Etiqueta: red carpet

Premios Goya: encarnizada batalla en la alfombra roja

La actriz Loles León en los Premios Goya

La actriz Loles León en los Premios Goya

Las alfombras rojas no sólo sirven para conducir un rebaño de estrellas al interior de un edificio y evitar que algún despistado termine en el McDonald de turno, sino también como escenario de una encarnizada batalla de estilos, donde las féminas son siempre las que más arriesgan. Este fin de semana seremos testigos de tres grandes eventos con red carpet, pero a nosotros nos interesa especialmente la gala de los Premios Goya, que este sábado 7 de febrero celebra su 29ª edición en el Auditorio Príncipe Felipe de Madrid con Dani Rovira como maestro de ceremonias.

Allí veremos a lo más granado del cine español lucir sus mejores galas, con la intención de escalar posiciones en el ranking de las mejor vestidas de la noche. Una consideración que varía en función de la tendencia reinante esa temporada, el color elegido, con qué se combine, el peinado y, como no, de la percha –no es lo mismo un Óscar de la Renta silueteando las curvas de Blanca Suárez, que embutido en el cuerpo de Loles León-.

Año tras año, los Premios Goya han dejado tras de sí una actriz y un actor coronados como los más acertados a la hora de elegir su estilismo. La página especializada en moda Stylight.es ha elaborado una ingente infografía donde se resumen las tendencias más repetidas, descubriendo a su vez cómo ha evolucionado los cánones de belleza a lo largo de la corta historia de los Goya. ¿Quién triunfará este año? Estará complicado, pero con el regreso de Penélope Cruz a la fiesta grande del cine patrio seguro que el resto de actrices sacarán sus mejores armas para ganar la batalla de estilos. ¡Qué nervios!

 

 

””Infografía de STYLIGHT.es

¿Qué debe tener un vestido para entrar en el ‘Olimpo’?

Pocas palabras tienen un significado tan rotundo como el que Dress Code le da a la perfecta manera de vestirse. Aquí solíamos guiarnos por la etiqueta o el protocolo pero ambos conceptos huelen tan a rancio que ni se siguen, ni se respetan, ni falta que hacen. Hay ocasiones únicas y vestidos creados exclusivamente para ser lucidos en la alfombra roja y habría que juzgar y condenar a quién destroza una creación impresionante haciendo el paseíllo en cualquier presentación.

Los Globos de Oro con los que acabamos de abrir el año han sido un prometedor respiro. El Givenchy de Julianne Moore, el Carolina Herrera NY de Jenna Dewan o el Versace rojo Heidi Klum, son una muestra de que el buen gusto y el glamour pueden coexistir. Pasa pocas veces, pero cuando pasa es un lujo ver como escenarios y vestidos se encuentran y prácticamente danzan. Fuera de ese entorno, el único escaparate posible sería la vitrina de un museo.

Si hay dos preguntas que todo vestidazo debería contestar afirmativamente para entrar en el ‘olimpo’ de los trajes de ensueño deberían ser: ¿podrías desfilar en una alfombra roja de Hollywood? y ¿podrías ser objeto de contemplación en un expositor del Prado?

Si el vestido dice dos veces «Sí», entonces es óptimo para una novia, una recepción nocturna en el palacio Real o un estreno de cine. Si dice “No” aunque solo sea una vez, déjalo para la boda de tu prima o para disfrazarte en casa, como deberían haber hecho Keira Knightley y Jennifer López respectivamente en esta edición de Los Globos de Oro.

Otro acontecimiento planetario que pone los vestidos de ensueño en un pedestal es la semana de la Alta Costura que se celebra cada enero (y julio) en París. Hay creaciones a las que literalmente es imposible poner un precio dada las horas de trabajo y los ricos materiales utilizados en su confección, y es triste, triste de llorar y no parar, que las clientas allende países emergentes salgan de los pases vip con las bolsas llenas de prendas de Vuitton, Chanel o Dior, que después serán lucidas en las antípodas de los museos, de las alfombras rojas o de los estrenos hollywoodienses.

¡Por una red carpet con vestidos de ensueño y por unos vestidos de ensueño con su red carpet!

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén