Mario Casas, desnudo por exigencias del guion