Etiqueta: príncipe Carlos

Collage de ‘plebeyos’ para retratar a príncipes y ‘dioses’

Para aquellos que ocupan su tiempo buscando la foto perfecta para editar un artículo concreto saben lo tedioso que es esta búsqueda. En ocasiones, ni el mejor banco de imágenes es capaz de ofrecerte esa instantánea que anhelas por encima de cualquier cosa y que muestra en un golpe de visto todo lo que el redactor ha escrito con mimo. Esta tarea incluye indagar por el acervo que colecta la agencia de imágenes ‘Getty‘, que ha demostrado a través de su última iniciativa que en ocasiones la solución no está solo en buscar, sino también en crear.

getty-images-principe-carlos-mis-gafas-de-pasta

Lo ha hecho con la creación de rostros conocidos que cada día acaparan cientos de titulares por todo el mundo a través de imágenes de otros personajes completamente distintos. El resultado es asombroso, porque con delicadeza son capaces de reconstruir el popular rostro del eterno heredero al trono británico, el príncipe Carlos, con partes de la fisionomía de otras personas populares y anónimas, como así se muestra en la parte derecha de cada collage.

En el siguiente vídeo podrás ver cómo se ha realizado este impresionarte proceso creativo:

A este minucioso trabajo no solo se ha prestado el hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, también el mismísimo Papa Francisco, la dirigente alemana Angela Merkel o el Dalai Lama. Un arduo trabajo de cerca de cuatro meses con el que, desde Getty, deseaban demostrar que la foto perfecta a veces no existe y los editores deberían dejar volar su imaginación si quieren complacer a sus superiores.

Por cierto, otro artista colocó a estos mismos personajes en un trono muy peculiar (el water) por si deseas echarle un vistazo…

getty-images-angela-merkel-mis-gafas-de-pasta

getty-images-papa-francisco-mis-gafas-de-pasta

getty-images-dalai-lama-mis-gafas-de-pasta

Se cumplen 33 años del majestuoso traje nupcial de Lady Di

Portada de la revista ¡Hola!

Portada de la revista ¡Hola!

Este martes se cumplió 33 años de una boda que paralizó el mundo por su majestuosidad y por la relevancia de los contrayentes. El enlace real entre el príncipe Carlos de Inglaterra, hijo de la reina Isabel II, y la joven plebeya Diana Spencer fue seguido no sólo por el pueblo británico a pie de calle y con banderas en sus manos, sino también por millones de telespectadores que presenciaron este acontecimiento histórico desde la comodidad de sus hogares a través de la televisión, ya que la boda fue retransmitida en directo para no perderse ni un sólo detalle. De hecho, su unión fue tan espectacular que numerosos medios de comunicación se referían a ella como “la boda real del siglo XX”. Y gran parte de este triunfo mediático se debe a la relevancia social que obtuvo la princesa Lady Di desde que comenzase su relación con el eterno heredero al trono británico.

666675

Lo más alabado de aquella soleada jornada del 29 de julio de 1981, que tuvo como telón de fondo la Catedral de San Pablo de Londres, fue sin duda el traje nupcial elegido por la novia. Diana de Gales se vistió como una auténtica princesa Disney para el que tendría que ser el día más importante de su vida y que finalmente supuso el principio de su calvario ya que, según declaró ella misma años más tarde, vivió “como un cordero a punto de ser degollado”.

18757-zEn la etiqueta de su traje de novia rezaba el nombre de Elizabeth y David Emmanuel y era casi tan impresionante y boyante como todo lo que la rodeaba. Era de tafetán de seda y sobre su cuerpo se distribuían 10.000 perlas blancas que fueron cosidas a mano, al igual que las miles de lentejuelas que contribuían a que Lady Di brillase en su gran día junto al sobrio Carlos. Con un estilo muy romántico, con grandes mangas de farol, escote de volantes y una larga cola de hasta 25 metros, el vestido de Diana siempre será recordado como uno de los más impresionantes de los que han portado las princesas europeas en su gran día. Coronó su look con una tiara de diamantes, como así marcaba no sólo la tradición de la Primera Familia británica, sino también la propia de la princesa, los Spencer.

Diana-9780061214370

Mientras tanto, el príncipe heredero cumplió a rajatabla con el protocolo y lució un clásico uniforme de La Marina Real, con el que se acercó al altar con la intención de desposar a la joven Diana. Le acompañaban sus dos padrinos, sus hermanos Andrés, de 21 años por aquel entonces, y Eduardo de 17. Por su parte, la novia llegó a la catedral del brazo de su padre y seguida de cerca por cinco damas de honor y dos pajes. ¡Descanse en paz bella Diana!

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén