Nadie se queda exento de la «cuarentena». Horas que se hacen eternas y paredes que pueden llegar a convertirse en una verdadera cárcel. El coronavirus no distingue de clases sociales, por eso todos intentamos hacer que ésas largas horas sean lo más productivas posible y si es aportando nuestro granito de arena para que los demás disfruten, mejor. Esto es lo que ha debido pensar Ruth Lorenzo, que ha demostrado por qué es una estrella.

Leer más