Cada vez más demandamos una mayor creatividad y originalidad en nuestras vidas. Nada vale y todo se reinventa, pero…¿y el día de nuestra boda?. Si siempre has soñado con casarte por todo lo alto como una “princesa”, entonces estamos seguros de que habrás pensado una y otra vez cómo será tu ramo de novia. ¿Flores?. ¿Quizás algún elemento decorativo de papel o tela?, pero ¿y si te dijera que limones, pepinos, ajos o, incluso, una alcachofa pueden dar forma a tu ramo soñado?

La diseñadora lituana Karolina Samalė es la cabeza pensante tras esta original propuesta, “la idea nació al ver que un amigo usaba ajos y flores secas para decorar. Tras llegar a casa no pude evitar diseñar grandes ramos, en los que las frutas, verduras y hierbas eran las protagonistas. A la mañana siguiente ya tenía la primera versión de mi diseño, no era la más bella, pero me sirvió de gran inspiración para crear otros ramos”. Así nació Valgoma, una original propuesta a través de la que Karolina diseña y enseña a nuevos creadores su idea de reutilizar y dar una segunda oportunidad a ramos que simplemente terminarían marchitándose.

Eso sí, prepara brazo, porque algunos de sus ramos llegan a pesar hasta tres kilos.