leftovers (HBO)“¡Bienvenidos al parque de Milagro, encantados de verles! En los límites del parque está la ciudad de Jarden que tiene una historia única; la ciudad más poblada no afectada por la marcha repentina. Los visitantes acceden al parque por la vía Milagro. Desde el centro, salen autobuses cada 30 minutos. La pulsera es el billete de entrada. Deben llevar su pulsera en todo momento. La pulsera es válida entre las 8 de la mañana y las 7 de la tarde del día de expedición. Milagro no es sólo un parque nacional, es una ciudad con una rica historia, era así antes del 14 de Octubre y ha permanecido así desde entonces. Los residentes de Milagro, les piden que se unan a ellos respetando sus normas.”

Bajo esta premisa, la familia Garvey se muda a Milagrolandia para hacer borrón y cuenta nueva, un lugar que parece seguro, un lugar ideal para comprarte una casa y empezar de cero en un encantador vecindario. Pero los Garvey, no saben en el follón que se han metiendo hasta que el agua no les alcanza el cuello. Las apariencias engañan, se ha dicho siempre, por eso en Miracle son más mentirosos que en el resto del mundo.

NUEVA TRAMA, NUEVA VIDA, NUEVA INTRO

Hay una frase que resume la segunda temporada de ‘The Leftovers‘, la que nos dice “Todo lo que hagas te será devuelto.” Como si la justicia divina, quizás algo más fuerte que nosotros mismos, más allá del destino de los seres humanos no ligados a hechos arbitrarios, formase parte del juego. No es ninguna coincidencia que la tarta de cumpleaños de John Murphy termine en el suelo, habiendo regaladoleftovers (hbo) previamente a la familia Garvey (en un gesto de hijoputismo súbito) una tarta anónima que encuentra frente a la puerta de su casa y cuya digestión mantiene en duda, la misma tarta que Nora les ofrece tras el incidente. Pero será mejor que abordemos primero quien es John Murphy.

John Murphy no cree en nada. Es un padre de familia que dedica sus fuerzas a perseguir a todo aquel que rompa una lanza a favor de los milagros. Es capaz de pegar palizas y quemar casas para intimidar a los que se revelan contra la realidad de un mundo sin esperanza. Para Murphy el agua del lago no es milagrosa ni cura enfermedades, los curanderos son un atajo de mentirosos que te sacan los cuartos con sus embustes. John Murphy es el vecino espeluznante del que Kevin Garvey debería alejarse desde el minuto uno. Y mientras te despistan con el señor Murphy, Meg (Liv Tyler) se cuela en la función sin que te des cuenta.

La ambigüedad que rodea a ‘The Leftovers’ y las preguntas que suscita son inagotables, pelea con uñas y dientes para atrapar al espectador, para captar su atención, para sembrar el misterio, para remover dolores enterrados. Y he aquí la clave de un éxito. Es precisamente esa necesidad que tiene el ser humano de buscar respuestas lo que hace a The Leftovers mágica, la incertidumbre y los miedos que rodean a los personajes, traspasan la pantalla del televisor para ponerte la carne de gallina. Esto es lo que transmite y es lo que nos gusta. Algo pasa con ella que no sucede con el resto de las series; con ‘The Leftovers’ nunca sabes lo que te vas a encontrar. La variedad de personajes es amplia y rica en historias con un claro enfoque de evolución y cambios. Cada capítulo es un soplo de aire fresco en donde, a gente ordinaria, le suceden cosas extraordinarias.

¿Deberíamos creer en los milagros o todo forma parte de una puñetera coincidencia?

¿Existe un infierno, un cielo y un purgatorio o es una simple cuestión de geografía?

¿Es cierto lo que nos están contando o sólo es apariencia? 

¿Hasta dónde es capaz el ser humano de llegar para conseguir respuestas?

the leftovers (hbo)

Aclamada por la crítica y considerada como una de las series más impactantes del año, con una belleza audiovisual para quitarse el sombrero y caerse muerto en el sitio, su banda sonora sigue siendo una auténtica maravilla (sabe colocar la nota en el momento preciso, sin excesos, al igual que es consciente de la fuerza que tiene un silencio) y se mantiene fiel a sus principios a pesar de alzar el vuelo hacia nuevos territorios. Los elogios se quedan escasos para una segunda temporada que arranca (espectacular) con una mujer embarazada en plena época prehistórica y termina con un Kevin Garvey en el fondo de un lago milagroso.

Tráiler de la segunda temporada

Andy Parroff, que ya diseñó en su día los carteles minimalistas de la primera temporada, ha querido rendir su tributo a ‘The Leftovers’ con su serie “Menos sombrío, más misterioso” y con un tono ligeramente menos ominoso y más emocionante. La huella de Kevin; el bloque de cemento atado a su pie; los auriculares que en un principio parecen tapar los llantos de la pequeña Lily hasta que descubrimos cuál es la verdadera razón que obliga a Kevin a ponérselos; las esposas que atrapan las muñecas de Tom y la penitencia que asume Matt en las afueras de Jarden, en ese campamento salvaje donde la gente se queda atrapada como refugiados; son decisivas para explicar lo inexplicable. Así se narra de un modo simbólico el universo creado por Damon Lindelof y Tom Perrotta. No desvelaremos más para no destrozar una obra de arte que pasará a los anales. A lo mejor no lo hace hoy. Pero quizás lo haga mañana.

descarga (1)

gfrtgtrt