Un plano secuencia de 2 minutos y medio le sirve a Leos Carax de entreacto.

En la secuencia,  hombres y niños hasta ahora desconocidos por el espectador, se unen a un nuevo Monsieur Oscar en esta pieza musical que es una versión del “Let my baby ride” de Doctor L.