Seguro que alguno recuerda la primera cámara de fotos que le regalaron y con la que empezó a fotografiar cualquier cosa que le llamaba la atención o le gustaba. En la actualidad, con las nuevas tecnologías es mucho menos excitante ya que cualquiera puede capturar una imagen en un momento. La protagonista de este vídeo conserva el encanto de esa primera cita con su cámara.
Y es ese artefacto, en concreto, el que reclama toda la atención de esta animación. Una cámara polaroid que realiza imágenes al momento pero que, por circunstancias de la vida, se estropea. Una niña con su ilusión perdida y una cámara que intenta recuperar a su dueña y su cariño.