Color, realismo y sensualidad, mucha sensualidad es lo que nos ofrece JKB Fletcher. Británico de nacimiento y australiano de adopción, este pintor ha sabido aunar en una sola obra el trabajo de varios artistas: Bodypainting, fotografía y pintura. Cuadros que pasan la barrera del hiperrealismo. Fletcher nos muestra de primera mano y con todo lujo de detalle, partes del cuerpo que gracias a él descubrimos de una sola pasada. Partes empapadas de pintura y con entidad propia que desvelan que hay tras cada una de sus heroínas.

Una técnica que desafía a los grandes del hiperrealismo y cuyo proceso demuestra la habilidad perfeccionista de este joven pintor que ya empezó a gestarse desde la universidad. Perfeccionista, detallista y lenta, ya que para realizar uno de sus cuadros primero debe tomar cientos de fotografías a la modelo en diferentes poses para poder dar forma a cada una de sus obras. Un trabajo que le puede llevar a dedicar más de 100 horas, debido a que debe editar y recortar las fotos, para más tarde elegir la foto más adecuada para empezar a pintar, según el artista, ” el desarrollo de mi pintura se basa en la forma, profundidad y estructura. Una estructura que con menos de un milímetro de espesor de óleo consigo crear ese efecto de hiperrealidad”. Una obra en la que textura, color y luminosidad hacen protagonista a la figura femenina.

Ironman

‘Post Neo Cubismo’ el nuevo concepto de street art de Belin

La pintura de las heroínas

Hero Face Project es su serie estrella con la que ha conseguido llamar la atención de público y crítica internacional. Cuadros en formatos enormes con óleo como herramienta. Una serie que cabalga entre pintura e ilustración, demostrándonos que cada día más, esa línea tan frágil que separa ambas disciplinas se está rompiendo, fusionándose como una. Unos trabajos que son la encarnación de sus personajes preferidos del comic, llevados a las galerías por medio de la interpretación en la pintura y en la figura femenina. Una interpretación que gracias al bodypainting ha podido poner cara y llevarlas al éxito, ya que gracias a “sus heroínas”, consiguió ser finalista en el Metro Gallery Art Award del 2011. Una obra que está distribuida tanto en colecciones australianas, como internacionales. Fletcher nos muestra por medio de la pintura corporal la verdadera realidad de sus mujeres. Mujeres que juegan a ser heroínas y heroínas que juegan a ser mujeres. 

See-(Dr.-Manhattan)

Pero Fletcher no sólo ha querido demostrar su talento en el mundo de la pintura, sino que en 2013 participó junto a MAFRIS en un video basado en su serie Hero Face Project and Dirty Faces