Buyo Interiores ha creado una casa sostenible que se mimetiza con el monte mediterráneo

Entramos en esta casa situada en Tibi, un pequeño pueblo del interior de Alicante con menos de 2.000 habitantes. Está completamente rodeada del casi hipnótico monte mediterráneo.

Una de las ideas imprescindibles del equipo tiene que ver precisamente con el encanto único del sitio. Por eso, la orientación de las habitaciones está pensada para disfrutar de lleno de las maravillosas vistas.

Al abrir los ojos, tenemos delante el espectacular Macizo del Maigmó. Su silueta domina el Paraje Natural con sus 1.296 metros de altitud. Además, el barranco de Torrosella completa las impresionantes vistas.

El diseño, la construcción y el interiorismo es obra de José Buyo junto a su equipo en Buyo Interiores, un estudio de interiorismo situado en Alicante con 15 años de experiencia en el sector.

La clave de su diseño fue integrar la vivienda en el maravilloso paraje árido y puro mediterráneo. Por eso usaron madera termotratada de pino para todo el exterior e interior. Mantuvieron un diseño muy lineal, sencillo, puro y natural. 


La vivienda es completamente autosuficiente con orientación sur. Tiene instaladas placas solares con baterías de litio. Un depósito recoge el agua pluvial, dispone de climatización con hidroestufa de pellets. Todos los muebles, carpintería y cocina de madera están fabricados en pino reciclado a medida. “Es nuestro granito de arena a la sostenibilidad”, nos cuentan de Buyo Interiores.

Para los elementos decorativos, aparte de los realizados a medida, los interioristas han contado con marcas como Ferm Living, Gandía Blasco o Zara Home.