, el oso pardo, que es fiel protagonista en muchas de ellas. De hecho hay que recordar al célebre osito Misha, diseñado por el ilustrador soviético Viktor Chizhikov, y que curiosamente se convirtió en 1980 en la primera mascota de unos Juegos Olímpicos.

Una bandera rusa que se torna multicolor o lemas como “El amor siempre gana” son algunas de las propuestas. En otras originales ilustraciones, las muñecas rusas, el Kremlin y el propio Putin alcanzan una nueva dimensión al impregnarse de la riqueza cromática del arco iris.

Otra iniciativa artística comprometida tiene su epicentro en la provocadora La Petite Mort Gallery de Ottawa, que ha invitado a los creadores a enviar las imágenes que desafíen la homofobia rusa. Esta galería, que se autodefine como “una oda a la diversidad ecléctica”, pretende crear un espacio para la exploración del arte desde una rebelde visión que favorece curiosas y frescas creaciones, en esta ocasión, volcadas en la defensa de los derechos humanos.

El arte también es compromiso y ésta es la prueba. La igualdad, la tolerancia o la diversidad adquieren si cabe aún mayor trascendencia cuando vienen de la mano de la belleza, la creatividad y el ingenio artístico.

 

Página 2 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén