La esperada cuarta temporada de Games of Thrones llega mañana a HBO. Las redes sociales se encuentran en plena ebullición sobre lo que deparará la adaptación de los libros de R. R. Martin en esta nueva entrega.

**Contienen pequeños spoilers***

Mucho se ha hablado de las tramas de esta cuarta temporada, dónde continuará la serie, después de la sangrienta boda dónde perecieron Roob y Catelyn Stark y la continuación del legado de los Lannister en el trono de Hierro. La producción está llena de anécdotas y, como toda gran serie, tienen su propia rumorología en la red, pero…¿Qué es cierto en todo eso? Vamos a descubrir lo que hay detrás de la serie del momento.

La serie y sus personajes

Como bien es sabido, la serie esta basada en las novelas de R. R. Martin pero, el escritor cuando finalizó la primera novela de la saga, Canción de hielo y fuego, tuvo encima de la mesa una propuesta de transformar el libro en un largometraje, pero la rechazó argumentando que, mucho tenían que recortar del libro para hacer una película de metraje comercial, aunque aceptó la creación de la serie sabiendo que no premiaba tanto el tiempo si no el cómo se explicaba la serie.

thrones_oona_chaplin_actress_brunettes_fantasy_art_1280x800_61806Uno de los puntos fuertes de Games of Thrones es la caracterización de los personajes y del magnífico equipo de casting. Durante las audiciones a todos los candidatos les hicieron representar dos escenas del guión, a excepción de Peter Dinklage que no tuvo que pasar ningún casting ya que, los productores de la serie, querían que fuera él quién encarnara a Tyrion Lannister. La sorpresa nos la llevamos cuando vemos en la segunda temporada de la serie a una madrileña entre el elenco, Talisa Maegryr es interpretada por Oona Chaplin, la mismísima nieta de Charles Chaplin y protagonista de la ópera prima de Pau Teixidó: Purgatorio, de reciente estreno.

La nueva temporada contará con 20 nuevos personajes, descartando 10 y renunciando a hilos narrativos y, en ella uno de los personajes, el joven Tommen Baratheon, será sustituido como actor ya que, en esta nueva etapa, el personaje toma más fuerza en la trama y necesitaban a un actor mayor y más maduro.

Un viaje alrededor del mundo

Las localizaciones de la serie son una de las partes más indispensables de la serie, siendo lo más fieles posible al mundo Martin, por eso, uno de los grandes problemas, a la vez que su punto más fuerte de la producción, es la diversidad de localizaciones en  dónde se graba la serie.

Irlanda del Norte con sus castillos de Shane o Ward  se convierten en el epicentro de las localizaciones en esta cuarta temporada, pero no solo en esta región se desarrollará la trama, sino que el Parque Nacional de Skaftafell y los glaciares Svinafellsjokull y Vatnajökull de Islandia son los encargados de recrear la zona “más allá del muro”. De las frías tierras de Islandia, pasamos a las cálidas temperaturas de Marruecos; ciudades como Essaouira o Aït Ben Haddou han sido los lugares elegidos para desarrollar las aventuras de Daenerys Targaryen en la ciudad de Astapor.

[photomosaic ids=”11156,11153,11155,11152,11149,11148,11144″]

El merchandising alrededor de la serie

Como toda buena serie que se precie, los productos que salen alrededor de ella son codiciados por sus fieles seguidores. Desde las típicas tazas a muñecos basados en los personajes o camisetas a un precio asequible para todos los públicos, pero Juego de Tronos puede alardear de no sólo vender el típico merchandising, sino que ha surgido verdaderas obras de arte que sólo unos pocos privilegiados pueden ser dignos de poseerlas, debido a sus precios desorbitados.

Las armas son las verdaderas protagonistas de estos productos; por poner varios ejemplos, la copia del escudo de la Casa Stark, está valorado en unos 350 euros y una réplica de edición limitada de la espada que envaina Eddard Stark, ronda los 700 euros. Aunque la joya de la corona se la lleva la réplica del trono protagonista de la serie. En 2012, HBO sacó a la venta una serie limitada de réplicas de los magnificentes asientos reales, fabricados con fibra de cristal y resina, una réplica en el salón de tu casa por la friolera de 30.000 dólares, eso sí, pintados a mano, aunque el original, según la leyenda, está forjado con las espadas de cientos de señores de la guerra vencidos en batalla.

[photomosaic ids=”11154,11151,11150,11147,11146″]

No sabemos que deparará la nueva temporada de Games of Thrones, no sabemos que personajes sobrevivirán o perecerán en la batalla por conquistar los siete reinos, lo único que si sabemos, es que la expectación causada alrededor de esta temporada es abrumadora y que, será un éxito asegurado como lo han sido las tres entregas anteriores.