Menorca. Uno de los destinos turísticos menos conocido de las islas Baleares. Un lugar tranquilo y paradisiaco. Aguas cristalinas, calas recónditas por descubrir, monumentos megalíticos milenarios y caballos. Porque una de las cosas que definen esta pequeña isla son las tradicionales fiestas de caballos. Durante el estío se celebran por todo la isla esta tradicional costumbre de montar un corcel de bello porte, siguiendo las reglas marcadas hace ya siglos por la que fuera su sociedad estamental. Y no sólo costumbres. También en Menorca la noche y su ocio atraen a los visitantes a los principales municipios, como son Ciudadela o Mahón.

Leer más