Pues sí. Lo que estás leyendo. Ayer mismo nuestro país entraba en colapso como si de un holocausto se tratara por conseguir una de las deseadas tazas de ‘La Bella y la Bestia‘ made in Primark. La compañía textil ha conseguido jugar bien sus cartas y recrear a ‘Chip‘, uno de los personajes más queridos de la película de Disney que en su estreno ha reportado la friolera de 1.233 millones de dólares en todo el mundo.

[‘La Bella y la Bestia’ se estrena con polémica por su personaje gay]

Largas colas de compradores locos por hacerse con una de las tazas que por tan sólo cinco euros estaban en los expositores de las tiendas en toda España y que, literalmente, en segundos desaparecían. Empujones, golpes y carreras por los pasillos de las tiendas. Todo valía para hacerse con una.

Pocas horas después, la red se convertía en un hervidero de tuiteros que no daban crédito a la reacción de la gente por hacerse con una de las tazas, como si fueran verdaderos tesoros.

[‘‘La Bella y la Bestia’ bate récords antes de su estreno]

Pero no todo es lo que parece. La locura tenía su sentido: agotarlo para convertirse en un objeto de coleccionista. Algo “único” que no podría adquirirse en las tiendas de la marca, ya que estaría totalmente agotado. Ahora, portales y aplicaciones móviles como eBay o Wallapop se llenan de anuncios en los que vendedores con ansias de abusar de desesperados compradores anuncian sus “chips” por hasta nueves veces superior su precio original de venta en tienda.

Si estas deseoso/a de hacerte con uno, no te preocupes. La compañía ya ha anunciado que durante el mes de junio volverán a estar disponibles en sus tiendas, por lo que se les acabará el negocio del abuso y la especulación. Eso sí, mucho cuidado, porque en breve La Señora Potts también llegará a Primark en forma de hucha, ¿volveremos a ver la misma estampa?