Apocalipsis tartán: ¿por qué llevan la misma bufanda?

Todas las que vestimos de Inditex Todas las españolas vivimos con el mismo miedo: llegar a una reunión de cualquier clase y que fulanita aparezca con nuestro mismo modelito zarero.pinkTeniendo asumido que 7 de cada 10 prendas que vemos por la calle salieron del imperio textil gallego –estadística que me acabo de inventar– (edito: según publicó Europa Press en un artículo de 2012, una de cada dos españolas viste ropa de Zara) es cierto que la gran mayoría confía en el gigante español para su día a día, aunque no solemos arriesgarnos en los eventos señalados. La que se atreva ya sabe lo que se está jugando.

Eso sí, el resto de invitados te agradecerá infinitamente la puesta en bandeja del debate de la noche: ¿A quién le queda mejor?

bufandaA este problema del primer mundo hay que añadir que todas las temporadas Mr. Ortega saca a la palestra tres o cuatro hits que, desde su primera aparición en campaña, oráculos como Devil Wears Zara auguran como “plaga”, ya sea por su precio, originalidad, ponibilidad o similitud con alguna prenda de pasarela (o “clon”, que diría la propia Carmeron, toda una experta en estos hallazgos). Cómo olvidar la dichosa parka con mangas negras de polipiel que aún anda por nuestras calles, o el little black dress con mangas de plumettique tantas cenas de Navidad ha solucionado.

A pesar de estos riesgos, es inevitable no caer en la tentación cuando parece que en A Coruña han tejido la prenda de tus sueños sólo para ti… aunque la dura realidad es que no somos tan pioneras como nos creemos y a la mayoría nos pasa por la cabeza exactamente lo mismo. E Inditex sabe lo que es.

Si hablamos de moda básica, por el contrario, normalmente el riesgo es asumible. Pretender ser la única en llevar un pantalón negro de 19.90 € ya es querer hilar muy fino. Bien combinado, un básico es tan personalizable como inofensivo, por muchas que lo lleven no hay peligro de efecto Dolly. Siempre se puede reinventar un vaquero, una camiseta blanca, unos zapatos negros, una bufanda de cuadros…

La bufanda tartán de Zara, en Mango y Stradivarius

La bufanda tartán de Zara, en Mango y Stradivarius

No. Una bufanda de cuadros no.

Porque lo de la bufanda de cuadros de Zara no tiene nombre.

blogger-image-1877144421Si no te habías dado cuenta desearás no haber leído este artículo, porque a partir de ahora verás por la calle más gente de cuadros escoceses que cuando ibas al colegio de uniforme. El fenómeno es pasmoso no sólo por la escandalosa profusión de unidades, sino porque ha logrado trascender un invierno para multiplicarse al siguiente, un hecho bastante insólito en el mundo del low cost. No sabemos qué es –tamaño, colores, trama, textura…- lo que consigue convertir un simple trapo en una prenda totalmente reconocible, deseada por muchas (¿es que nadie tenía ya una bufanda de cuadros?) y copiada por todos (Mango, Primark, Stradivarius y Pull and Bear, entre otros, también quieren su trozo del pastel y tienen sus propias versiones). Mil ideas de combinaciones minan tablones de Pinterest y la obsesión de hacerse con la prenda estrella para el frío ha llegado al punto de verla subastada en eBay. Prueba a poner “bufanda cu” en Google y sorpréndete con la primera sugerencia que te ofrece el buscador.

Porque esa es la otra pregunta: ¿en serio que el objeto de deseo de la temporada es una bufanda de cuadros (este año también!)? ¿a nadie se le había ocurrido antes? Por lo que constatamos en las calles, hay valientes outsiders que se ponen el mundo por montera y la siguen añadiendo a su outfit diario (ande yo caliente…) aunque tengan que enfrentarse a las miradas láser de las muchas adversarias tartán que se encuentran en su camino, teniendo que soportar un microsegundo de vergüenza propia y ajena. Alguna hay (ya sabéis, una amiga…) que la ha desterrado al fondo de un altillo negándose a formar parte de una invasión que roza el ridículo. Con pena, eso sí, porque la triste realidad para las que no quieran pertenecer al rebaño es que la bufanda es preciosa y súper calentita. Tuya es la elección –porque tú también tienes esta bufanda-: sacarla o no del armario… y a ti con ella.

Anterior

7 Estrellas Michelin en el ‘Gourmet Experience’ de Serrano

Siguiente

5 maquillajes para provocarles un infarto en Nochevieja

2 Comentarios

  1. Yo me negué a comprarme la bufandita de las narices en el imperio Inditex y me fui a Mango, donde tienen un par de modelos (uno de cuadro y otro de pata de gallo) que hasta la fecha no he visto a nadie. Y a huir.

  2. la mejor bufanda la de Lenny Kravitz y ya esta XD lo peor es q la bufanda cu…. en cuestión tiene los mismitos estampados que mi falta del colegio por lo que me parece no haber salido de allí!!! todas de uniforme!!! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén