Etiqueta: Rusia (Página 1 de 3)

Las uñas con forma de dientes se convierten en la última moda que arrasa en Rusia

Las uñas con forma de dientes se convierten en la última moda que arrasa en Rusia

El mundo de la moda nunca deja de sorprendernos. Teñirse los sobacos, adornarse la barba con objetos inimaginables, pendientes para la nariz con forma de grano… Sin duda, tendencias no aptas para todo el mundo que hoy, vuelve a dejarnos con la boca abierta al descubrir el último hit de manicura que arrasa en Rusia: uñas con forma de dientes. Una innovadora y arriesgada tendencia que está arrasando en las redes sociales.

Leer más

Teselados: el origami llevado a la perfección por Lukasheva

El arte del papel tiene múltiples variantes para hacerse obra. El origami, la más conocida y popular, es una de ellas. Las figuras de papel, con y sin movimiento, han atrapado a millones de generaciones donde, con unas cuantas dobleces del material en cuestión, se consiguen crear miles de formas.

Leer más

Música más que divertida

La música y la danza ha sido dos artes fundamentales en la historia del siglo XX de Rusia. Desde el encuentro que tuvieron sus gentes con la música clásica italiana, allá por el siglo XVIII, han sabido desarrollar y evolucionar sus formas y estilos de manera que si el lector imagina la danza de este lugar la relaciona inmediatamente  con el ballet y las melodías clásicas por excelencia. El amor a la música académica o culta es latente y puede apreciarse en la enseñanza básica como una de las materias importantes del sistema educacional.

Leer más

El impresionismo “ruso” de Goloubetski

Romper con las normas establecidas siempre ha sido una constante en el mundo del arte. Cada nuevo estilo que fue surgiendo fue el resultado del “cambio” propiciado desde alguna nueva mente, o mentes, creadora que supo convertir lo existente en algo nuevo y diferente. El ejemplo más claro tuvo lugar con la exposición de artistas independientes, celebrada en París en 1873, con la que se rompía con el academicismo establecido en el Salón de París y con el arte “oficial” para así dar paso a un movimiento que fue de los más fructíferos y que fue bautizado como Impresionismo.

Leer más

El surrealismo metafórico de Vladimir Kush

Cuando el artista italiano Arcimboldo empezó a crear unas obras cercanas a la anamorfosis, nadie imaginó que sería considerado unos de los artistas más originales del manierismo europeo. Tal es así que Rodolfo II no dudó ni un segundo en llamarlo a su corte para que realizase una serie de obras, incluido un retrato del emperador. Los artistas surrealistas pusieron sus ojos en él cuando fueron redescubiertas por un Salvador Dalí impresionado por la obra del italiano. La verdad que la forma de conseguir retratos mediante la colocación de frutas y verduras en el lienzo no había tenido ningún tipo de precursor previamente, pero consiguió hacer ver que el verdadero artista es capaz de utilizar su imaginación para crear la realidad en el lienzo. El artista que ocupa las siguientes líneas también interiorizó este principio y lo ha llevado a la práctica magistralmente.

[photomosaic ids=»44240,44241,44252″]

Cuando Vladimir Kush contaba unos cuatro años de edad, su padre advirtió que el pequeño tenía dotes para la pintura. No dudó ni un minuto en animarle para que se dedicase a lo que tanto le gustaba. Por ello, empezó a tomar clases de pintura desde muy corta edad. Con dieciséis años entró en el Instituto de Arte de Moscú donde muy pronto observó el arte un tanto academicista que se enseñaba. La influencia de Paul Cézanne era la tónica particular del centro y Kush no se sentía identificado con la técnica del maestro impresionista.

[photomosaic ids=»44242,44243″]

Empezó a indagar, a investigar y a visionar la obra de grandes artistas como Botticelli, El Bosco, Van Gogh, Monet o Dalí, gracias a su curiosidad y afán científico heredado de su padre. Ello le llevó a comprender que estos pintores no sólo habían interiorizado los logros de artistas precedentes sino que también la labor creativa pasaba por la propia inventiva e imaginación. El influjo surrealista hizo mella en él y las metáforas empezaron a cobrar vida a través de su pincel.

[photomosaic ids=»44244,44245,44253″]

Sin embargo, nadie es profeta en su tierra. El joven Kush decidió trasladarse a Estados Unidos a probar suerte como artista. A pesar de sus esfuerzos, fue realmente en su continente natal donde sus obras comenzaron a ganar fuerza y visitas y por ello decidió trasladarse a Hawai, donde podía mantener un doble contacto tanto con Asia como con América. Allí fundó su primera galería artística, seguida de una segunda que ubicó en California.

[photomosaic ids=»44246,44247,44254″]

La impronta surrealista es muy clara en la obra de este pintor ruso, sobre todo en el empleo de metáforas o elementos cuyo significado onírico es inconfundible. Globos aerostáticos hechos de nubes, lagunas que resultan huevos fritos, mariposas que resultan ser manzanas, puentes que son orugas… un sinfín de animales y objetos pueblan los lienzos de Kush llevando al espectador a una observación más profunda y con más detenimiento.

[photomosaic ids=»44248,44249″]

En muchos aspectos, sus obras recuerdan a las de El Bosco, pero difiere del artista holandés en que sus metáforas son mucho más amables y menos sombrías. El colorido empleado resulta alegre y vivo y la destreza del dibujo hace ver que sus obras son fruto de un rico mundo imaginario que poco tiene que ver con la realidad. Con ello, es lógico que el espectador lo encuentre mucho más cercano a las obras de un genial Dalí.

[photomosaic ids=»44250,44251,44255″]

Lo real se termina mezclando con lo fantástico en una obra donde la cuidada luz la convierte en un lugar único en el que se encuentran todo tipo de criaturas, que resultan ser metáforas de la vida cotidiana, que se desarrollan en bellos paisajes cargados de imaginación y dulzura.

Los tatuajes de doble exposición causan furor

Parece ser que los tatuajes están más de moda que nunca. Los nuevos motivos y expresiones siguen en ebullición y haciendo cada vez más interesante el dibujo marcado sobre la piel. No importa el tamaño, la forma o el motivo elegido para decorar una parte concreta y especial de nuestra anatomía. Solo importa que sea lo más original y novedoso posible.

Leer más

El gran «Maestro de la Luz» ruso

Cuando Catalina La Grande accedió al trono de Rusia, de la mano de su marido Pedro III, nunca llegó a pensar que sería recordada como una gran mecenas de las artes y las letras en el país que la acogió como emperatriz. Fue una de las más importantes coleccionistas de su tiempo que consiguió enriquecer la colección palaciega gracias a las sumas de dinero que invertía en adquirir obras provenientes de toda Europa. Y no sólo eso. Consiguió que la Ilustración calase entre las clases nobles y que las artes evolucionasen como nunca antes ni después se vio en la historia del país, tal vez debido a las constantes luchas internas y externas que durante los siglos XVIII y XIX tuvo que sufrir hasta alcanzar cierta estabilidad.

[photomosaic ids=»42793,42794,42795,42796,42797″]

Rusia ha sido fuente de grandes artistas durante la última mitad de siglo. Quizá sea la distancia, quizá las diferencias culturales, o tal vez el arduo clima y la vasta extensión de terreno que conforma al gigante europeo el causante de la ignorancia, en muchos casos desde el punto de vista de la Europa Occidental, del potencial artístico de este desconocido país. El realismo pictórico es uno de los movimientos que pega con más fuerza en la actualidad, aunque sin descartar otros.

[photomosaic ids=»42798,42799,42800,42801,42802″]

El artista Evgeny Lushpin es uno de esos pintores que no pasan desapercibidos y que son reconocibles bajo la estela del citado realismo. Es considerado uno de los grandes pintores del momento y uno de los “Maestros de la Luz”, emulando a Vermeer, Miguel Ángel, Leonardo, Rembrandt… con obras que parecen auténticas fotografías realizadas sobre lienzo. Su capacidad de llevar a la realidad paisajes y vistas de ciudades deja la piel de gallina a quien lo contempla. El efecto realístico es tal que se podría decir que sus obras se tratan de auténticos trampantojos que confunden la realidad de sus obras.

[photomosaic ids=»42803,42804,42805,42806,42807″]

La capacidad de análisis, de detallismo y de narración son consideradas el punto fuerte de cada una de sus pinturas. El espectador se traslada, literalmente, dentro de la obra, la cual parece cobrar vida por sí misma, para perderse por sus calles, caminos y callejuelas a fin de integrarse por completo y mimetizarse con la misma. Algo similar ocurre con sus canales o el interior de las casas que retrata. Los personajes que integran estas escenas resultan totalmente armónicos y en sintonía con el ambiente en el que se ubican, con escenas que hablan de la buena comunicación entre vecinos y la tranquilidad de la vida diaria. La belleza de la naturaleza también ocupa un lugar prominente, con escenas donde el agua y la luz se combinan en total majestuosidad, o la misteriosa fuerza de la noche que atrae como un imán a cualquier observador curioso que quiera entablar relación con lo enigmático.

[photomosaic ids=»42808,42809,42810,42811,42812″]

Las obras de este gran artista están causando una increíble impronta en su país natal y sus ventas se van incrementando año tras año. El poder de la pintura y de la obra de arte original, armónica y bella atraen de manera singular a los coleccionistas que ya ven en Lushpin la reencarnación de un nuevo maestro de los pinceles, a la antigua usanza y conservando el aire de misterio y autenticidad que hacen único a todo artista genial.

Página 1 de 3

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén