-Renovarse o morir- lema de muchos ilustradores y artistas que hacen de él su forma de vida personal y laboral. Hacer trabajos distintos, atractivos y creativos, es fundamental para desmarcarse del resto, pero no es nada fácil cuando esta ‘casi’ todo inventado. Utilizar todos los medios disponibles a nuestro alrededor es una de las herramientas más utilizadas por los artistas, trabajos realizados con plásticos, piedras, telas, ruedas, cadenas…y así cientos de materiales que nos podría parece increíble que fueran usados en un cuadro, pero muchas veces lo más original y ‘creativo’ está delante nuestra y no lo vemos. Algo que seguramente si le prestáramos atención conseguiríamos que nuestras obras destacaran y salieran del cajón del ‘otro más’. Esto le ha ocurrido a Mica Angela Hendricks.

“Poder trabajar con mi hija me ha enseñado mucho acerca de ser un artista y de que hay que dejar de lado el control de las cosas maravillosas que suceden”

img_5614Ser madre, ilustradora y muy ‘perfeccionista’ es un problema para poder relajarse y sentarse sobre el papel para empezar a crear, pero lo que nunca se hubiera imaginado es que sus ilustraciones acabarían en las manos de su pequeña de 4 años. Un día Hendricks viendo que su hija estaba distraída haciendo garabatos sin parar, aprovechó para sacar su cuaderno de sketches tan olvidado. La pequeña la vio dibujando y dijo a su madre ” ¡Oooh!  ¿Un nuevo cuaderno de dibujo ?, ¿Puedo dibujar en el tuyo también, mamá? “. Claro. Ser ‘perfeccionista’ es un problema y más cuando tu hija de 4 años se propone ‘destrozar’ tus bocetos que tanto te han costado dibujar. La respuesta de Hendricks fue una negativa ante la original propuesta: “Es mi libro especial, tu tienes los tuyos y bla bla bla…” , pero ni ancha ni perezosa la niña la contestó “sino sabes compartir mejor déjalo”. Una frase que llegó al corazón a la indignada madre, por lo que finalmente accedió y ocurrió algo que nunca hubiese esperado.

La pequeña había sido capaz de imaginarse y crear todas las partes inacabas de los sketches que la ilustradora tenía pendientes en su block. El resultado fue frescura, creatividad y color. Mucho color. No había miedo a equivocarse ni al detalle. Esta magnifica unión la llevó a realizar dibujos que en la vida se nos hubiera ocurrido a ningún adulto. Su primer ilustración fue añadir al rostro de una mujer un cuerpo de dinosaurio. Tal fue la originalidad que la impresionada madre decidió dejarla más trabajos que tenía incompletos, consiguiendo una propuesta artística diferente y sobre todo joven, atrevida y fresca. Una combinación entre detalle y creatividad que conseguía la perfección entre madre e hija. Hendricks declara: “Ella dibujó un cuerpo en él y me cautivó”. “Fue una hermosa combinación de mi estilo y el de ella. Estaba muy ilusionada con haber podido ser parte en la creación de uno de mis trabajos. Nunca dudó en lo que quería plasmar. Derrochaba insistencia y confianza en mejorar cualquier ilustración que yo podría haber hecho… Y la cosa es que lo consiguió”.

“Eso es una tontería , mamá”

Madre e hija han conseguido una unión tan fuerte que ambas disfrutan trabajando juntas. Hendricks comenta como cada mañana la niña la pregunta “¿tienes alguna cabeza para mí hoy? “. Esta motivación ha provocado que la artista dedique las noches a dibujar rostros que más tarde la niña completará con su original propuesta. La pequeña dibuja con boli ó lápiz y en algunos casos rellena algunas partes con rotulador, aunque Hendricks siempre termina retocando la obra: “Yo siempre termino la ilustración con acrílico”. Eso sí, la pequeña le ha cogido el gusto y no permite que la orgullosa madre opine sobre sus trabajos “eso es una tontería , mamá”.

[photomosaic ids=”4732,4727,4726″]

Ahora Hendricks y su pequeña artista han llamado a sus trabajos Exquisite Corpse. Título que nos recuerda a la técnica utilizada por los surrealistas, cuyo precursor André Breton la creó como un juego mientras escribía. Esta peculiar manera de concebir el arte consiste en la colaboración conjunta de varios artistas en una misma obra. No podían haber elegido un título más acorde a su trabajo.

Pero ante todo en palabra de Hendricks “poder trabajar con mi hija me ha enseñado mucho acerca de ser un artista y de que hay que dejar de lado el control de las cosas maravillosas que suceden”.

myla-e