La cultura de la teta grande, ande o no ande.

Que sí, que existen gustos para cada busto y pechos para cada paladar y que no todo el mundo es igual, pero no podemos negar que en general andamos un pelín obsesionados con la búsqueda de la teta perfectaTeta que mano no cubre, no es teta, sino ubre; pero teta que no cubre mano, no es teta, sino grano. Y las que no son así o asao’, ¿qué son? ¿Berenjenas?

Queremos tetas “perfectas”, de las que vemos en las pelis ¿porno? Simétricas, antigravitatorias, sin estrías, con la distancia adecuada entre ambas para que luzca bien el canalillo y con pezones acordes que den ganas de pellizcar. No sólo se nos exige ser supermujeres, sino que encima también tenemos que tener supertetas… ¡Y no es nada fácil encajar y escapar de las múltiples exigencias que se le piden al cuerpo de la mujer actual!

exigenciasEl pecho de una mujer acaba convirtiéndose en una herramienta con la que gustar o agradar y no, no fueron creados con ese fin exactamente. ¿Acaso no es otra forma en la que el patriarcado expone su poderío de macho cabrío?

Puede que algunos penséis que estamos exagerando pero… Un periódico tan mediático como The Sun ha lanzado un concurso cuyo mensaje reza así: “¿Tienes algo de delantera? Comparte fotos de tu escote para ganar 1.000 libras”?; imaginaos que lanzaran este otro concurso: “¿Tienes un buen miembro? Comparte las fotos de tu paquete para ganar 1.000 libras”? ¿Os suena igual de bien? ¿Qué os parece?

Han recibido un montón de respuestas, sólo que tal vez no son las que esperaban. Os dejamos una selección de los tweets de algunos seguidores, han troleado queriendo o sin querer el concurso, han enseñando sus canalillos -un tanto particulares-, y han conseguido dar un toque de humor a esta competición tan ordinaria y de tan mal gusto.

Desde la redacción de Malatinta os lanzamos un reto: ¿os atrevéis a uniros a la causa mandándonos fotos de vuestros atípicos canalillos y empezar así con unas risas el fin de semana?