Resultados de la búsqueda: "cansancio" (Página 1 de 2)

Método 4-7-8: la fórmula secreta para tardar solo un minuto en dormirte

No poder dormir desgasta a cualquiera. El cansancio no solo es físico, sino también mental cuando nos pasamos la noche en vela y no hacemos más que dar vueltas a la cama desesperadamente y contemplando el techo con la esperanza de que el cansancio termine por cerrar nuestros párpados.

Leer más

Soñando la cama perfecta

Con el ajetreo de la Navidad es imposible parar a descansar por un momento. Entre reuniones familiares, quedar con los amigos o incluso escaparse fuera de la cotidianeidad, uno no para quieto ni un segundo. Llega a ser un poco difícil descansar en condiciones entre unas cosas y otras. En muchos casos, la falta de sueño es un hecho. Morfeo no permite tener un descanso en condiciones y el cansancio se va acumulando. Por ello, desde Malantinta abordamos un pequeño viaje por las camas y somieres más cómodos, extravagantes, originales y poco convencionales que se encuentran en el mercado. Todo ello con la finalidad de permitir al lector un pequeño “descanso”, pero respetando el diseño y la creatividad en todo momento.

[photomosaic ids=”38599,38600″]

Empezamos con un somier destinado a los amantes de la lectura. La cama libro es toda una realidad que puede solucionar los problemas de espacio de las camas convencionales. Consta de dos lados independientes para alojar a cada durmiente en las dos hojas que contiene. ¡Adiós a las patadas, a la falta de espacio, a los fríos o calores innecesarios que se sufren cuando se comparte somier! Incluso a los niños les encantará.

[photomosaic ids=”38601,38602,38603″]

Aquellos que les gusta desafiar las leyes de la física y la gravedad existe una cama un tanto peculiar que puede hacer sus deseos realidad. La cama colgante está inspirada en las hamacas de playa pero resultan mucho menos tortuosas y difíciles a la hora de poder incorporarse a ellas. Suspendida del techo de la habitación resulta cómoda y eficaz, sobre todo para los que quieren espacio y pocos muebles alrededor. Además de poder disfrutar de una cama que mece a su inquilino resulta práctica y acogedora.

[photomosaic ids=”38604,38605″]

Desde San Petersburgo llega el próximo diseño de una cama que se podría titular “Noche estrellada”. La diseñadora Natalia Rumyantseva ha creado una cama cósmica inspirada en las noches estrelladas que se pueden observar durmiendo al raso. Con una forma redondeada y algo ovalada y un frente rodeado de luces la ergonomía y la sensación de estar soñando como los animales del bosque puede venirnos a la cabeza.

[photomosaic ids=”38606,38607″]

Si el lector es asiduo a los programas de la tele hay una cama muy original que puede responder a las necesidades de descanso y placer. La cama televisión es todo un invento que llega desde Italia. Está diseñada con la forma de un baldaquino o palio, recordando las viejas camas con dosel,  y consta de dos frentes para situar una pantalla gigantesca de televisión. La modernidad del diseño, además de su funcionalidad, es uno de sus puntos fuertes.

[photomosaic ids=”38608,38609″]

Por último, para los amantes de la originalidad y el confort, llega una cama muy poco convencional. Bautizada como “cama con forma de nido” hace muy bien honor a su diseño. Al exterior imita las ramas de los nidos de las aves y al interior se encuentra acomodada con cojines gigantes con forma de huevo que la convierten en una de las más extravagantes del mercado. Su comodidad es clara y su creatividad es absoluta.

La tierra marciana de Ridley Scott

Basada en la novela de Andy Weir, The Martian es a los ojos de Ridley Scott, la historia de supervivencia de un hombre en el terreno más hostil de todos: Marte. La premisa principal de The Martian resultará interesante, sobre todo para los niños (ya crecidos) que fallamos en nuestro sueño de ser astronautas y como consecuencia nos apasionan hoy las películas del espacio.

themartian2Mark Watney, que así se llama nuestro superviviente, es un astronauta (y botánico) abandonado en Marte durante una misión interrumpida por una fuerte tormenta espacial. Watney se verá así obligado a intentar sobrevivir en el planeta rojo, a la (larga) espera de que alguien vuelva para recogerle y llevarle a casa. Resulta curioso que The Martian funcione como comedia mejor que como cualquier otra cosa, tanto en sus momentos tensos como en los que no lo son. Nos queda la duda de si es algo buscado, pues su guión denota cierto humor sarcástico en algunos momentos, pero no estamos seguros de que fuera así en pasajes más tensos que, curiosamente, también hacen reír.

Por otra parte, no cae en saco roto el tremendo trabajo de impacto visual de la imagen: el contraste del interior-exterior (nave-planeta): esos blancos impolutos en el interior y ese grano cobrizo exterior resultan espectaculares hasta en el primer fotograma. Y es que The Martian comienza con una escena sin tregua alguna. En el primer minuto el espectador ya se verá en el planeta rojo y con una tormenta espacial encima. Resulta curiosa la manera tan directa en la que comienza la película, sobre todo comparado con lo que viene detrás. No es que The Martian se haga complicada por extensión, pero quizá sí por haberla enfocado hacia su vertiente más mediática. Digamos que la película, a medida que avanza, gana en textura y pierde en coherencia interna.

Es horrible comparar The Martian con Interstellar, pero me themartian1van a permitir decir que estando en el espacio, con Matt Damon a la cabeza del meollo y Jessica Chastain también en el reparto la comparación tenía que salir. Y mejor que lo asumamos más pronto que tarde.

Quien haya visto Interstellar y no haya pensado que Ridley Scott ha cogido a Matt Damon para darle una buena lección de comportamiento, miente. Y quien por el contrario no haya visto Interstellar y viendo The Martian no haya pensado que la situación de Damon ya dramática de por sí, se multiplica exponencial, constante, (innecesaria) y repetitivamente, también miente.

Si Ridley Scott hubiera hecho simplemente un Naufrago versión espacial, estaríamos posiblemente hablando de The Martian como una auténtica ‘masterpiece’, y una ‘masterpiece’ con una exquisita música ochentera además. Sin embargo, confluyen en la película otras subtramas que nada o poco tienen que aportar a lo que interesa aquí: la supervivencia.

The Martian tiene algo muy bueno y es que es precisamente son esas lecciones de comportamiento a Matt Damon, a partir de ahora Mark Watney, las que funcionan en la película. Funciona la trama del hombre superviviente. Funciona y resulta realmente interesante ver cómo vive una persona en la más absoluta soledad de un planeta desconocido y funciona ver que se puede crear donde nada había antes. Que se puede sobrevivir en el medio y sobre todo que se puede sobrevivir AL medio. Con algo de ingenio, eso sí. Funciona incluso la vena filosófica que se atisba en el personaje. El viaje interior de Watney, del que somos partícipes durante la primera mitad de la cinta, gusta.

themartian3Ahora bien, las idas y venidas de la NASA, sus discusiones, su patriotismo exacerbado y su exaltación in extremis (típica tirada de papeles por los aires incluida) junto con la integración en la trama de otros países y el DEMASIADO EXTENSO embrollo que entre todos organizan para rescatar al polizón perdido, la verdad es que nos importa…cero. Nada. Desgraciadamente no podemos decir que son cosas que “están fuera de lugar” porque no hay mejor lugar para que ocurran que el hecho de que un astronauta se ha perdido en Marte… Pero lo cierto es que nosotros lo único queremos ver a Mark Watney adelagazar, coserse él mismo las heridas y quemarse la cabeza con un quemador casero. Queremos ver a Mark Watney en soledad y el reto de hacer un huerto espacial con riego automático por condensación de agua, queremos ver al hombre crear. Y no, no queremos que su rescate sea televisado (QUÉ?).

En The Martian, Ridley Scott no parece darse cuenta de dónde se encuentra el filón de su película (o no le importa ni lo más mínimo) y es ahí donde la cinta pierde en gran parte su razón de ser, enlazando un punto de giro con otro, adversidad tras adversidad, problema tras problema: entre la nave que está volviendo la Tierra y la NASA, entre jefes de otros jefes de la NASA, entre la NASA y los orientales, entre la NASA y la NASA (¡¿?). Problemas por todas partes. Demasiadas trabas, algunas de ellas extremadamente rebuscadas… que tienen como consecuencia el cansancio absoluto por toda la tremendez que allí tiene lugar. El empeño por mostrar la fuerza “del equipo” resulta extenuante, más levemente cuando entra en escena el maravilloso personaje de Rich Purnell y su “Proyecto Elrond” que aporta frescura y carcajadas limpias, además de un ambiente más distendido a una cinta que se nos había quedado en standby hace media hora a pesar de su repartazo.

Y es que cuando vas a ver una película del espacio y te ofrecen tremendeces, puedes comprar o no. Pero cuando vas a ver una película del espacio que ofrece algo más que tremendeces y te obligan literalmente a verlas, la cosa cambia. Y en este caso nosotros solo veníamos a ver el potato challenge

martian-potatoes

Sabes que estás más cerca de los treinta…

…cuando estás leyendo estas líneas. Sí, ahora mismo estás buscando esos puntos en común que nos unen a todos lo nacidos a mediados y finales de los 80, quieres verte reflejado con este artículo en tu día a día. Y es que los años se empiezan a notar. De los diezypico (que lejos quedaron) a los veintipocos hay poca diferencia. Pero ya vamos camino de los treinta, si es que aún no los tenemos, y comenzamos a notar grandes diferencias con unos añitos atrás. A continuación te presentamos los 15 puntos del camino a los treinta. Estés llegando a esa década o ya totalmente inmerso en ella, es muy probable que te veas reflejado en la siguiente lista:

1. Empecemos por los viernes. Esos fantásticos días de la semana que ahora tienen un nuevo sinónimo: cansancio. Y es que llevas toda la semana currando y cuando llega este día no piensas en salir, ni en planes…en tu cabeza sólo cabe dormir y descansar. Con los veinte recién estrenados…dormir era de cobardes y el cuerpo te pedía a gritos la llegada del finde para disfrutar cada minuto.

2. Eres el más viej@ del garito, para una vez que vas. Subes la media de edad de la discoteca y comienzas a hacer cálculos de cuántos años tendrán estos chavales o si aún estarán estudiando. Preguntas de viejo, ni más ni menos. Mientras tanto ellos perrean y sigues dándole vueltas a por qué en “tu época” las tías no eran así.

3. El punto anterior nos lleva a…bailar. Eso que hacemos cada vez peor. ¿No os habéis fijado que las nuevas generaciones (chicos incluidos) traen consigo de repente el gen del ritmo? Y es que los chicos de nuestra edad no son precisamente de los que se lanzan a bailar.

4. No recuerdas la última vez que hiciste botellón. Piénsalo, difícil que des con la respuesta. Tus reuniones con amigos poco se parecen a las de antes. Ahora se lleva ir de vinitos…pero nada de mezclarlos con cocacola ¿dónde quedó el kalimotxo?. Los planes ahora son más tranquilos, eso sí, el día que se sale es hasta las últimas consecuencias.

5. Cada vez quedas más para cenar que para entrar a algún garito. Nos estamos convirtiendo en gourmets: “¿no has probado el nuevo sitio de tapas, está genial?” “yo voy al mejor restaurante de sushi de todo Madrid”. Este punto nos haría pensar que vamos a acabar con obesidad mórbida, pero pasamos al siguiente punto para remediarlo.

6. Vida sana allá donde mires. Tu muro de Facebook se ha convertido en una campaña de publicidad de Nike donde tus amigos suben fotos de postureo gym: zapatillas, haciendo “running” o  licuados de colores sobrenaturales. De repente todo tu entorno hace deporte y nos cuentan los kilómetros que han hecho en bici o corriendo. Una información, por cierto, imprescindible para ti.

7. El catálogo de IKEA comienza a ser un buen tema de conversación. Hace cinco años habíamos pasado un par de veces por esta macrotienda infernal, ahora si no te la conoces de arriba abajo seguramente tus amigos podrán iluminarte y contarte todo lo que allí puedes encontrar.

8. Las resacas duran dos días y te dejan hecho un trapito. ¿Dónde quedaban esas juergas de fin de semana? Jueves, viernes y sábado…Incansables, queriendo siempre más horas de fiesta.

9. Fotos de recién nacidos en tus redes sociales…sí muchos están independizados (seguramente tú también), pero también tendrás algún que otro contacto con su primer o segundo hijo. Es época ya de cambios y sobre todo de reproducirse, algunos le ponen mucho empeño.

10. “Yo con su edad no hacía eso ni loca…” y ya si te abrochas la rebequita y cruzas los brazos por debajo del pecho te conviertes en María Teresa Campos. Parece que llegando a la treintena se nos enciende un gen de abuelilla escandalizada con la juventud. ¡¡Error!! Son 30, eres joven aún ¡disfruta!

11. Por alguna extraña razón nuestro estómago no asimila bien los excesos. Hablamos de bebida y comida, lo que antes no suponía el más mínimo problema, en menos de una década te empieza a sentar regular. “Me ha caído mal la copita al estómago”. Así nos convertimos en una farmacia andante con almax y sal de fruta.

12. Te gusta más el plan de día…y lo sabes. Una terracita con su cerveza al sol y la vida es de otro color. Y si además puedes ir saltando de terraza en terraza mejor, el ambiente es el tuyo. Aquí hay gente de tu edad, porque todos los que van camino a los treinta y los que están ya, disfrutan mucho de estos ratitos al sol. Una discoteca…no es que te apetezca especialmente.

13. La mayoría de la gente de tu edad tienen pareja. Cada vez hay menos solteros/as y menos gente dispuesta a salir a pasarlo bien. Si no tienes pareja y estás buscándola…verás que está complicado el asunto, por estadística básicamente.

14. Prefieres la comodidad a ir arreglado/a: en el caso de las mujeres, llevas desde Nochevieja sin ponerte tacones, descubriste que las minifaldas en invierno son un mal invento y que las medias no abrigan. En el caso de los hombres…¿qué decir? Es difícil hacer una comparativa con la moda hipster de los últimos tiempos: ¿van arreglados? ¿viven en la calle? ¿por qué la camisa de cuadros que pasa de generación en generación?

15. En la mayoría de los casos, tu cuerpo ya no está en su mejor momento. A partir de los veintipocos se produce una caída en la firmeza y belleza del cuerpo. Suele ser más evidente en los hombres, algunos ya tienen barriguita o se van quedando calvos. Pero las mujeres tampoco nos salvamos y comienza a costar mucho más guardar la línea.

Pero no todo va a ser mirar al pasado con nostalgia. Que los 30 o el camino a esta nueva década tiene también su parte buena. Lo primero la libertad e independencia que seguramente antes no tenías. Disfrutas de otro ocio, pero eso no quiere decir que sea negativo siempre y cuando te lo pases bien. Tus amigos a estas edades seguramente lo sean para toda la vida. Además si te estás cuidando, llevas una vida sana y vas al gimnasio…eso que te llevas, estarás en forma y los años no serán muy duros contigo.

Una nueva etapa que puede ser igual de divertida. Pero eso sólo dependerá de ti y no de tu edad, disfruta el momento ya sean 20, 30 o 40.

 

¿Un buen polvo? ¡Selfie y a Instagram!

Hacerse un selfie en la calle con amigos, con el palo-selfie o autofotografiarnos en el espejo del baño ya está más que visto. Cada día vemos en nuestras redes sociales cientos de amigos que suben sus antes llamadas “autofotos”. Pero ya no es suficiente, las redes nos enseñan que no hay fronteras y que cada día se va un paso más allá. Por si no la conocías, la nueva moda es el #selfieaftersex. Y es que el “cigarrito de después” pasó de moda, ahora, si el polvo ha merecido la pena, nos hacemos un selfie con el pelo revuelto y caras de cansancio pero felicidad.

 

Nos puede gustar más o menos, pero no hay nada que hacer, es una realidad. Y es que como se suele decir, si no está en Internet es que no existe, y son muchas las personas que quieren enseñarnos que tienen una vida sexual activa. Cada vez las redes nos muestran más, momentos que hasta ahora solían quedar entre dos…(o más personas) ahora se encuentran al alcance de cualquiera con conexión a Internet.  Sólo es necesario añadir un hastagh #selfieaftersex o #aftersex y compartimos en Instagram, Twitter y Facebook.

Una foto publicada por Stachu Kaminski (@s_kkaminski) el

 

Hemos visto #MorningSelfie, donde los famosos y desconocidos nos enseñaban sus caras de recién levantados (algunos más maquillados que otros) o el #aftersexhair  una versión ligth donde sólo se ve a la persona despeinada. Desde que nació la moda del selfie se han generado multitud de críticas: por un lado el “egocentrismo” que las envuelve, y por otro, la cuestión de compartir absolutamente todo en redes sociales. Y en este punto el #selfieaftersex está dando mucho que hablar, algo que hasta ahora era íntimo pasa a ser observado por todos. Con las redes sociales se pierde privacidad, pero también son muchos los que defienden que cada uno tiene derecho sobre su vida y sobre lo que sube o no a sus perfiles.

#aftersexselfie Una foto publicada por @cameronridgexoxo el

Una foto publicada por Paolo D’Olivo (@paolodolivo) el

 

No pensemos que son cuatro gatos, esta practica se va extendiendo dia a día. No son pocos los que suben estas imágenes a sus redes. Tan solo con el hastagh #aftersex encontramos cerca de 46.000 imágenes en Instagram. Eso sí, no todas las fotos son realmente de después de haber disfrutado de una buena ración de sexo, muchos aprovechan el tirón de esta moda para conseguir “me gusta” o ser más vistosos en Internet. Después encontramos verdaderos trolls que suben imágenes mofándose de este viral. Apareciendo con sus mascotas, o solos y “aparentemente tristes”.

Guess what we just did 😉 #aftersexselfie Una foto publicada por Danny Wood (@danny_wood96) el

 

Este nuevo viral que esta llegando ya a nuestro país nació en Europa y está cogiendo mucha fuerza en Sudamérica. En todas partes genera un intenso debate… hay gente a la que le encanta la idea y también gente que ni se plantea hacerse un selfie después de un buen revolcón.

Y tú, ¿eres del selfie aftersex o ni te lo planteas?

Descubre qué tipo de eyeliner le va mejor a tus ojos

¿Quién nunca se ha preguntado qué tipo de eyeliner le va mejor a su ojo? Pues gracias a José Ángel Criado, uno de los maquilladores expertos de L´Oréal Paris para centros de El Corte Inglés, lo podremos descubrir. Mediante cartulinas, el profesional propone y ayuda a mejorar qué tipo de eyeliner nos sienta mejor teniendo en cuenta la forma natural de nuestro ojo. ¿Quieres conocerlo?

OJOS CAÍDOS

Los ojos lánguidos, comúnmente llamados caídos, les favorecen corregir ese descenso levantando la mirada mediante un trazo grueso a partir del comienzo de la caída o curvatura del ojo. Por ello, se recomienda jugar con las luces en las zonas de profundidad y una máscara de pestañas bien cargada.

PÁRPADOS CAÍDOS

Los parpados caídos simbolizan cansancio o edad madura. Si aplicamos el eyeliner en paralelo a la ceja creando una curva justo al final del ojo, estaremos obteniendo el trazo adecuado. Al optar además por una sombra, la ubicaremos en el parpado inmóvil haciendo la forma de la cuenca del ojo pero sin finalizar en el lagrimal, es decir, marcarla hasta la mitad y potenciar la abertura de la mirada consiguiendo un efecto de alargamiento.

PÁRPADOS ANCHOS

Los parpados anchos admiten muchos tipos de maquillaje para favorecerlos, aún así, las líneas gruesas que comiencen en el lagrimal hacía la zona exterior de manera gradual, terminando con un rabillo delicado es el más recomendado. Las sombras mate de color topo y una buena máscara de pestañas son de lo más elegantes.

OJOS HUNDIDOS

Para los ojos hundidos no debemos olvidar que para dar volumen son necesarias las sombras claras, ya que si usamos sombras oscuras lo que conseguiremos será todo lo contrario y hundiremos aún más la mirada. El eyeliner lo trazaremos tanto en la zona superior como en la inferior consiguiendo el efecto de ojo rasgado. En la zona inferior comienza desde la mitad del ojo ascendiendo hasta llegar al trazo superior, así como podemos observar en la imagen. Por último, con unas pestañas expresivas bien trabajadas avivarás la mirada.

 OJOS REDONDOS

A los ojos redondos les favorece el doble trazo de eyeliner creando un efecto felino. El trazo superior lo haremos de manera ascendente y bien pegado a la línea de pestañas engrosándolo en la tercera parte del ojo y el inferior no deberemos unirlo nunca con el de arriba. Aplicaremos una máscara de pestañas centrándonos sobre todo en las pestañas del rabillo del ojo y eso hará que consigamos el toque rasgado.

 

OJOS ALMENDRADOS

Los ojos almendrados están de suerte ya que se pueden permitir todo tipo de eyeliner siempre y cuando sepamos que debemos engrosar y alzar el trazo hacia el final del ojo para así no estropearla forma tan linda que estos ojos disponen. Admiten sombras llamativas y una buena cantidad de máscara de pestañas.

Uma Thurman y el maquillaje de la polémica

Uno de los temas más hablados en estos últimos días a través de las redes sociales ha sido a propósito del chocante aspecto de la musa por excelencia de Tarantino: Uma Thurman. Por si alguien aún no se ha enterado, os lo resumimos brevemente. La protagonista de Kill Bill apareció sobre la alfombra roja el pasado 9 de febrero con motivo de la promoción de  su próxima miniserie «The Slap», dejando boquiabierto a medio mundo por unos presuntos retoques estéticos (de bastante mal gusto, por cierto). Pues bien, cuatro días después, la susodicha visitaba el programa estadunidense Today para seguir con la promoción de la serie. Y zas, en toda la boca!!! Viendo la entrevista descubrimos que Uma Thurman ¡sigue siendo Uma Thurman! (aaaaplausos). Todo un respiro para aquellos decepcionados que lamentaban el uso del botox y la cirugía en el rostro de una actriz que, concretamente, siempre se ha caracterizo por su autenticidad. Allí descubrimos que el culpable de toda la historia no era otro que el maquillador Troy Surratt.Quise dar a Uma un equilibrio entre los labios y una ceja con más volumen. Uma y yo hablamos de crear una mirada más profunda, con pestañas naturales y suaves”, explicó Surratt en la revista People, que bautizó su trabajo como Effortless Parisienne Chic -elegancia natural parisina. “Preparé la piel de Uma dándole un masaje con crema de La Mer y le apliqué una base resplandeciente usando una brocha especial para un look super natural”, añadió el maquillador, declarando seguidamente, su cansancio por el típico look de pestañas postizas en las alfombras rojas.

Antes y Después

La presentadora del programa Today aprovechó la visita a su programa de la actriz para preguntarla sobre el alboroto generado en Internet por el motivo de su cambiada imagen. Tranquila y poco sorprendida Uma respondió: “Ha sido muy raro. Parece que a nadie le gustó mi maquillaje”. Después, con una actitud muy segura explicó, “Llevo años, años y años haciendo esto. Hay gente que te dice cosas bonitas y gente que te dice cosas feas. En fin. Tomas lo bueno de lo malo”.

Conclusión, el maquillaje es magia y es que, mediante juegos de luces y sombras se puede o no acentuar la belleza. En este caso, a Troy Surrat se le olvidó la barita y Uma Thurman se podría haber quedado oculta en la chistera.

 

Página 1 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén