Otro año más se ha celebrado en Breckenridge (Colorado) The Budweiser International Snow Sculpture Championships, donde compiten equipos de todo el mundo en la realización de una obra escultórica tallada a mano sobre un bloque de nieve de 12 pies de alto y 20 toneladas de peso. Los equipos participantes cuentan con un tiempo de 65 horas para llevarla a cabo.

[photomosaic ids=”8661,8662,8663,8664,8665,8666″]

Este 24º campeonato lo ha ganado el equipo de Breckenridge con la obra Winter Fun, donde un padre, un hijo y su perro juegan con un trineo deslizándose ladera abajo de una montaña. El segundo premio ha sido para el equipo alemán con su escultura Apacheta, inspirada en la cultura inca, y el tercero para el equipo de Wisconsin con Wanderer, una preciosa mariposa monarca.

[photomosaic ids=”8667,8668,8669,8670,8671,8672″]

Los jueces valoran la originalidad de la creación, la dificultad en su realización  y el tiempo empleado para su elaboración. Una vez elegida la talla ganadora, el equipo no recibe un premio en metálico pero sí medallas y el reconocimiento internacional en el campo de la creación escultórica. Terminada la competición, las esculturas se exhiben durante unos días antes de que las condiciones climáticas las derritan.

¿Quién se atreve a participar en la próxima edición?