Crees que puedes percibir sus aromas, estás convencido de que podrías alcanzar ese suculento postre con tan sólo alargar la mano, incluso supones que eres capaz de contemplar su promesa gustativa en todas sus dimensiones. Pues te equivocas, la artista Mary Ellen Johnson ha jugado con tus sentidos y ha dado rienda suelta a la magia que emana de su pincel para transformar lo inexistente en casi real.

El hiperrealismo de esta pintora de New Jersey que afirma que sus obras “revuelven impulsos viscerales y psicológicos, evocan la nostalgia y un anhelo intrínseco de gratificación” logra definir con suma precisión los detalles de distintos platos, delicias culinarias que tan sólo son una mera ilusión, una promesa gustativa dramáticamente truncada, ya que, por muy apetecibles que parezcan, nunca podrás catarlos… ni siquiera olerlos.

Esta artista considera que  “la comida comunica un lenguaje visual que cruza las barreras de las diferentes culturas, para la comida es una experiencia universal” y sin duda, consigue su objetivo con una minuciosidad asombrosa que dota casi de tridimensionalidad a sus creaciones.

Mary Ellen es capaz de recrear toda una carta de postres ante tus ojos sin que seas capaz de percibir que se trata tan sólo de recreaciones hiperrealistas con una delicada técnica al óleo y cuya concreción te hará la boca agua cual perro de Pavlov, sobre todo si el dulce te resulta adictivo.

 

Porciones de una gran variedad de tartas y pasteles, gigantes copas de helado, cheescakes cuya esponjosidad casi se degusta con con tan sólo un vistazo, tortitas con un sugerente y tentador sirope que resbala sobre ellas, cupcakes cuya riqueza cromática rivaliza con la rica y sabrosa promesa de sabores que parece esconder en su interior, sandwiches cargados de delicias de todo tipo… Mary Ellen plasma sobre un contrastado fondo oscuro un sinfín de creaciones llenas de realismo.

Un indudable dominio de la luz, una increíble habilidad para definir las texturas y una gran capacidad para captar el colorido y la elasticidad y naturalidad de los alimentos son sólo algunas de las claves de esta artista cuyas obras te invitamos a conocer si eres capaz de mantener el tipo y no rendirte pocos minutos después al, más que pecado, placer de la gula que sugieren sus trabajos.