Etiqueta: Queer As Folk

Las series con más «ambiente» de la televisión

‘Queer as Folk’ marcó un antes y un después en la comunidad LGTB. Han pasado 15 años desde que los chicos de Pittsburgh se despidieron de la audiencia. Pero Daniel Lipman, escritor y productor de la misma, confirmaba un posible Reboot en el Festival de Televisión de Austin hace unas semanas.

queerUSA

«Estamos abiertos a ello. Eso sí, dependiendo del sentido del reboot. Creo que lo interesante sería explorar cómo son nuestros personajes, ahora con 40 años, mezclándolos con una nueva generación y viendo cómo va. Por ejemplo, que pasaría con Gus, el hijo de Brian y Lisa que ahora tendría la edad de Justin, 17, si fuese gay. Qué diferente sería su visión de la vida respecto a la de su padre. Ese tipo de cosas sería lo interesante de explorar»

queerUKShowtime aún no se ha pronunciado en cuanto a la propuesta, aunque no cabe duda de que sus seguidores han sentido esa chispa de esperanza. Y hablamos de una serie que fue un hito en la pequeña pantalla, un punto de inflexión para la comunidad gay que por primera vez sentía que alguien pensaba en ellos, y también por el riesgo que asumía a la hora de narrar las aventuras y desventuras de un grupo de jóvenes (Brian, Justin, Michael, Emmett, Ted, Ben, Lindsay y Melanie) con problemas para adaptarse a un mundo hostil, abordando temas homosexuales sin censura y combinando a partes iguales el drama, el sexo y la comedia. No debe uno olvidar sin embargo que el verdadero pionero fue Russell T. Davies. Si bien su ‘Queer as Folk‘ (1999) con acento British no llegó a una tercera temporada, su contundencia fue suficiente como para captar la atención de Lipman y  de la televisión norteamericana. Ahora, prepárate para descubrir a cuatro directores que no dejan indiferente a nadie. La ocasión lo merece.

Russell T. Davies

5wyuWivfEs el responsable de romper todos los moldes con la trilogía ‘Cucumber‘, ‘Banana‘ (foto de portada) y ‘Tofu‘ (un documental) en el canal británico Channel 4. Y no hablamos de una ensalada tropical donde los pepinos y los plátanos combinan en una explosión de sabores afrodisiacos, sino de lo que el protagonista se encuentra en un supermercado.

Henry Best (Vincent Franklin) es un cuarentón cascarrabias que está pasando por esa fase tan crítica en la que toda pareja teme caer; ¡la monotonía, la falta de comunicación, la crisis sexual, la debacle! Una comedia desternillante e inteligente que nos acerca a la vida moderna como sólo sabe hacer un inglés, con elegancia.

Alan Ball

A-dos-metros-bajo-tierra-(Six-Feet-Under)19Aunque ha llovido mucho desde que Alan rodó ‘A dos metros bajo tierra‘ (HBO), es imposible no mencionarle como referente. Recordamos con añoranza a un jovencito Michael C. Hall (‘Dexter’) en el papel de David, el hombre serio, religioso y gay aún en el armario que debía encargarse de la funeraria familiar tras la muerte de su padre.

skarsgard-true-blood

¿Y qué hay de los sueños eróticos de Jason Stackhouse en ‘True Blood‘? (HBO) El fucker con cabeza de chorlito (¡y muy buen corazón!) que con sólo probar una gota de sangre vampírica, para su asombro y desconcierto, se sumergía en sueños húmedos, completamente lúbricos con el vampiro Eric, el rubio oxigenado con los años de Matusalén en cada pata (capítulo 7×02).

Y Lafayette, el personaje con más flow. Ese eyeline waterproof perfectamente delineado que ni las folclóricas (¡Faraona!), ese pañuelo a lo Celia Cruz, ese movimiento de cabeza a lo Mariah Carey. Nadie, absolutamente nadie, freía las chuletas en el bar de Sam como Lafayette. Desprendía arte por todos sus poros. Los chorretones sudorosos producto de los calores de la freidora no hacían mella en su estilismo.

Ryan Murphy

Empezó con ‘The new Normal’ (NBC) la comedia que narraba la vida de una pareja gay y la madre de alquiler que traería al mundo a su hijo. Después continuó con ‘Glee‘ (FOX), la relación entre Kurt Hummel (Chris Colfer) y Blaine Anderson (Darren Criss), así como la locura contagiosa de Brittany Pierce (Heather Morris) y Santana Lopez (Naya Rivera).

American-Horror-Story-poster-AsylumNo olvidamos la serie antológica ‘Amerian Horror Story‘ (FX) en cuya segunda temporada ‘Asylum‘ el personaje de Sarah Paulson, con motivo de su relación lésbica, queda atrapado en el diabólico manicomio bajo el yugo de la madre Jude; o el cameo de Matt Bomer en ‘Freak Show‘ (sufrió la muerte más sádica, cruel y desconcertante que existe, a manos del perturbado, maldito, niño de mamá y loco del pueblo Dandy); y por otro lado a Lady Gaga, el icono de la comunidad LGTB que participará junto a Bomer en la nueva ‘American Horror Story: Hotel‘. Y dice su director que será más sangrienta que sus antecesoras. ¿MORE? Tiembla mundo.

the-normal-heart-poster-matt-bomer-36988192-1024-1516

Murphy terminó por todo lo alto cosechando premios con ‘The normal heart‘, la película para televisión de HBO basada en la obra de teatro del mismo nombre escrita por Larry Kramer, que narra la crisis del VIH durante la década de los años 80 y de como un grupo de activistas y médicos intentaron concienciar al país para contar la verdad sobre la epidemia y recibir la ayuda que merecían, cuando el país giraba la cara hacia el lado contrario al creer que el problema no era suyo. Mención especial para Joe Mantello, Mark Ruffalo (lo borda y le damos un millón de aplausos) y para Matt Bomer, claro que sí, Globo de Oro a mejor actor de reparto. Taylor Kitsch, Jim Parsons, Jonathan Groff, Julia Roberts, Denis O’Here y Alfred Molina completan el film.

Jenji Kohan

¡Por fin! Una mujer. No hay más que ver a la susodicha, la escritora de ‘Weeds’, con sus gafas de pasta vintage, su pelo multicolor al viento, sus vestidos sacados de una película de Almodóvar y el ingenio que desprende en cada uno de sus guiones, cada cual más sorprendente, nos deja a todos sin palabras con su ‘Orange is the new black‘, el drama carcelario que narra la historia real de Piper Kerman como broche de oro final.

Looking, rompiendo con los estereotipos

La temática de las series es lo que hace que el espectador se sienta identificado. Desde el año 2000, el tabú de la homosexual se rompió gracias a series como The L World o Queer As Folk.

Pero no es de estas series de las que hoy hablaremos, si no de una que, gracias a las ya comentadas, ha podido entrar, con paso lento pero seguro, a nuestras vidas hasta conseguir consagrarse gracias a una exitosa primera temporada y un estupendo inicio de otra.

Hablamos de Looking. Esta arriesgada apuesta de la HBO del pasado año fue tratada desde antes de su estreno como la adaptación masculina de Sex In The City. Se descubría después que Looking iba mucho más allá. Su capítulo piloto, estrenado en enero del pasado año, hizo que las comparaciones con otras series pasaran a un segundo plano.

Protagonistas de Looking

Protagonistas de Looking

Looking intenta romper los falsos mitos que envuelven a los homosexuales: desde el cruising hasta las relaciones de pareja donde tres no son multitud, pasando por los festivales más conocidos en el entorno homosexual.

Los protagonistas son tres amigos completamente diferentes, residentes en una de las ciudades históricamente más homosexuales: San Francisco. Capitaneados por Patrick, papel que interpreta Jonathan Groff  al que hemos visto anteriormente en Glee y poniendo voz a Kristoff en la versión original de Frozen, Frankie J. Alvarez que interpreta a Agustín, actor de teatro de Broodway que ha participado en obras como Hamlet, y Dom, interpretado por Murray Barlett, el mayor de los tres amigos que interpreta un veterano de la televisión que seguro que has visto en Damages o All my children.

Este es el punto de partida de una serie que no tiene tapujos a la hora de mostrar todas las caras de las relaciones, ya no homosexuales, si no de las relaciones entre personas porque, al fin y al cabo, de eso trata la serie, de la vida de tres chicos en busca de su lugar en el mundo, intentando normalizar las relaciones entre personas del mismo sexo.

Durante la primera temporada, podemos ver como las parejas se crean y se destruyen por culpa de la falta de sinceridad y, cuando esta existe, los protagonistas no son capaces de asimilarla y huyen de un posible cambio de forma de vida. Pero no solo de amor habla la serie, también están presentes en ella temas como el trabajo o el miedo a asumir responsabilidades.

Así como cada uno de los protagonistas interpreta un rol estereotipado dentro de la trama, encontramos a Patrick, un joven alejado de lo que se denomina ambiente gay, con un trabajo poco utópico, como es el diseñador de videojuegos. Agustín, un ayudante de artista que busca su inspiración y que cree encontrarla cuando rompe la rutina de su relación de pareja, aunque sea a base de mentiras y, por último a Dom, el personaje más maduro que, a punto de entrar en la cuarentena decide cumplir su sueño y abrir su propio restaurante avalado por una persona que conoce y de la que acaba enamorándose sin esperarlo.

Uno de los puntos fuertes que caracteriza a Looking, creada por Michael Lannan, es la sinceridad, naturalidad y falta de falso pudor, en su forma de contar la historia. Secuencias recreando actos sexuales ya sea en pareja, en tríos o en orgías, el consumo de estupefacientes o fiestas clandestinas, son escenas recurrentes y habituales si, con ellas, se explica la evolución de la trama de algún personaje, pero nunca de una forma soez ni innecesaria como podría ocurrir en otras series de temática similar.

Looking es una serie coral, fácil y rápida de ver, ya que cada capítulo tiene una duración de no más de treinta minutos, con una primera temporada de ocho capítulos y una segunda actualmente en emisión con un total de diez que hará las delicias de aquellos que se sienten atraídos por los seriales corales.

Actualmente, puedes disfrutar de la segunda temporada de Looking, los lunes, un día después de su emisión en EEUU,  gracias a Canal+Series, el martes en DUAL  y, durante toda la semana, en su servicio Yomvi.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén