De sobra es conocido por todos que el tamaño no importa, a no ser que lo tengas pequeño. No hay problema si eres un trípode, escucharás esta frase hasta la saciedad, pero si tu caso es el contrario, y tus atributos sexuales no dan la talla, comienza el calvario.

Leer más