Etiqueta: monstruos (Página 1 de 2)

Los monstruos que soñaban con ser skaters

Monstruos que no son monstruos y skaters que parecen ser de otro planeta. Nada es lo que parece. Un juego que nos plantea, en esta ocasión, el ilustrador francés Mickael Brana, mejor conocido como “Patiñodel que ya os hablamos en Malatinta. Fotografías atemporales que representan la más pura esencia de Patiño y que junto a sus inseparables monstruos nos dejan observar el verdadero interior del ilustrador.

Leer más

Los iconos de la cultura pop convertidos en monstruos

Si eres de los que llevan tatuados a Totoro o dormías abrazado a Winnie de Pooh, este artículo puede herir seriamente tu sensibilidad. El tatuador e ilustrador sueco Dennis Carlsson es el responsable de haber demonizado a nuestros personajes de la infancia, porque…¿no estábamos cansados de ver a las princesas Disney como verdadera carnaza de la creatividad de los ilustradores?. Princesas Disney al estilo más porno, princesas con Pokemons, cambiadas de cuento o dándose de leches con la realidad; todo un cansineo que ha llevado a Carlsson a jugar con tiernos personajes que solo de verles provocan repulsión.

Si quieres ver más de Dennis Carlsson no te puedes perder su canal de Youtube en el que muestra el proceso de creación o “speed painting” de cada una de sus ilustraciones y su método de trabajo en Photoshop.

713910217 971425812 987820907 1022133653 2722333819 2806630906 3588052619 3604704756 Hades ursula

Mickael Brana y el bestiario de un skater

Diversión, ilusión y un enorme derroche de creatividad caracteriza al ilustrador que os traemos hoy. Mickael Brana ilustrador autodidacta con residencia en Francia nos trae a través de sus dibujos su particular bestiario, en el que todo tiene cabida. Personajes recién sacados de una imaginación en constante movimiento a los que confiere entidad propia e interactúan con el espectador con total normalidad y cuyos trazos recuerdan la enorme influencia del “street life”.

Nadie dijo que fuera fácil y menos cuando parece que el mundo está en tu contra, pero Brana supo encontrar el cómo y el por qué de las cosas y, ahora, después de encontrar su verdadera pasión, habla con nosotros. Porque nos encanta las personas que luchan por lo que quieren, porque nos encanta la gente con ganas e ilusión y, sobre todo “los monstruitos”, hoy, MalaTinta habla con Mickael Brana.

¿Quién es Mickael Brana?

Es una pregunta difícil…Soy un chico francés (del País Vasco) nacido en 1990, ilustrador y artista gráfico, al que le gusta dibujar personajes raros.

El pattern de MalaTinta de este mes está diseñado por ti, ¿qué quisiste reflejar en él?

Desde hace algún tiempo tenía la idea de usar la tipografía mezclada con personajes y creo que iba bien con este proyecto.

Luego puse colores bastante vivos y calientes para reflejar este maravillo país que es España. Además como era para el mes de marzo, lo que significa el principio de la primavera quería hacer algo con buen rollo y que ¡hiciera sonreír a la gente!

Michael Brana

¿Cómo acabó un amante del skateboard y aspirante a financiero creando un mundo monstruoso?

Estudié contabilidad, pero ODIABA lo que hacía, era horrible para mí… Al final me di cuenta que gracias a eso me encontré realmente, porque cuando haces lo que no te gusta puede ser una manera de encontrar lo que te mola de verdad.

Y el skate, la verdad, me ha aportado muchísimo; por ejemplo, el gusto para la creatividad, ya que empecé a grabar y sacar fotos de mis amigos y eso fue la primera cosa creativa que hice cuando era adolescente. Y también la necesidad y la voluntad de ser libre sin tener ninguna regla, ni jefe, ni nadie que me diga lo que tengo que hacer.

Como tú mismo comentas pasaste por escuelas de diseño e ilustración, pero no con muy buen pie, ya que decidiste dejarlas y empezar a diseñar tu bestiario por tu cuenta, ¿qué no encontraste en ellas para decir dejarlas y sentir que no aprendías nada?. ¿Qué echaste en falta?

(Suspiro) Habría mucho que decir sobre el tema…Después de haber pasado por el colegio, el instituto, el bachiller.., estaba muy harto de los estudios y cuando me di cuenta que me gustaba el diseño, sobre todo la ilustración y que quería dedicarme a eso, me dije a mí mismo que no iba a dejar a nadie más decidir por mi.

El problema que me encontré en las dos escuelas en las que estudié, era siempre el mismo. Me decían “tienes que dibujar esto de esta manera”, sin escuchar lo que yo quería hacer; mientras yo lo único que quería era desarrollar mi universo gráfico y aprender técnicas. Aunque no ha sido fácil, decidí dejarlo y seguir aprendiendo por mi cuenta. Pero ¡ojo!, no digo que las escuelas sean malas, depende de cada uno, pero yo en aquel momento ya estaba cansado y sentía que no era lo que tenía que  hacer para llegar donde quiero llegar. También es cuestión de carácter, yo soy muy independiente e intento seguir mi intuición más que mi razón. Mi mente me decía “quédate, sácate el diploma” mientras mi corazón me decía “no te preocupes, ¡déjalo ya!” .

No me arrepiento…

Pues de haber dejado la escuela justamente (risas)

Color, diversión y personajes con muchísima personalidad caracterizan tu peculiar mundo en el que los seres más extraños e incomprendidos tienen cabida ¿por qué decidiste crear monstruos?

No ha sido una decisión consciente. Simplemente es lo que me gusta hacer y lo que me salió naturalmente.

Lo que me encanta cuando dibujo monstruos es que soy muy libre, no tengo que pensar de qué manera tengo que hacer tal detalle para que quede real. Solo hago lo que me sale y lo que me da la gana. Es muy bueno para la imaginación (también tengo que admitir que soy muy vago para dibujar cosas realistas y que no sé hacerlo bien…)

También me mola todo el lado simbólico de los monstruos. En la historia del arte siempre han representado el lado oscuro del hombre, el inconsciente, los vicios, los miedos, etc.

Si mi vida tuviera una banda sonora sería…

No conozco muchas bandas sonoras, la verdad, pero sería algo con canciones bastante diferentes la una de la otra y con unos cambios un poco brutos, sin transición.  Con canciones muy alegres por un lado y otras bastante más melancólicas. ¿Qué peli tiene esa banda sonora?

¿Qué te gustaría hacer que aún no has hecho?

Aún ¡no he hecho nada! Entre las mil cosas que me gustaría hacer, es pintar mi universo sobre murales, eso sería ¡muy guay!

¿Piensas que a nuestro alrededor hay más de un monstruo al que podrías dibujar?

Claro que sí, hay un montón. Pero.., ¿nuestro alrededor no es simplemente el reflejo de nuestro interior ?

Una ilustración cómica y dinámica que difieren mucho de lo que nos encontramos al conocer tu obra más pictórica. Trabajos expresionistas en los que los personajes melancólicos que rozan la tristeza se hacen protagonistas, ¿por qué esa contradicción?

También me encanta dibujar ese tipo de personajes. En mi obra pictórica pruebo a tratar asuntos mas profundos, expresar otras emociones, reflexionar sobre temas como la condición humana. Es una necesidad de hacer ambas cosas, de hecho desde que empecé a dibujar, aunque no era aún consciente de eso, se podía ver esas dos direcciones. Pero tampoco creo que sea una contradicción, al contrario, pienso que pueden crear una unidad coherente y que se pueden mezclar con mis ilustraciones y es lo que quiero hacer a medio/largo plazo.

Además me gustan muchísimo los pintores expresionistas como Modigliani, Goya, Bacon, Bernard Buffet, Daumier,  Freud, Egon Schielde, …

¿Qué nos queda por ver de Mickael Brana alias “Patiño”?, ¿te veremos por España?

(Risas) pues espero que aún ¡no hayáis visto nada !

He vivido dos años en España, en Castellón de la Plana y me gustó mucho pero tuve que volver a Francia…Así que es posible que vuelva a vivir en España y que algún día me encontréis andando por un rincón de Barcelona.

Mickael Brana

 

Mickael Brana

Los monstruos de los niños se hacen realidad

Hay movimientos de expertos en educación que denuncian que los pequeños de la casa no pasan el suficiente tiempo en su época escolar trabajando la imaginación y que, desde bien chicos, entran en un bucle de trabajo poco motivador y que se sustenta en los resultados, más allá de potenciar las cualidades personales de cada alumno.

Para ello, el proyecto Monster de Texas ha realizado una curiosa iniciativa que aúna la imaginación de los niños con las artes de profesionales a la hora de dar vida un monstruo único. Cada personaje ha nacido de la mente de los más pequeños. Ellos dibujaban a su manera el monstruo que querían representar, para luego dejar el trabajo sucio a los artistas, que debían dar mayor viveza a sus creaciones aplicando ya técnicas digitales e ilustración. Eso sí, no podrían haber dado forma a monstuitos tan divertidos ellos solo, que quede claro…

“Entendemos lo importante que es la exposición inicial al mundo creativo y como esto puede alterar realmente el futuro de los niños”, explicaban los organizadores de este proyecto con sede en Texas a través de su página web. “La creatividad viene de muchas formas y esperamos animar a su exploración de sus propias percepciones y que entiendan que deben aprender que el arte es una carrera legítima”, sentencian.

Les dejamos con el resultado del proyecto de ‘Monster’:

go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-56__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-58__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-60__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-62__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-70__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-72__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-82__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-43__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-44__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-45__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-48__880 go-monster-project-kids-drawings-inspire-artists-51__880

Cuando los monstruos enseñan los valores a la sociedad

A todos nos encanta desde bien pequeños mancharnos las manos de cera, pero cuando eso se convierte en tu profesión, mola. Color, creatividad y un importante compromiso con los valores que damos a los más pequeños definen la obra de nuestra artista de este mes, Olga de Dios. Una ilustradora todoterreno que desde el principio tuvo claro lo que quería: contar historias que ayudaran a otros a entender mejor al mundo y la sociedad. Un trabajo que gracias a su estilo infantil consigue conectar de una manera sencilla con esas niñas y niños que demandan algo más que una pizarra digital en sus aulas.

Un estilo único e inconfundible y un compromiso con la educación y la diversidad, dan rienda suelta a los personajes con el sello Olga de Dios que, aunque puedan parecer “monstruosos“, en el fondo, son más que adorables. Por esto y por mucho más, hoy, MalaTinta habla con Olga de Dios.

¿Quién es Olga de Dios?

Soy una mujer de 35 años que vive con su novia en el madrileño barrio de Lavapiés.

¿Recuerdas cuando cogiste un lápiz por primera vez?

No tengo el recuerdo de una primera vez, pero sí recuerdo que desde muy joven, dibujar era algo que me apasionaba y a lo que dedicaba mucho tiempo.

En 2013 ganaste el Premio ‘Apila Primera Impresión’. Haciendo recuento de tu vida profesional y personal, desde ese momento, ¿qué dirías que te aportó conseguirlo?

A nivel profesional el Premio Apila significó para mí la oportunidad de iniciar mi carrera como autora de libros para la infancia. Personalmente ese premio supuso un empujón para lanzarme al vacío y arriesgar por lo que más me gustaba.

Trazos divertidos y colores llamativos dan vida a tu particular imaginario de monstruos, animales y personajes con vida y personalidad propia, ¿Qué te aporta la ilustración infantil en tu trabajo? ¿Por qué decidiste dirigir tu obra en esa línea?

A nivel creativo llevaba tiempo dibujando y creando personajes monstruosos, a nivel personal me surgió la inquietud de generar más referentes. Sentí que era necesario crear nuevas obras para acompañar a la infancia que ofrecieran referentes que yo no encontré de niña. Me apeteció tratar la diversidad desde puntos de vista optimistas, eso lo combiné con mis personajes y el resultado fue Monstruo Rosa, mi primera obra.

Ilustración perteneciente a la obra Monstruo Rosa de Olga de Dios editada por Apila Ediciones, 2013.

Ilustración perteneciente a la obra Monstruo Rosa de Olga de Dios editada por Apila Ediciones, 2013.

¿Piensas que en el mundo del arte, la ilustración es la gran desconocida?

Yo personalmente opino que en nuestro país las disciplinas artísticas están bastante desconsideradas. Hay poco respeto y valoración por el trabajo artístico, tanto a nivel social, económico como académico.

En España, después de ver mis libros, mucha gente me preguntan: ¿ y a qué te dedicas? Sobreentienden que crear libros no es un trabajo.

Dentro del mundo del arte considero que la ilustración va mejorando su posición, aunque sea lentamente. En nuestro país empieza a haber más museos y exposiciones sobre ilustración, en publicidad y en redes sociales cada vez encontramos más ilustración, en las escuelas de arte es una disciplina muy demandada, en las escuelas públicas hay muchas más solicitudes que plazas disponibles para estudiar ilustración. Además, en España se celebran cada vez más exposiciones, ferias y festivales dedicados a la ilustración. Lo que echo en falta es más apoyo institucional a este tipo de iniciativas que son las que generan conciencia, cultura y harían valorar más la profesión en el futuro.

¿Qué hay de ti en cada uno de tus personajes?

Mucho, mi trabajo es bastante visceral. Siento lo que hago como parte de mí y cuando creo un personaje me imagino siempre lo que piensan, lo que sienten y lo que le gustaría decir y hacer. Suena un poco paranoico, pero muchas veces hablo con mis dibujos y me río con ellos.

Ilustraciones pertenecientes a la serie 'Museo de CeraS' de Olga de Dios, 2014.

Ilustraciones pertenecientes a la serie ‘Museo de CeraS’ de Olga de Dios, 2014.

Desde 2014 tu trabajo se ha dedicado casi exclusivamente a la creación literaria, ¿piensas que se puede vivir de contar historias?

Pienso que cualquier persona debería poder vivir dignamente de su trabajo, siempre que este no perjudique a los demás.

En el caso del sector literario es bastante complicado vivir de crear libros, el porcentaje de beneficio que se destina a las autoras y autores es ínfimo. Creo que la industria del libro necesita reestructurarse, adaptarse a los nuevos medios y valorar más a quienes crean el “producto”.

En un momento en el que el Estado destina 72.5 millones de euros menos a becas y ayudas al estudio y el gasto en libros se reduce casi a la mitad en 4 años, ¿piensas que la situación puede mejorar o la cultura es la gran olvidada?

Creo que tenemos que mejorar muchas cosas, entre otras la conciencia y valoración social por la cultura. Pero es un poco la pescadilla que se muerde la cola. Si no se invierte en educación difícilmente se valorará la cultura, ni se generará capacidad crítica en las siguientes generaciones. En el último año he visitado bastantes colegios públicos presentando mi trabajo y mi profesión a niñas y niños de infantil, he conocido a muchas educadoras y educadores que me han manifestado las dificultades a las que se enfrentan cada día en su trabajo fruto del recorte presupuestario y la falta de medios. Es vergonzoso.

Este año decidiste publicar tu trabajo bajo la licencia Creative Commons, ¿qué te llevó a dar este paso?

Mi último libro ‘Pájaro Amarillo’ lo hice para trasmitir a la infancia lo valores positivos del movimiento de cultura libre y decidí empezar a publicar con licencia cc.

Pretendo diferenciar así claramente mi obra de su explotación comercial. Si te interesa leer mi libro puedes descargarlo libremente en mi página web, si te interesa comprar una edición impresa en papel con tapa dura puedes hacerlo a través de la editorial o las librerías.

Otro de los motivos que me lleva a ceder libremente mi obra es facilitar el trabajo a profesionales de la educación a la hora de compartirlos y trabajar con ellos en sus clases. En mis visitas a colegios muchas educadoras me contaban que ellas habían puesto de su biblioteca personal libros para las aulas, decidí que poniendo a su disposición una versión libre en pdf facilitaba esta labor. Muchas aulas paradójicamente disponen de pizarras digitales pero no de presupuesto para comprar libros.

Permitir la obra derivada de mi trabajo fue motivado por las  familias que requieren de adaptaciones de los libros para que sus peques puedan disfrutarlos y que el mercado comercial pocas veces tiene en consideración.

Por ejemplo, una adaptación a pictogramas de uno de mis cuentos es algo que surgió espontáneamente con mi primer libro ‘Monstruo Rosa’, una familia decidió adaptarlo a pictogramas para su peque con autismo y compartirlo en Internet para que otras familias lo disfrutaran, eso es una obra derivada y este tipo de licencias lo contemplan.

‘Monstruo Rosa’, ‘Pájaro Amarillo’, ‘Buscar’ y así, una infinidad de publicaciones que ya han visto la luz con la marca Olga de Dios. Trabajos que han conseguido enseñar valores como el respeto, la diversidad o el cuidado del planeta a los más pequeños ¿piensas que todos los artistas tienen un compromiso con la sociedad?

Yo creo que cualquier ser humano debería sentir un compromiso con su entorno y ser responsable. Cualquier persona se puede convertir en un agente de cambio en su entorno, a la escala que sea.  En el caso del arte entre otras cosas lo considero una herramienta de comunicación muy potente y útil para trasmitir valores críticos de cambio y mejora de nuestra sociedad. Creo que tenemos muchos ejemplos de artistas contemporáneos que trabajan en esa línea y llegan a mucha gente.

Libros publicados Olga de Dios

¿Qué queda de esa Olga de Dios que se manchaba las manos con las temperas?

Yo siento que en esencia soy la misma persona que era de niña. Hago las mismas cosas que son básicamente dibujar e inventar historias. Solo que, ahora, gracias a la educación recibida y a mi dedicación he podido profesionalizar mi trabajo y llegar a más gente.

Para terminar la entrevista nos encantaría saber ¿qué te traes entre manos?

Hago varias cosas al mismo tiempo, compagino siempre el trabajo en mi próximo libro con otras actividades de ilustración. Este año estoy ilustrando los programas de actividades infantiles de La Casa Encendida, el próximo saldrá en septiembre. También colaboro con mis colegas de la Escuela de Arte Diez en proyectos colectivos, acabamos de terminar de ilustrar un calendario solidario y estamos ideando una nueva publicación colectiva.

colectiva.

Los monstruos que inundaron la era victoriana

¡Como nos gustan los monstruos!, y es que, desde que el ser humano ha tenido capacidad para hablar, también la ha tenido para crear un imaginario que muchos artistas y directores de nuestra actualidad desearían. En la última etapa de la Edad Media la presencia de esos temidos monstruos era constante. Unos monstruos encargados para hacerse realidad principalmente por el estamento eclesial y destinados a los márgenes de los manuscritos ilustrados; en los relieves arquitectónicos de los pórticos y columnas de las iglesias; en general, en todos los espacios secundarios del arte en los que  el ingenio y la imaginación hacían convivir razas humanas de extraña morfología con animales reales o fabulosos, criaturas híbridas, seres mitológicos y bestias de asombrosa naturaleza.

EL-JARDIN-DE-LAS-DELICIAS-EL-BOSCO1Unos monstruos sentenciados a ser imagen del terror más absoluto del ser humano de la época como reflejo del miedo a lo desconocido. Artistas de la talla de Picasso, Alberto Durero o por el famoso pintor holandés, que bajo el nombre del Bosco representaba en su Jardín de las Delicias los tres mundos tras la muerte de todo ser humano: El jardín del Edén, el jardín de las Delicias y el Infierno. Un infierno plagado de torturas, gritos y, por supuesto, MONSTRUOS que provocaban el horrible sufrimiento de los pecados del ser humano. Pero no siempre los monstruos han sido y son objeto de miedos y representación de nuestras más temibles pesadillas.

[photomosaic ids=”14792,14791,14789,14788,14787″]

Travis Louie es uno de esos, a los que monstruos y personajes bizarros abrazan para formar parte de su particular bestiario. Nacido en Queens, New York, muy cerca de la Feria Mundial de 1964, Louie desde pequeño sintió una extraña atracción por las rarezas y lo extraño, y es que vivir al lado de la Feria Mundial, marca y mucho. La ciencia ficción y películas de terror le ayudarían a recrear y dar consistencia a su particular mundo. Pero la enorme fascinación que sentía por las rarezas humanas, por los viejos actos de magia Vaudeville y por los extraños y a la vez misteriosos retratos victorianos, le llevaría a que con el tiempo creara un estilo y una visión del mundo más monstruoso y bizarro totalmente distinto a lo que hasta entonces conocíamos.

[photomosaic ids=”14785,14784,14782,14780,14779,14776,14778″]

El estilo visual de su obra está influenciada principalmente por la iluminación y el ambiente de Expresionismo Alemán y Film Noir, películas de la época del cine mudo de finales de 1950. Las películas de directores como FW Murnau, Fritz Lang, Orson Welles, Robert Siodmak, Robert Aldrich, Jacque Tourneur, y el director de fotografía, Greg Toland, tuvieron un gran efecto en la manera en que Louie posteriormente realizaría sus obras.  

Su infancia la pasó haciendo dibujos y escribiendo su diario, en el que describiría con todo lujo de detalles sus seres monstruosos sacados directamente de la era victoriana y eduardiana. Unos personajes que vivieron y murieron en una sociedad en la que no se ocultaban, y aceptados por ella pertenecían a diferentes y distinguidas clases sociales. A través de su obra vemos cuál era su rol y estatus en la sociedad, seres que gracias a Louie consiguieron encontrar su hueco.

[photomosaic ids=”14775,14772,14771,14770,14769,14767,14766,14763″]

Con una trayectoria envidiable en la que destacan exposiciones en la Merry Karnowsky Gallery de Los Angeles, en Joshua Liner Gallery, New York o en la Yves Laroche, Galerie d’Art de Montreal, junto con la publicación de su libro Curiosities, consolidan la importancia de la creatividad y la innovacción del arte contemporáneo, en el que los estilos más clásicos conviven con los más modernos y trasgresores, estilos en los que dibujo e ilustración se solapan, haciéndonos cada vez más difícil la tarea de encontrar la delgada línea que les separa.

Reflejos de una “posible” realidad, que gracias a las técnicas de la invención de la pintura con lavado de acrílico y texturas simples sobre tablas lisas, Louie consigue recrear y plasmar su “particular universo”.

Los monstruos del día a día

Grabado íntegramente con su iPhone 5s, el artista Hombre_McSteez nos presenta su corto titulado Aug(De)Mented Reality.

Un vídeo en el que las situaciones más cotidianas , junto a celulillas de animación,  recrean unos “bichillos” divertidos y más que interesantes.

Página 1 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén