Resultados de la búsqueda: "dormir" (Página 1 de 5)

Método 4-7-8: la fórmula secreta para tardar solo un minuto en dormirte

No poder dormir desgasta a cualquiera. El cansancio no solo es físico, sino también mental cuando nos pasamos la noche en vela y no hacemos más que dar vueltas a la cama desesperadamente y contemplando el techo con la esperanza de que el cansancio termine por cerrar nuestros párpados.

Leer más

12 ideas de camas bajas ¡A dormir al suelo!

¿Verdad que tiene un encanto especial dormir casi sobre el suelo? Además de estético, en la decoración de dormitorios pequeños o de techos bajos ésta es la opción estética más adecuada: Las camas bajas tienen la virtud de ampliar el espacio visual del dormitorio, haciendo que parezca más grande y espacioso. Además, tienen un cierto aire zen que aporta serenidad y tranquilidad a una zona donde el descanso es lo primordial…

En general, todos los muebles bajos tienen esa cualidad: un sofá de respaldo alto siempre suele parecer más grande que uno de respaldo bajo, una estantería a media altura corta menos el espacio que una de un par de metros… Digamos que los muebles que van casi sobre el suelo o que se quedan muy por debajo de la línea de los ojos ayudan a ampliar visualmente los metros disponibles en espacios pequeños.

En cuanto al dormitorio, aunque la opción más bajita y económica es colocar el colchón sobre el suelo, apto normalmente para espacios minimalistas, industriales o bohemios, lo cierto es que no es necesario llegar a esos extremos para disponer de una cama baja: lo habitual es contar con una base de somier de poca altura, como una estructura de palets, de cartón o de madera, un tatami de estilo japonés o una base tapizada en la que se encastre el colchón o incluso un sistema elevado bien con pequeñas patas o bien con una base central que soporta la estructura, siempre que el conjunto no supere los 20 cm, ya que encima debe ir el colchón…

Obviamente si tratamos de conseguir una cama baja y salvo que la estructura sea de encastre, el colchón debe acompañar, siendo lo habitual es que también éste fino. Nada de colchones de 30cm que añaden altura a la cama… Claro que si tienes un piso pequeño igual necesitas un canapé para guardar cosas. En ese caso, lo ideal es contar con un colchón “mini” (los hay de no más de 12 cm) y así conseguir un efecto de cama baja pero con almacenaje.

Es decir, en la decoración de dormitorios, lo importante para conseguir este efecto es que el conjunto de la base+colchón no supere los 35cm aproximadamente en total, por lo que jugando con ellos puedes darle más altura a lo primero y menos a lo segundo o viceversa. Como cabecero de cama, lo habitual es que este tipo de camas vayan desnudas, sin cabecero, para potenciar al máximo este efecto, pero si te decides por uno, trata de jugar más con la línea horizontal que con la vertical.

Up, Frozen y otras terroríficas historias para no dormir

Muchos consideraron que la película de Disney Up era una tierna e incluso lacrimógena historia de un cascarrabias, pero a la vez adorable, abuelo que luchaba cual David contra Goliat por salvar su hogar de la vorágine de una urbe en expansión, que conocía a un rechoncho niño que en un principio le saca de quicio, pero que al final le cambió la vida. Mucho ha cambiado la historia en manos de Bobby Burns, un usuario de YouTube que ha visto en esta trama una auténtica película de terror capaz de infartarnos del susto que bien podría reposar en la estantería del Blockbuster en la sección de terror.

Pero Bobby Burns no se ha quedado ahí, ya que en su haber cuenta con otras terroríficas historias que el equipo de Disney trataba de vender como dulces cuentos para niños con profundas moralejas que transmiten valores a los más pequeños de la casa. Que no te engañen. Para niños no es. ¿O a vosotros os parecen divertidos los siguientes trailers? Frozen, Toy Story, Los Increíbles

¡Despiértate a base de orgasmos!

Sabemos que probablemente la mayoría de vosotros no trabaja en fin de semana y que no es el momento ideal para mencionar la palabra ‘despertador’. Ni muchísimo menos para recordarte que tendrás que ponerlo el lunes para volver a la rutina.

Sin embargo tal vez nos perdones al contarte esta noticia. Y es que te va a dar una alegría al cuerpo, como la Macarena ¡aaaay!  (Lo sentimos, nuestras neuronas también se encuentran en sábado y a veces hay fallos en las conexiones cerebrales).

Leer más

Encuentra los 6 gigantes de madera reciclados

Imagina que estuvieras andando por un bosque y te encontraras con un gigante. Un gigante de varios metros de altura mirándote directamente a los ojos.

No se trata de un cuento para dormir ni una historia de fantasía, se trata de los seis entrañables y olvidados gigantes de madera, escondidos entre la maleza de un bosque de Dinamarca.

Leer más

Element se une a Griffin Studio en su nueva colección

El invierno está cada vez más cerca. Y esta semana lo hemos podido comprobar. Las temperaturas han bajado y los abrigos han empezado a inundar las calles. Y eso nos encanta, porque aunque la ropa de verano está bien, admitámoslo, la de invierno mola mucho más. Y si alguien opina lo contrario, hoy os traemos la prueba fehaciente de que no nos equivocamos. La muestra se llama The Black Sky Project y es la colección cápsula que Element y Griffin Studio han presentado para esta temporada. Prendas invernales para hombre inspiradas en la ropa de montaña entre las que encontramos cuatro abrigos, dos mochilas, unas botas y, como no, una tabla de skate.

Una exclusiva colección que une la practicidad del diseño de la ropa técnica de montaña con la versatilidad del streetwear ,en prendas vanguardistas perfectas tanto para una escapada de fin de semana al aire libre como para el día a día en la gran ciudad, gracias a su diseño técnico con estética urbana. Basándose en la tecnología Authentech, que ofrece cualidades como una membrana semipermeable, una laminación especial o un sistema de aislamiento interno, las chaquetas se presentan en 3 colores diferentes e incluyen características especiales propias de la ropa deportiva como mangas ergónomicas, cremalleras impermeables o detalles reflectantes. Pero si hay que destacar una prenda es, sin duda, el Black Sky Sleeping Back Coat, un abrigo que incorpora un saco de dormir con cremallera, pensado como un el must de la colección para las almas más aventureras.

¿Cuál es el precio del amor?

Sus mejores amigos eran un boli y un papel; al menos todavía le quedaba el brazo derecho para seguir escribiendo.

¿Conocéis la historia de cómo perdió el brazo izquierdo?  

Un día se lastimó, tenía una herida que le dolía de forma intermitente, cada día. A veces se sentía muy feliz porque estaba aprendiendo a vivir con esa cicatriz constante, sólo le daba calambrazos de vez en cuando.

Sin embargo, un día el dolor fue demasiado. Tan intenso y tan profundo que, tras meditarlo y haciendo de tripas corazón, se rebanó el brazo de cuajo. No podía aguantar más.

Así, mutilada y sin brazo, lloró y sangró hasta que consiguió suturar la herida. Sabía que no volvería a ser la misma persona. Se convenció de que se acostumbraría; tal vez, con el tiempo, conseguiría una de esas piezas ortopédicas que le ayudaría a manejarse mejor, aprendería a hacer las cosas de otra forma.

Le dolía mucho, a veces incluso le despertaban los fuertes pinchazos en la sutura.

“Se pasarán. Mejor un dolor agudo puntual que un dolor crónico”, se decía.

Esa noche se fue a dormir tarareando una canción que le hizo sonreír  “Here, There, Everywhere” de The Beatles. Era consciente de que había perdido un brazo, pero quizá (ojalá) había ganado una nueva vida. 

Se desprendió de aquello que tanto quería pero que tanto le daño le hacía.  

¿Y tú? ¿Has tenido que hacerlo alguna vez?

precio amor texto2-min

¿Cuántas veces mantenemos relaciones que nos hacen daño porque sentimos que somos incapaces de irnos o dejar ir? Pensamos que el dolor que vamos a padecer al sufrir la pérdida de esa persona que tanto queremos será demasiado grande, nos negamos a renunciar a lo que nos aporta, creemos que sigue mereciendo la pena luchar. Lo intentamos una y otra vez, pero algo no termina de encajar, no estás completamente cómodo ni feliz pero “¿y si…?”

¿Por qué continuar? ¿Qué nos empuja a quedarnos?

Confiamos en que esa persona o esa relación cambiará, queremos, lo deseamos y por eso lo peleamos contra viento y marea desgastando nuestras fuerzas en el intento.  “Si cambiara podríamos ser felices”, “las cosas pueden mejorar”, pero la realidad es que, a pesar de todo el esfuerzo, el puzzle no termina de encajar. No estás siendo todo lo feliz que podrías y la energía que necesitas para serlo se pierde en el “todo vale por amor”.

Imagina una cuerda atada a tu muñeca. En un primer momento no aprieta, nos brinda incluso cierta seguridad: si tropiezas tal vez te ayude a mantenerte en pie y no caer. Sin embargo, esa cuerda se va estirando cada vez más por el uso y ya no resulta tan cómoda; de hecho, por miedo a que se nos  escape y perdamos lo que nos ofrece, la agarramos con más fuerza aún, tanto, que acabamos tirando de ella hacia nosotros. La cuerda se tensa, cada vez nos aprieta más; la seguridad que te brindaba se desvanece, comienza a dejarnos marcas en la piel y a cortarnos la circulación. Hace daño y duele.  

precio amor

Cierra los ojos por un segundo, deja de tirar de la cuerda. El miedo a perderla te paraliza, te impide soltarla. Pero consigues sacar valor del mismo sitio de donde sale todo el daño, todas las lágrimas que el tira y afloja ha vaciado y… Sueltas. El miedo sigue ahí pero comienzas a sentir la sangre fluir por tu mano de nuevo, puedes ver las rozaduras que te ha provocado la cuerda.

Amor sí, pero ¿a qué precio? 

¿Por qué no soltar antes?

¿De qué miedo nace la cuerda? ¿Qué miedo se esconde detrás (de ti)?

precio amor texto3-min

Página 1 de 5

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén