Resultados de buscar: "Justin Timberlake" Página 2 de 2

La revolución musical en las redes al ritmo de youtubers

El poder y la fuerza de YouTube como instrumento, herramienta y medio de comunicación de masas es incuestionable. Sus límites se ensanchan cada año por lo que es muy difícil predecir las tendencias o aquellas corrientes que van a marcarlas. Desde hace algunos años dos términos se acuñaron para cambiar la manera de crear y consumir las infinitas piezas audiovisuales que a diario se registran en la red: los youtubers y los millennials. Ambas expresiones permanecen imbricadas a un nuevo siglo en permanente cambio y evolución; el primero hace referencia al fenómeno que, en los 10 años de vida de la plataforma, ha llevado a los usuarios a crear canales donde el propio usuario es el protagonista y cuya regla básica es la creatividad; algo que parece inherente a los millenials, la generación crecida a partir de la década de los ochenta y que tiene como referencias el conjunto de experiencias sociales, políticas y culturales vividas a partir del año 2000.

Otro de los factores que han causado el crecimiento masivo de los youtubers ha venido de la mano de la tan manida crisis. Muchos de estos millenials, sin una expectativa clara de futuro, han optado por usar esa creatividad a la que hacíamos referencia para poder ganarse la vida a través de la red, en un periodo de transición en el que la pérdida identidad y calidad de los oficios de toda la vida ha conducido a este paréntesis con cierto carácter decadente por lo que se han abierto estas nuevas vías, nuevas expectativas y nuevas profesiones acordes a la mutación social acelerada en la que estamos inmersos.

Análisis aparte, existe un amplio abanico de posibilidades, censura mediante, con las que poder ganarse la vida siendo un youtuber. Ingenio, talento y, por qué no, una dosis de suerte en el azaroso juego del aquí y ahora, pueden catapultar cualquier propuesta desde el anonimato al estrellato en cuestión de clics.

Esto es lo que les ha sucedido a millares de músicos, artistas y cantantes que se han subido a este carro, de manera más o menos acertada, pero que han logrado conseguir cierta notoriedad en las redes y eso, a día de hoy, es sinónimo de dinero. Aunque nadie te asegure que puedas mantenerte en la cresta eternamente.

Silvia Johny lleva tiempo dando que hablar en las redes. Su portentosa voz lleva resonando en el metro de Nueva York desde hace unos años con sus versiones de clásicos de Aretha Franklin, Whitney Houston e incluso temas más actuales como el Stay With Me de Sam Smith, fiel a un estilo en el que su voz es la protagonista.

Un caso claro de triunfo con YouTube como trampolín es el de las Gardiners Sisters. En el lejano 2007, cuando la plataforma apenas contaba con dos años de vida, estas tres hermanas de Carolina del Norte comenzaron su andadura en las redes con vídeos caseros donde versionaban a Miley Cirus, Taylos Swift o atreviéndose con clásicos como Fly Like An Eagle de la Steve Miller Band. 9 años después su canal cuenta con más de 500.000 suscriptores, gracias a ello han conseguido cumplir su sueño publicando hasta 5 EP’s hasta la fecha.

Pero no sólo de voz viven estos youtubers. El humor es otro común denominador en la mayoría de estos vídeos, bien sea parodiando películas o a artistas como pueden burlarse de políticos mediante canciones de cosecha propia. Este es el caso de Jonathan Charles Cozart más conocido como Paint en su canal de YouTube que atesora más de tres millones y medio de suscriptores.

Lo que empezó con versiones de andar por casa de los Goo Goo Dolls, Justin Timberlake o One Republic ha terminado por transformarse en el éxito masivo de Boyce Avenue gracias a sus más de ocho millones de suscriptores y que les ha llevado a publicar sus discos de versiones en plataformas como iTunes o Spotify entre muchas otras.

Summermash ’16: el mashup del verano

En la década de los 80 surgen en la clandestinidad las primeras remezclas de éxitos centrados en el hip-hop, el R&B o el soul: el bootleg. De manera no oficial y bajo comercialización no lícita, estos remixes mezclaban canciones de diversos artistas en los que, bajo una base rítmica, esos temas a capella eran introducidos dentro de una misma pista.

Lo que empezó de manera underground fue transformándose en género dada la aceptación y explosión de un movimiento que tuvo en Pink Project, proyecto del productor de italodisco Stefano Pulga, la primera gran referencia oficial donde remezcla Another Brick in The Wall’  de Pink Floyd junto al éxito ‘Mammagamma’ de The Alan Parsons Project. Surge así el primer mashup de la historia.

En el otro lado del charco, concretamente Nueva York, Afrika Bambaataa y su Planet Rock surgen en respuesta al Pink Project mezclando temas de Kraftwerk con samples de producción propia.

Aunque la gran revolución llegó en la década de los 90 con la introducción de sistemas informáticos que permitieron la proliferación  y expansión del género. De ahí surgió The Whipped Cream Mixes en 1994 donde la música de Public Enemy se mezclaba con la de Herb Alpert con el homónimo tema de 1966, un ejercicio de bizarrismo de menos de 2 minutos.

Con la llegada y globalización de internet, gracias a Napster y las redes P2P, el mashup se masificó evolucionando hasta el Bastard Pop del que actualmente DJ Earworm es el máximo exponente. Sus mashups se han convertido en la gran referencia actual del género creando una legión de fans alrededor del mundo y que suelen recibirse como el pistoletazo de salida de la temporada estival y de navidad; sus United State of Pop. En ellos toma los ‘hits’ de la temporada para crear una remezcla de menos de 5 minutos en los que prácticamente suenan todas las canciones de mayor éxito en el Billboard de Estados Unidos. Con la llegada del solsticio, DJ Earworm ha vuelto para poner la casa patas arriba con una nueva entrega de Summermash, su mashup del verano, con temas de Drake, Justin Timberlake, Zara Larsson –confirmada para el Dcode 2016-, Justin Bieber, Beyoncé o Calvin Harris entre otros artistas. Por si os queda alguna duda, os dejamos con el vídeo que a buen seguro hará bailar a más de uno.

Para seguir el trabajo de Earworm os dejamos el enlace a su canal de YouTube.

Así canta Obama los temazos de Bieber, Katy Perry o Gaga

 

Logo de la cuenta de Youtube 'Barackdubs'

Logo de la cuenta de Youtube ‘Barackdubs’

Barack Obama es, sin lugar a dudas, uno de los mandatarios con más marcha del panorama internacional. Su mujer, Michelle, no se queda atrás y aprovecha sus apariciones públicas para hacer gimnasia con niños, marcarse algún que otro bailecito en platós de televisión o se pone melosa al son de melódicas canciones para animar a los votantes estadounidense a apoyar a su esposo. Pero nada que ver con el presidente de los Estados Unidos, que se ha convertido en todo un fenómeno viral por apropiarse de los éxitos más populares de Justin Bieber.

Él pone la letra, Justin el ritmo y los usuarios que se esconden tras la cuenta de YouTube ‘Barackdubs la chispa que hace que estos ingredientes se conviertan en un plato combinado estrella digno de degustar. El último tema que Barack Obama canta -o al menos eso es lo que parece- es su exitoso ‘Sorry‘, incluido en el nuevo álbum del cantante canadiense de músculos de acero y paquete photoshopeado. Mediante un laborioso trabajo de ‘corta y pega’ de decenas de discursos del presidente, estos artistas del multimedia logran componer palabra a palabra la letra de Justin Bieber y el resultado no podría ser mejor, como así mostramos en el siguiente vídeo.

Ya se arrancó a emular su ‘What do you mean?’

Y su ‘Boyfriend’, y es que Bieber le gusta especialmente

Pero, como comentábamos antes, esta no es la primera vez que el hombre más poderoso del planeta se arranca por bulerías (más quisiéramos verle entonar el ‘Ave María’ de David Bisbal). Ya ha cantado el mítico ‘Thriller’ de Michael Jackson…

Otro éxito pop, esta vez de Justin Timberlake, ‘Sexy Back’

Obama está bueno, al menos tiene su público, y por eso le permitimos entonar eso de ‘Sexy and I know It’ de LMFAO:

Cómo no iba a homenajear a Lady Gaga con su ‘Born this way’

O a Taylor Swift y el éxito que rompió moldes el año pasado ‘Shake it Off’

Tampoco se le resiste Ariana Grande y su ‘Problem’

Y el emblemático himno ‘Can’t Touch This’ de MC Hammer

Cómo iba a dejar fuera de sus éxitos a One Direction

Sorprendente aquí cantando el ‘temazo’ de cabecera de la serie ‘Pokemon’:

Además se atreve con los dúos y canta junto a Mitt Romney la canción de Katy Perry ‘Hot and cold’:

10 actuaciones que resumen los 50 años de la Super Bowl

Comienza la cuenta atrás y con ello nos empieza a latir con más fuerza el corazón. La 50 edición de la Super Bowl, uno de los eventos deportivos más prestigiosos del mundo, tanto en relevancia como en despliegue tecnológico y valor publicitario, ya está aquí. Este domingo, 7 de febrero, se enfrentarán en el terreno de juego los Denver de Broncos contra los Carolina Panthers para alzarse como vencedores de la NFL, pero para aquellos que esta parte del espectáculo no les seduce demasiado, también les informamos que los encargados de amenizar los 30 minutos del descanso serán Colplay y Beyoncé. No hay empresa que no sueñe con acercar sus productos a ese tiempo de descuento. Los acuerdos no están al alcance de todos y tan solo unos privilegiados llegan a firmar un acuerdo cuyos ceros casi se caen del cheque. ¿Por qué?

Para explicar parte del triunfo de este evento deportivo -y si nos permites que dejemos a un lado la faceta meramente deportiva- repasamos los estilismos y la calidad de los espectáculos que han ofrecido a lo largo de estos 50 años de historia grandes nombres de la música como Michael Jackson, Katy Perry, Britney Spears, Janet Jackson, Justin Timberlake, Prince o Madonna, entre muchos otros. Con una audiencia estimada en 120 millones de espectadores, se entiende el ingente presupuesto con el que cuentan este selecto grupo de artistas para su puesta en escena. Es normal que logren mantener pegados frente al televisor a medio mundo -180 países para ser exactos-, a diferencia de lo que se consiguió en su primera emisión, allá por el 15 de enero de 1967, pero es que el coste medio por minuto de emisión es astronómico.

Repasemos cuales fueron las 10 actuaciones más emblemáticas de los 50 años de historia de la Super Bowl paso a paso gracias al trabajo realizado por la página Stylight, que una vez más nos ceden sus ingentes esfuerzos para el deleite de los ‘malatinteros’:

Michael Jackson (1993)

No es fácil que una de las mayores estrellas de todos los tiempos se suba al escenario de la Super Bowl si ningún otro cantante o grupo le ha precedido. Pero cuando el rey del pop constató que sería retransmitido en más de 120 países, no se lo pensó dos veces: “¿Me estás diciendo que este espectáculo se va a retransmitir en lugares donde yo jamás daré un concierto? Cuenta conmigo”. Tras el impresionante show, los índices de audiencia de la Super Bowl incrementaron un 8,6%. ¡Así es como Michael Jackson mantuvo vivo el show!

michael-jackson

Diana Ross (1996)

La gran Diana Ross se cambió de outfit casi tantas veces como el número de canciones que interpretó durante el show de la Super Bowl. Su abrigo dorado se convirtió en una impresionante montaña de oro brillante y, al final de su actuación, las espectadores vieron una de las salidas más espectaculares en la historia de la Super Bowl: ¡Diana salió del estadio en helicóptero cantando “Take me higher”!

Stylight-Super-Bowl-1996-Diana Ross

Aerosmith, ‘N Sync, Britney Spears (2001)

¿Quién no estuvo en el espectáculo de la Super Bowl XXXV? ‘N Sync, Aerosmith, Britney Spears, Nelly, Mary J…, y no olvidemos además la participación de Ben Stiller, Adam Sandler y Chris Rock. Quizá esta extraña mezcla es la razón por la que el espectáculo no acabó de cuajar para la prensa…

Stylight-Super-Bowl-2001-NSYNC-Aerosmith-Britney-Spears

Janet Jackson & Justin Timberlake (2004)

Hay dos segundos que todo el mundo recuerda del show de la Super Bowl de 2004: ¡el momento “pezón”! ¿Fue realmente un problema de vestuario tal y como se excusó Janet Jackson? Lo que sí es seguro es que el incidente fue uno de los más comentados en la historia de la televisión americana. El público pareció olvidar que fue Justin Timberlake el que dejó al descubierto el pezón de la cantante, que recibió críticas y acusaciones.

Como dato curioso cabe mencionar que el escándalo le sirvió de inspiración al cofundador de YouTube Jawed Karim para crear la plataforma de vídeos. Además, a partir de entonces hay un retraso de dos segundos en la retransmisión del show para evitar incidentes similares.

janet-justin

Prince (2007)

Lo que mucha gente no sabe acerca del show de la Super Bowl es que a los artistas que actúan no se les paga. ¡Ni siquiera a un músico como Prince! ¿Injusto? Bueno, si nos fijamos en el valor publicitario de un espectáculo como este, estaríamos hablando de alrededor de siete millones de dólares. Forbes valoró, por ejemplo, la actuación de Madonna en 2012 en cerca de 84 millones de dólares. ¡No está nada mal! Las ventas del álbum de Prince se duplicaron tras su estelar actuación en la Super Bowl y, por si eso fuera poco, la prensa lo tituló como “El mejor show en la historia de la Super Bowl”.

prince

The Black Eyed Peas (2011)

Trajes de cuero satinados, grandes éxitos, el apoyo del cantante de Guns n’ Roses, el guitarrista de Slash y Usher…, y aún así The Black Eyed Peas no consiguió satisfacer al público. Por suerte, el show no es el único gran evento que tiene lugar en el descanso de la Super Bowl. Se pueden ver a famosos como David Beckham, Brad Pitt, Scarlett Johannson, Clint Eastwood y Oprah Winfrey en los anuncios producidos para este gran evento. ¿Y cuánto tienen que pagar las empresas por 30 segundos? ¡En 2015 el precio aumentó a 4,5 millones de dólares! En 1967 fue de 37.500 dólares…

Stylight-Super-Bowl-2011-The-Black-Eyed-Peas-Slash

Madonna (2012)

¿Crees que es imposible batir récords en la Super Bowl? 114 millones de espectadores estadounidenses vieron el espectacular show de Madonna, casi tres millones más que el propio partido con una media de 111,3 millones.

Todavía no podemos decidir qué fue mejor: la entrada triunfal de la cantante al más puro estilo gladiadora o sus diseños de Givenchy… Riccardo Tisci tuvo el honor de diseñar sus outfits.

madonna

Beyoncé (2013)

Una de las palabras que mejor describe la actuación de Beyoncé en el show de la Super Bowl XLVII es «muy hot». Y, aunque había negado que las Destiny’s Child se reunirían, lo cierto es que Michelle Williams y Kelly Rowland se unieron a ella en el escenario.

La cantante debió de hacer un buen trabajo en la Super Bowl, porqueeste año va a volver a actuar junto a Coldplay y Bruno Mars.

Stylight-Super-Bowl-2013-Beyonce

Bruno Mars (2014)

¡Bruno Mars sorprendió al público! Aunque muchos temían que no pudiera contra artistas como Madonna y Beyoncé, el cantante se hizo dueño del escenario en todo momento, llenándolo de glamour con su chaqueta retro dorada. Después de un solo de batería, increíbles movimientos de baile y éxitos como “Just the way you are”, el público simplemente le adoraba, ¡tanto que este año repite!

Stylight-Super-Bowl-2014-Bruno-Mars

Katy Perry (2015)

¿La actuación de Katy Perry en el show de la Super Bowl? ¡Por donde empezar! Llegó al escenario montada en un tigre robot cantando “Roar”, bailó con “tiburones” en el escenario, lució cuatro outfits diferentes… Con todo esto y más podemos entender cómo fue capaz de batir el récord de espectadores del increíble espectáculo. Además, durante la actuación de la cantante se enviaron más de tres millones de tweetsrelacionados con el show, que contó con el apoyo de Lenny Kravitz y Missy Elliot. ¡Sin duda, Katy Perry es la reina del espectáculo de la Super Bowl!

katy-perry

J. Todd Anderson, el ‘traductor visual’ de los Coen

Ya mencionábamos en Malatinta que el proceso de creación más puramente visual de una película comienza ni más ni menos que por el storyboard. No sólo se trata de una indicación ilustrada del guión, también es el proceso que permite al equipo entero visualizar cada plano y escena antes poner en marcha cámaras, luces y movilizar a los actores. Algunos directores, quizás los más atrevidos o creativos, pasan por saltarse este proceso previo al rodaje. Sin embargo, lo cierto es que el story puede revelar al director ciertos problemas o dificultades en rodaje que se pueden ver solventadas antes de comenzarlo, lo cual no hace sino mejorar la realización, las horas de trabajo y también el presupuesto de la película.

Los hermanos Coen son esa clase de directores aférrimos al proceso de creación del storyboard. El artista que os presentamos hoy se llama J.Todd Anderson y consiguió su primer trabajo con los hermanos Coen tras pasar un largo casting (de dibujos) tal y como si se hubiera tratado de un casting de actores.

Es mi trabajo plasmar en papel aquello que el director tiene en mente. No es mi trabajo crear los planos. Más bien se trata de interpretar el lenguaje (palabras) de los directores y convertirlo en un lenguaje visual (storyboard). Es muy importante que capture en el papel lo más cercano posible aquello que está en la mente del director. Así, desde antes de caminar y recorrer el set, todos saben de qué se trata.

J. Todd Anderson ha sido el creador de los storyboards de películas tan conocidas de los Coen como lo son Barton Fink, Fargo, True Grit o El Gran Lebowski. Se ha convertido en el artista fetiche de los hermanos, que desde su primer trabajo han confiado en él para trasladar todos sus guiones a esas pequeñas viñetas que lo ilustran todo. Anderson calcula que puede tardar unas 6 semanas en acabar un storyboard de un guión medio y dice del proceso que “es trasladar al papel la mente del director para que en el rodaje todo el mundo esté haciendo la misma película y no haya nadie que tenga que imaginar qué está pasando”.

[photomosaic ids=»6982,6983,6984,6985,6986″]

Para la última película de los Coen Inside Llewyn Davis, J. Todd Anderson ha sido el elegido para hacer el storyboard una vez más y, su trabajo plasmando el guión ha tenido que ser sobresaliente, porque así ha quedado la película.

Inside Llewyn Davis es la historia de un cantante aspirante a poder vivir de la música, un artista sin rumbo fijo, que busca su futuro en una maltrecha ciudad en la que puede sobrevivir únicamente gracias a la caridad de sus amigos y conocidos. A simple vista, podría parecer difícil sentirse identificado con este personaje. Sin embargo, para eso están los Coen, metiéndose al público en el bolsillo desde el momento en que el primer foco se enciende y vemos a ese cantautor con su guitarra.

Sin duda Oscar Isaac (Llewyn) y su descorazonada pero gran historia es una de las razones para ver la película, aunque no la única. A destacar: una casi irreconocible (interpretativamente hablando) Carey Mulligan, dejando de lado toda la dulzura que habíamos podido ver en otros de sus papeles hasta la fecha; esa fotografía plagada de halos angelicales obra de Bruno Delbonnel, la magia de John Goodman allá donde aparezca, la maravillosa y divertidísima escena de Adam Driver y Justin Timberlake con Isaac: Mr Kennedy. Y, sin duda, su inmejorable banda sonora, posiblemente una de las mejores del año, plagada de temas que invitan directamente a la reflexión sobre los personajes.

 [photomosaic ids=»6989,6988,6987″]

A rasgos generales, la historia Llewyn podría ser extrapolada a cualquier persona que tuviera pendiente algún sueño que cumplir, los mismos sueños que a la vez nos alimentan como nos vuelven totalmente apáticos. Los mismos sueños que nos hacen darlo todo o ignorar ciertas situaciones al no cumplirse nuestras expectativas. Inside Llewyn Davis es una película tan asentada en el contexto de la más cruda realidad que tan pronto te da de bruces como te hace reencontrarte contigo mismo, con tu entorno, con la música y con el propio cine. Un imprescindible de la temporada y una potencial acaparadora de premios. Tiempo al tiempo.

A continuación podéis ver el tráiler de la película.

Página 2 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén