Decora tu salón con sofás de colores

Si te gusta el color hasta en los días más crudos del invierno, estás de suerte, porque hoy traemos un artículo que llevará los tonos más alegres a tu vivienda durante todo el año. Si eres atrevido, dejarás de lado la decoración con base neutra y pequeñas pinceladas coloridas, y llevarás el toque de color a uno de los muebles más notorios, convirtiéndolo en el protagonista absoluto. De este modo nos centraremos en cómo decorar el salón con sofás de color.

Una vez decididos a poner una gran masa de color en nuestras vidas, habrá que decidir en qué modo lo hacemos. Veamos algunas de las opciones que existen:

Colores lisos
Somos atrevidos pero hasta cierto punto. Mejor ser elegantes que pecar de excesivos con texturas, motivos geométricos o con un combinado de colores. Con un color liso es suficiente si lo que queremos es lograr una decoración viva a la vez que capaz de estar presente en estilos más clásicos.

Estampados
Nos encanta el color y además bien variado. Si es así, nada mejor que ayudarnos de estampados para darle más alegría a nuestra paleta de colores. Eso sí, está bien ser generosos con las tonalidades, pero si también queremos decorar el salón en un estilo contemporáneo o incluso clásico renovado y alejarnos de un estilo pop o kitsch, os recomendamos que el resto de elementos de la sala sea neutro para que la decoración del conjunto no se nos vaya de las manos.

¿Colores fríos o colores cálidos?
Gran pregunta que no podemos dejar de hacernos antes de liarnos a retapizar alegremente el sofá. Si utilizamos tonos azules, verdes o morados nos estaremos decantando por tonalidades frías, mientras que si elegimos colores amarillos, naranjas o rojos nuestro salón desprenderá un ambiente cálido. Ambas opciones son buenas, sólo hay que decidir las sensaciones que queremos transmitir y hacer que el resto de la decoración esté en armonía.decorar-con-sofas-de-color-16

Sofá chill out
No es que a determinada forma del sofá haya que adjudicarle un color u otro, pero sí es verdad que algunos se prestan más que otros a la variedad cromática. Es el caso de los sofás chill out, que con sus módulos independientes de asiento bajo resultan perfectos para jugar con la variedad de colores. El resultado puede ser el sofá ideal para los amantes de un estilo desenfadado y alegre.

Sofá clásico
En el caso de que busquemos un salón clásico con toques modernos, el color en el sofá puede ayudarnos a rebajar los tintes clásicos, creando un puente entre estilos tan divergentes.

Anterior

Levi´s potencia su lado más “ECO”

Siguiente

Rumores de venta sobrevuelan el castillo de Drácula

  1. Layla

    Me gustaria saber precios y tener un numéro de téléfono para contactar con ustedes.
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén