Es indiscutible que el minimalismo es la tendencia por excelencia del siglo XXI. Una corriente que no sólo afecta al mundo de la decoración y el diseño, sino que ahora el universo del tatuaje ha sabido recoger y adaptar. Letras minimalistas, retratos mini y, por supuesto, obras de arte en centímetros. Un ejemplo de esta tendencia es la tatuadora turca son sede en Nueva York Havva Karabudak que con sus micro tatuajes ha conseguido convertirse en una de las artistas más solicitadas del momento.

Tatuajes hechos con el más mínimo detalle en unas proporciones increíblemente pequeñas que consiguen representar grandes obras como ‘La noche estrellada’, ‘Los girasoles’ o ‘Terraza de café por la noche’ de Vicent Van Gogh, ‘Madre e hija’ de Gustav Klimt o atreverse a representar a la artista mexicana Frida Kahlo retratándose ella misma como en innumerables ocasiones.

View this post on Instagram

Healed one♥️🙏🏻

A post shared by Eva krbdk/ Havva Karabudak (@evakrbdk) on