Sudáfrica se ha convertido, durante la última década, en uno de los lugares remotos y desconocidos que cada vez más seduce a turistas del viejo continente. Tres son las capitales que se reparten los diferentes poderes gubernamentales: Pretoria, Bloemfontaine y Ciudad del Cabo. Es ésta última uno de los lugares más curiosos, donde en las playas se pueden encontrar pingüinos que llegan desde la fría Antártida, a la vez que se puede disfrutar de una fauna salvaje propia de la sabana y una mezcla de ecosistemas que sorprenden por su variedad. Sin embargo, todo el mundo recuerda esta emblemática ciudad por la figura de uno de los hombres que consiguió dar visibilidad internacional a la política del apartheid aunque le costó parte de su vida en el presidio. Nelson Mandela sigue muy presente en las mentes y en los corazones de sus habitantes, su esencia se percibe y se reconoce.

Leer más