La porcelana en Limoges, y los vasos en Murano: los mejores artesanos para el estreno de la Maison en el arte de la mesa

La vajilla Monogram Flower Tile, de Louis Vuitton, elaborada en porcelana de Limoges, ilustra la sencilla y atemporal elegancia de la porcelana. Se trata de una combinación esencial de blanco y azul. Los diseños son una ilustración gráfica de la emblemática flor Monogram de la Maison. Incluyen sutiles destellos de acuarela sobre un fondo ultrablanco. Esta disponible en diversos formatos. Desde platos hasta amplios cuencos. Además, el conjunto aporta un toque de art de vivre a cualquier ocasión, desde tomar un té hasta disfrutar de la cena.

Los vasos Twist de Louis Vuitton están disponibles en Crystal Clear, en un cautivador azul zafiro, ámbar, verde   esmeralda   y   rojo   rubí   veneciano.   Todos reflejan una esencia de sofisticación  a coda sorbo. El dinámico diseño presenta una forma de espiral que emerge desde la flor Monogram, en el fondo del vaso, un dibujo que aporta una dimensión artística a la vibrante experiencia visual y táctil.

Las jarras Flower completan la colección y maridan con gran armonía con las copas. Tanto los vasos como las jarras está elaborados con la maestría de Simone Cenedese, poniendo en relieve el savoir-faire de la cristalería de Murano: cada pieza tiene un carácter único.