Contrapuestos que conviven en una misma instantánea en pacífica armonía, composiciones marcadas por el contraste no sólo de conceptos sino también de tonos y formas, una lúdica fusión entre comida y objetos habituales… son las claves de las obras de Lizzie Darden, una artista bajo cuyas manos el diseño gráfico, la tipografía y la ilustración se tornan comestibles.

Esta artista estadounidense – nada reticente a expresar sus pasiones: “casi más apasionada por los gatos que las personas” y espectadora reiterada de la serie ’30 Rock’- ofrece un espíritu juguetón y colorista en sus creaciones en las que comida y cotidianidad son los protagonistas a partes iguales.

Recién graduada por la Universidad del Norte de Florida, con un BFA con especialización en Diseño Gráfico y Digital Media, confiesa su gran pasión por la ilustración digital, así como por la marca y el motion design. Ya avisa en su web de su carácter juguetón: “Si usted disfruta de juegos de palabras vamos a llevarnos bien fabulosamente”, lo que define claramente el espíritu de esta artista cuyas series estampan la curiosa, amplia y versátil concepción que plantea sobre la comida. Ejemplo de ello es su serie ‘Play with your food’, que define como “un experimento” en el que explora la curiosa fusión entre tipografía, comida y juegos de palabras visuales.

Su serie ‘Easy eats’, creada para una campaña de la Red de Alimentos, está dirigida a los adultos jóvenes y los estudiantes universitarios  no familiarizados con el mundo de la cocina a quienes ofrece todo un mundo marcado por la riqueza cromática. ‘Wild Child Daycare’ hace un llamamiento a la generación de jóvenes padres con unas obras basadas en el uso de colores brillantes que evocan sensaciones en torno a la diversión y la libertad.

¿Quieres conocer más obras de esta artista? Te invitamos a visitar sus espacios en Behance y Facebook, conseguirá sorprenderte aún más.