Etiqueta: miedo (Página 2 de 2)

Año nuevo. Viejos miedos.

¿Tienes miedo? Yo sí.

No sé cómo irán las cosas a partir de ahora pero me he propuesto seguir adelante sin ti.

Sé que tu intención ha sido protegerme, evitar que cometiera errores, pero creo que tengo que separarme de ti. Esta relación me está haciendo daño, ya no es bonita ni sana.

Soy consciente de que una parte de lo que me cuentas siempre tiene sentido pero a veces te siento tan incrustado dentro de las entrañas que creo que te apoderas de todo lo demás. Te apoderas de mí.

te has hecho muy grande y yo muy pequeña.

A veces te alojas en mis costillas y me cuesta incluso respirar, es cuando me visita tu amiga la ansiedad.

No me dejas avanzar, las ideas se convierten en “peros” y las oportunidades en nidos de dudas e inseguridades. ¿Seré capaz? ¿Gustará? ¿Me estoy equivocando? ¿Y si no sale bien?

Pero me he dado cuenta de que no pasa nada por tropezarse, el problema es encariñarse con la piedra.

Y tú eres mi piedra ahora mismo. Por eso he decidido decirte adiós, estás demasiado presente en mi vida y no me dejas ser yo misma. Me bloqueas, haces que me ponga a la defensiva o me enfade sin yo querer.

Quiero pensar en ideas para construir y no tanto en razones para desmontar.

Llevo toda la vida contigo y no sé cómo voy a separarme de ti. Recordaré todo lo que me has enseñado, siempre estarás presente, pero no puedo permitirte seguir haciéndolo de esta forma porque así no es sano vivir. No va a ser nada fácil, sé que a veces te llamaré a gritos, pero te pido que por favor guardes las distancias si de verdad quieres cuidarme.

Quiero poder vivir el presente y disfrutarlo, ser feliz sin preocuparme tanto por lo que digas. Y para eso sólo conozco una solución:

Tengo que despedirme de ti, tienes que dejarme ir para que pueda volver a ser grande. 

Es hora de que construya mi vida sin tanto miedo. Tengo que decirte adiós, miedo.

¿Te suena?

El miedo. La sustancia base de todas nuestras inseguridades. La preocupación por el rechazo, por no gustar, por quedarse solo, por equivocarse, por no ser lo suficientemente bueno, inteligente, divertido o guapo. El miedo a la inestabilidad, a fracasar, a decir adiós, a perder a las personas que queremos, (¡ese gran encendedor de los celos!). El miedo, un sentimiento muy conocido que se instala en nuestra tripa y nos aprieta el corazón dejando a nuestro cerebro sin palabras de aliento.

Lo curioso es que este sentimiento acaba provocando aquello que más tememos, porque no nos permite intentar lo que deseamos con toda la fuerza, ya que una gran parte de ella está concentrada en controlar esos pensamientos que nos destruyen y nos incapacitan.

El miedo a ser lo que no queremos ser puede convertirnos precisamente en ello sin querer, ya que de la mano de las inseguridades se nos escapan todas las armas que tenemos, y que como personas nos hacen diferentes, especiales y resilientes.

Tener miedo no es malo, es algo normal que experimentan todas las personas, cumple una función de protección y puede expresarse de muchas formas; está muy relacionado además con la ansiedad, rabia, tristeza… El verdadero problema se pone de manifiesto cuando hace que dudemos con mucha frecuencia de nosotros mismos, paralizándonos, entonces es necesario rebuscar, ver qué es aquello que me hace sentir tan inseguro y cambiarlo. Cuando nosotros asumimos la responsabilidad sobre nuestras emociones, se hace más fácil tomar control y manejarlas.

Si sientes que te invaden los miedos o las dudas, pide ayuda, háblalo con las personas de tu entorno, acude a un profesional, pero sobre todo, habla con tu propio miedo; sí, sí, en serio, como si fuera una persona. No hace falta que lo hagas en medio de la calle dando vueltas de un lado a otro como el vagabundo de la esquina con los pantalones orinados. Manten un diálogo interno, pregúntale qué es lo que le preocupa para que puedas tomar conciencia y actuar de otra forma.

También ayuda tratar de encontrar frases positivas cada vez que te visite uno de estos pensamientos destructivos; por ejemplo cambia un «no sé hacer ni un huevo frito sin quemarlo»  por un «esta vez me ha salido mal pero la próxima vez me saldrá mejor», «cocinar no se me da tan bien pero soy un experto arreglando bicis». Cuando cometemos un error en un espacio y tiempo, tendemos a hacer un juicio de valor y generalizarlo a toda nuestra vida: «un hoy metido la pata haciendo x» se convierte en un «soy un desastre y siempre meto la pata». Lo que nos inseguriza y nos crea aún más miedo en el futuro.

Piensa qué te diría alguien que siempre te haga sentir mejor o con más confianza, ese amigo o familiar que siempre nos recuerda todo lo bueno de nosotros, y no pensar precisamente en lo que nos dice ese cuñado tiquismiquis y toca***** en la cena de Navidad sobre el equivocado rumbo que está tomando nuestra vida.

Hay que tirarse a la piscina de vez en cuando si de verdad es algo que nos importa.

Adiós miedo. Hola 2016.

 

 

 

El arte de hacer lo que tú quieres

¿Alguna vez os habéis levantado por la mañana y habéis dicho: se acabó, voy a hacer lo que YO quiero y me da exactamente igual lo que el resto del mundo piense al respecto? Sí sí, lo que realmente quiero. Porque quiero, porque puedo y porque no me da miedo.

Leer más

Performance como deporte extremo

¿Qué motivos les llevan a dos artistas a jugarse la vida con una finalidad artística?, ¿es necesario colocarse temerariamente in situ con cada obra a pesar de las secuelas que pueda provocar?, ¿estamos ante un ejercicio conceptual que aún es difícil de catalogar?

Todos estos interrogantes se generan en la inescrutable rama del arte contemporáneo cuando preguntas por los artistas Julia Martínez y Omar Jerez, considerados entre los más polémicos del mundo según diversas listas.

Para que el lector se haga una idea breve de quienes son los autores os pongo en antecedentes.

  • 2013. Colocan durante tres días a un enfermo de VIH en una galería de arte con el título ‘Un buen día para morir’.
  • 2013. Se trasladan a Donosti, Omar es caracterizado como víctima de ETA y ejecutan la pieza paseando delante de las herriko tabernas simulando llevar un cadáver entre los brazos.
  • 2014. En esta ocasión van a Berlín a encerrarse con 8 neonazis teniendo en cuenta que Omar es de origen judío.

¿Te ha parecido deporte extremo lo hasta aquí relatado?

Espere lector/a que aquí viene el plato fuerte

El 4 de abril del 2015 tuvieron la osadía de trasladarse al mismísimo corazón de Nápoles. durante 43 días para realizar una performance sobre la mafia con el título ‘Il corriere della camorra‘.

Con ayuda de un periodista italiano consiguieron adentrarse en “Scampia”, famoso barrio que ha dado la vuelta al mundo, y no precisamente como guía preferente para turistas por su exquisita gastronomía o monumentos; nombrado por el escritor Roberto Saviano en varias páginas de su libro homónimo ‘Gomorra’, dicho distrito es conocido por ser punto de venta de drogas y tráfico de armas. Omar Jerez y Julia Martínez haciéndose pasar por arquitectos y con la ayuda de un ciudadano civil, que a su vez necesita permiso del clan, ya que exigen información precisa acerca de por qué hay dos españoles indagando en su territorio, logran acceder al mismo como responsables de un libro de arquitectura y así justificar la documentación realizada dentro de dicho distrito dejando constancia fotográfica y audiovisual.

Tras documentarme a fondo sobre dicha acción, mi sorpresa aumentó cuando supe que en los días que permanecieron en Nápoles, días previos a la acción artística acontecieron los siguientes hechos:

Estando en Scampia, un camorrista de 20 años recién salido de prisión, se acerca a los artistas y al periodista italiano que iba con ellos, pide las gafas al periodista, ya que había visto que eran de marca y acto seguido comienza a contarle que un chico que había estado en prisión y compañero suyo de celda había sido asesinado hace dos meses, este dato horrorizó al periodista, ya que no se publicó en ningún medio de comunicación, era desconocido por la opinión pública y natural de la misma ciudad que el periodista. Su acercamiento iba subiendo de tono al “invitarlos” a dar un paseo en “máquina” haciendo alarde del arma que llevaba.

Posteriormente después de su visita a Scampia, en el hotel donde se alojaban, les pidieron cuatro veces el precio de la habitación más un impuesto, todo ello efectuando el pago en metálico como única opción, esto, es lo que la mafia exige a los comerciantes. El llamado ‘pizzo’.

slider-Omar-Jerez-y-Julia-Martínez

La empresa que iba a realizar la impresión de periódicos se negó en rotundidad a finalizar ese pedido justo después de la primera prueba de impresión, habiendo aceptado en principio y con la factura realizada, exigieron a los artistas una autorización de un tribunal para seguir adelante con el encargo dejando secuestrado el material en dicha imprenta.

El día que realizaron la performance, que consistía en repartir 6000 periódicos ficticios como si se tratara de una editorial de la propia camorra, se presentaron dos camorristas para saber que eran esas hojas que ponía en portada «Il corriere de la camorra», uno de ellos resultó ser un director de cine y cantante neomelódico (parte folclórica de la camorra, similar a los cantantes de los narcocorridos en México) llamado Genny Fenny asociado a los clanes, defensor sin tapujos de la camorra y director, productor, actor e inventor como él define de un film con el inquietante nombre ‘Sodoma, la scissione di Napoli, en ese momento tuvieron que paralizar inmediatamente la acción.

Omar Jerez - Fotografía: @EFFECTONEVE

Omar Jerez – Fotografía: @EFFECTONEVE

El miedo es un acto reflejo de agrupación cultural que ha servido como elemento de supervivencia para que nuestra especie no desaparezca. Es posible que lo que representa miedo para nosotros, ellos lo materializan mediante el horror denunciado con un ejercicio performativo que invalida el equilibrio para razonar entre riesgo y efectos colaterales, ya que la adrenalina es tan fuerte que la sensación primaria de proteger tu integridad queda anulada.

Il Corriere della Camorra

Il Corriere della Camorra

Tuve la ocasión de visionar la serie Gomorra del año 2014, no confundir con la película de mismo título de Mateo Garrone, basada ambas, en la obra literaria de Roberto Saviano, si algo me genera angustia como simple espectador, es que como bien relata una extensa galería de personajes, todos asimilan como estandarte una sola bandera, la del «business»; bajo las reglas de dicha bandera si es necesario descerrajar de un tiro en la nuca a tu mejor amigo de la infancia para conseguir respeto y que sepan quien da las ordenes. Traicionar a tu hermano para que lo asesinen siendo tú el mismo hostigador y librarte del error cometido como una cuestión de honor también forma parte de su idiosincrasia o por otro lado si tienes que masacrar deliberadamente a veinte personas por el simple hecho de pedir un aumento de sueldo se ejecuta con la mayor frialdad; en ese orden sanguinario establecen sus códigos, con reglas y normas que se acatan sin oponerse. No existe un rasgo de poesía cruda embellecida.

Una muerte representa una situación cotidiana. No hay tiempo para llorar, el insomnio y el cuadro de ansiedad solo llega cuando no facturas más que el otro ‘boss’, la indolencia en las emociones se impone a cualquier rasgo humano, los negocios son lo más importante y Dios se llama dinero.

En este sentido, provoca alarma observar como ejecutan cada planteamiento milimétricamente Omar y Julia, inician un rito donde ellos opositan de legisladores con sus propias normas y se exponen sin chaleco antibalas a bordear lo nefasto, sin importar aparentemente lo que pueda suceder.

¿Existe final en algún momento?

El Halloween más divertido para padres e hijos

Esta noche es halloween y no hay niño al que no le guste pasar un divertido miedo en esta tétrica noche. Si no quieres separarte de tus pequeños en esta fecha tan terrorífica, te proponemos unas ideas para que vayáis en consonancia con los trajes de vuestros niños. Y si, además, te permiten sacar tu lado más friki, bienvenidos sean.

. Para los fans de «Star Wars»: Se acerca el estreno de la primera película de Star Wars en diez años, así que no faltará quien se vista en Halloween haciendo un homenaje a la mítica saga de ciencia-ficción creada por George Lucas. Esta madre, además, ha optado por aprovechar la ocasión para salir de fiesta con mayor comodidad. No quería andar con su hijo en brazos toda la noche, así que optó por convertir su carrito infantil en el robot R2D2, aunque en esta ocasión es más entrañable que nunca. Y mira que era difícil…

. Él es su padre: Y no lo puede negar, porque el parecido es evidente. Otro disfraz de Halloween más de los fans de Star Wars. Este padre quiso recrear cómo sería la vida de Darth Vader si hubiera cuidado de sus hijos. Y hemos de decir que no se nota una carencia afectiva en este caso. Ciertamente, la pequeña Leia, de no haber sido dada en adopción poco después de nacer se habría sentido como la princesita más afortunada con un padrazo tan detallista como este.

 . Para las que se creen la madre de dragones: No iban a quedar fuera de estas opciones los fanáticos de la serie que más enloquece a los espectadores, Juego de Tronos. Esta madre ha decidido disfrazarse para Halloween de Daenerys Targaryen, la khaleesi de la saga de George R. R. Martin. Va acompañada de sus vástagos como los tres dragones de la chica de pelo plateado.

. Para los más belicosos: No, el hecho de tener un bebé muy pequeño no te impide salir de fiesta en Halloween. Y si no, que se lo digan a este padre, que se montó por su cuenta con cartones y barras un mega disfraz de robot de combate. Los puso contentos tanto a él y a su niño, que parece entregado a la causa bélica. Sí, nos queda claro que tiene una sonrisa en la cara, aunque mientras esté pensando en cuál es el siguiente enemigo que abatirá.

. Para los pegados a sus hijos: Esta madre tenía claro que no se iba a despegar de su hijo. Así que para llevar consigo a su bebé y darle una estética más tétrica al asunto coincidiendo con Halloween, decidió que ella iba a ser la tela de araña y su niño un arácnido de lo más entrañable, con sus ocho patitas peludas. Suponemos que esa carita tan redonda con esos mofletes no se parece en nada al rostro de una tarántula.

 . Para los rockeros: Hay mucho fanático de Elvis por el mundo. Este hombre no quiso dejar de ir disfrazado en Halloween de su músico favorito, así que para llevar a su hijo optó por la opción que mejor le venía: hizo que su hijo fuese la guitarra del rockero. Puede que viéndolo desde el punto de vista del niño, no sea precisamente el disfraz con una postura más cómoda. Pero también es cierto que al mismo tiempo se garantiza ir en brazos constantemente.

10 pasos para tirarte a la piscina sin abrirte la cabeza

¿Imaginas una y otra vez cómo sería quedar con ese chico con el que siempre cruzas miradas en el autobús? ¿Estás deseando poner en marcha un proyecto profesional o personal en el que piensas desde hace siglos mientras fantaseas en tu curro de mierda? ¿No consigues decirle a tu madre que no quieres hacer algo que ella quiere sin que deje de prepararte esos tupper tan ricos que te salvan de la anemia y de gastar tu sueldo en alimentar a los hijos de los pizzeros de media ciudad?

Leer más

Up, Frozen y otras terroríficas historias para no dormir

Muchos consideraron que la película de Disney Up era una tierna e incluso lacrimógena historia de un cascarrabias, pero a la vez adorable, abuelo que luchaba cual David contra Goliat por salvar su hogar de la vorágine de una urbe en expansión, que conocía a un rechoncho niño que en un principio le saca de quicio, pero que al final le cambió la vida. Mucho ha cambiado la historia en manos de Bobby Burns, un usuario de YouTube que ha visto en esta trama una auténtica película de terror capaz de infartarnos del susto que bien podría reposar en la estantería del Blockbuster en la sección de terror.

Pero Bobby Burns no se ha quedado ahí, ya que en su haber cuenta con otras terroríficas historias que el equipo de Disney trataba de vender como dulces cuentos para niños con profundas moralejas que transmiten valores a los más pequeños de la casa. Que no te engañen. Para niños no es. ¿O a vosotros os parecen divertidos los siguientes trailers? Frozen, Toy Story, Los Increíbles

Los monstruos que inundaron la era victoriana

¡Como nos gustan los monstruos!, y es que, desde que el ser humano ha tenido capacidad para hablar, también la ha tenido para crear un imaginario que muchos artistas y directores de nuestra actualidad desearían. En la última etapa de la Edad Media la presencia de esos temidos monstruos era constante. Unos monstruos encargados para hacerse realidad principalmente por el estamento eclesial y destinados a los márgenes de los manuscritos ilustrados; en los relieves arquitectónicos de los pórticos y columnas de las iglesias; en general, en todos los espacios secundarios del arte en los que  el ingenio y la imaginación hacían convivir razas humanas de extraña morfología con animales reales o fabulosos, criaturas híbridas, seres mitológicos y bestias de asombrosa naturaleza.

EL-JARDIN-DE-LAS-DELICIAS-EL-BOSCO1Unos monstruos sentenciados a ser imagen del terror más absoluto del ser humano de la época como reflejo del miedo a lo desconocido. Artistas de la talla de Picasso, Alberto Durero o por el famoso pintor holandés, que bajo el nombre del Bosco representaba en su Jardín de las Delicias los tres mundos tras la muerte de todo ser humano: El jardín del Edén, el jardín de las Delicias y el Infierno. Un infierno plagado de torturas, gritos y, por supuesto, MONSTRUOS que provocaban el horrible sufrimiento de los pecados del ser humano. Pero no siempre los monstruos han sido y son objeto de miedos y representación de nuestras más temibles pesadillas.

[photomosaic ids=»14792,14791,14789,14788,14787″]

Travis Louie es uno de esos, a los que monstruos y personajes bizarros abrazan para formar parte de su particular bestiario. Nacido en Queens, New York, muy cerca de la Feria Mundial de 1964, Louie desde pequeño sintió una extraña atracción por las rarezas y lo extraño, y es que vivir al lado de la Feria Mundial, marca y mucho. La ciencia ficción y películas de terror le ayudarían a recrear y dar consistencia a su particular mundo. Pero la enorme fascinación que sentía por las rarezas humanas, por los viejos actos de magia Vaudeville y por los extraños y a la vez misteriosos retratos victorianos, le llevaría a que con el tiempo creara un estilo y una visión del mundo más monstruoso y bizarro totalmente distinto a lo que hasta entonces conocíamos.

[photomosaic ids=»14785,14784,14782,14780,14779,14776,14778″]

El estilo visual de su obra está influenciada principalmente por la iluminación y el ambiente de Expresionismo Alemán y Film Noir, películas de la época del cine mudo de finales de 1950. Las películas de directores como FW Murnau, Fritz Lang, Orson Welles, Robert Siodmak, Robert Aldrich, Jacque Tourneur, y el director de fotografía, Greg Toland, tuvieron un gran efecto en la manera en que Louie posteriormente realizaría sus obras.  

Su infancia la pasó haciendo dibujos y escribiendo su diario, en el que describiría con todo lujo de detalles sus seres monstruosos sacados directamente de la era victoriana y eduardiana. Unos personajes que vivieron y murieron en una sociedad en la que no se ocultaban, y aceptados por ella pertenecían a diferentes y distinguidas clases sociales. A través de su obra vemos cuál era su rol y estatus en la sociedad, seres que gracias a Louie consiguieron encontrar su hueco.

[photomosaic ids=»14775,14772,14771,14770,14769,14767,14766,14763″]

Con una trayectoria envidiable en la que destacan exposiciones en la Merry Karnowsky Gallery de Los Angeles, en Joshua Liner Gallery, New York o en la Yves Laroche, Galerie d’Art de Montreal, junto con la publicación de su libro Curiosities, consolidan la importancia de la creatividad y la innovacción del arte contemporáneo, en el que los estilos más clásicos conviven con los más modernos y trasgresores, estilos en los que dibujo e ilustración se solapan, haciéndonos cada vez más difícil la tarea de encontrar la delgada línea que les separa.

Reflejos de una «posible» realidad, que gracias a las técnicas de la invención de la pintura con lavado de acrílico y texturas simples sobre tablas lisas, Louie consigue recrear y plasmar su «particular universo».

Página 2 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén