Renovarse o morir, ése es el lema que cada Año Nuevo inspira nuestro espíritu de supervivencia para purgar nuestras emociones y espíritu de superación de cara a una nueva temporada. El 1 de enero se configura como un renacimiento, como la excusa perfecta para iniciar un nuevo ciclo que parte de un ‘reseteo’ mental que elimina los aspectos negativos de nuestra vida para dejar pasar a otros más positivos. Y hay que aprovechar este espíritu para incentivar nuestro conocimiento y creatividad.

Los propósitos del nuevo año suelen incorporar deseos como eliminar algunos vicios, adquirir nuevas habilidades, explotar la vena creativa y potenciar una vida más saludable. Malatinta te invita a conseguir un deseo que al menos cumplirá tres de estos requisitos, el resto corre por tu cuenta… ¿Quieres aprender a cocinar? ¿Uno de tus propósitos de Año Nuevo es lograr ser creativo en la cocina?

Si cada vez que ves Top Chef o Masterchef  deseas emular a alguno de sus concursantes y deseas enfundarte un gorro de chef y aquel delantal que te regalaron las pasadas navidades, es hora de conseguir hacer realidad este deseo. Y la falta de tiempo ya no es una excusa, existen numerosas aplicaciones para enseñarte a cocinar, aquí te mostramos las cinco mejores apps para conseguirlo, tú solo debes aportar las ganas y cuidarte de proteger tu smartphone o tablet en la cocina cuando las uses:

¿Qué cocino hoy? Recetas de cocina

Costillas asadas con patatas, roscón de Reyes, panettone de chocolate… esta aplicación gratuitate ofrece un sinfín de recetas para sacar el chef que llevas dentro. Con ella podrás encontrar más de 3.000 recetas con fotos y vídeos, buscar por ingrediente, guardar aquellas favoritas, comentarlas e incluso compartirlas. Cada una de ellas te indicará el grado de dificultad, la temporada, la duración de la elaboración y su procedencia. Además, la aplicación varia las cantidades en función de los comensales lo que resulta sumamente útil.

 

Canal Cocina

Este canal de televisión dispone de su propia aplicación con la que podrás combinar ingredientes, tipos de platos -entrantes, primeros, tapeo…- así como el tiempo para encontrar la mejor opción según tus posibilidades. Además, cada una de ellas contará con una ficha, un apartado para conocer los ingredientes y para ver la preparación. Cuentas igualmente con una sección ‘Destacados’ y la opción de compartir las distintas recetas.

Yummly

En inglés, esta aplicación resulta útil para todo tipo de comensales y cocineros, ya que presenta una densa información nutricional con datos como las calorías, el colesterol, el sodio y potasio. Además, te permite la posibilidad de adaptar las cantidades según el número de invitados. Podrás añadir las distintas recetas con etiquetas según el tipo de plato y realizar búsquedas en función de las calorías, carbohidratos, grasas y colesterol por lo que se antoja muy necesaria de cara a planificar una dieta saludable. Una de sus curiosidades es que ofrece la posibilidad de incorporar los ingredientes que necesitas en una lista de compra personalizada con lo que podrás planificar tus platos y próximas adquisiciones de forma cómoda.

Elle Gourmet

Los habituales aperitivos, primeros, segundos… unen fuerzas con otras alternativas más sofisticadas en esta aplicación como “Universo Foodie”, “Sabores de Italia”o “Recetas ligeras”. Preparada para los más avanzados, esta app permite realizar búsquedas por recetas, por ingredientes, tipo de alimento, calorías…

Kitchen Stories

Esta opción es ideal para los más novatos que requieren saber la diferencia entre la sal marina y la de mesa, cómo organizar una nevera o los diferentes tipos de sartenes. Con opciones en inglés y en español, cuenta con distintos vídeos tutoriales para aprender a usar el cuchillo, los trucos esenciales de repostería o cómo preservar los alimentos. Incluye recetas de todo tipo, con información sobre la dificultad, el tiempo y datos nutricionales. Además, puedes guardar las distintas recetas, utilizar su temporizador para calcular los tiempos de cocinado y usar su lista de la compra para que no se te olvide ningún ingrediente básico.