Etiqueta: Interstellar

Hans Zimmer: la perfección de la extradiégesis

La irrupción del cine como arte de representación mediante proyección de imágenes se apoyó en sus orígenes en la mímesis. Se filmaban situaciones cotidianas y concretas. El objetivo era hacer llegar esa realidad al espectador más allá de contar una historia –que en la mayoría de las ocasiones era obviada-. A pesar de que en la exhibición de las películas una banda u orquesta acompañaba con su música a esas películas, que fueron creciendo en trama y argumento, no fue hasta ‘El Cantor de Jazz’ en 1927 cuando se implementó, aunque de manera parcial, un sistema sonoro en el proceso de rodaje. Este hecho cambió radicalmente la forma de crear y consumir el cine.

Leer más

Mcconaughey llora de emoción con el teaser de Star Wars

Ayer se estrenaba el último teaser de la esperadísima ‘Star Wars: Episode VII – The Force Awakens‘ que se estrenará el próximo 18 de diciembre en todo el mundo. La red ardía con los cerca de dos minutos de trailer, pero ¿sabéis cómo reaccionó el actor Matthew Mcconaughey al verlo?.

El divertidísimo video parodia las reacciones de los millones de fans en todo el mundo, gracias a la mezcla de partes del teaser de Star Wars y de la oscarizada ‘Interstellar

Aclarando ‘Interstellar’: ‘Absolute Zero’

Hoy en día, llamarse Christopher Nolan es símbolo de polémica. Muchos le aman, otros no tanto y, con cada película que estrena el controvertido director, el jaleo está servido.

Interstellar, como ya se veía venir, no ha sido para menos. Tanto que, un alto porcentaje de las conversaciones cinéfilas que os sobrevuelan estos días,  posiblemente sean acerca de esta película y estamos seguros de que oiréis adjetivaciones de todo tipo. Tal ha sido el revuelo ocasionado por Interstellar, que se ha llegado a decir de ella que tenía fallos en la mezcla de sonido. Una peculiar acusación ante la que Nolan, ni corto ni perezoso se ha aventurado a contestar que «efectivamente, hay partes de la película en la que no me interesaba lo más mínimo el diálogo», desmintiendo así cualquier tipo de duda que pudiera haber ante lo que parece obvio: ningún director en su sano juicio permitiría un fallo así en su película, costase lo que le costase retrasar su estreno para enmendarlo.

Unos días y unos cuantos millones en taquilla después sale a la luz el proyecto ‘Absolute Zero’, un cómic con el que Nolan pretende explicar la historia previa a los hechos narrados en Intersetellar, esto es, el proceso y la llegada del Doctor Mann a su planeta y sus avances en el estudio de la habitabilidad del mismo.

El cómic está escrito por el propio Christopher Nolan, y está ilustrado por Sean Gordon Murphy (ejem, ejemmm…), y estará disponible la misma semana que viene, el día 25 de Noviembre. Ya sabemos lo que se van a pedir algunos para estas Navidades …

No será el único regalo entre los que puedan elegir los fans de Interstellar, ya que este cómic no es la única obra que amplia el universo espacial creado por Nolan: Kip Throne, físico teórico que ayudó con el guión de la película, ha sacado también a la venta La ciencia Interestelar, obra que trata las teorías expuestas en la película. Eso sí, sin spoilers…

[photomosaic ids=»21729,21730,21726,21727,21728″]

Interstellar: una nueva dimensión de Christopher Nolan

resumeninterstellarA todos nos viene una película a la cabeza cuando alguien nombra a Christopher Nolan: Memento. Puede ser ésta una de las obras más inquietantes y agónicas de los últimos años, pero bien es cierto que desde Memento, Nolan ha caminado un largo sendero y puede presumir de haberse cargado a las espaldas con un superhéroe (Batman) o una espectacular disección del mundo de los sueños y la concepción de las ideas (Inception) además de presumir, todo sea dicho, de tener casi tantos seguidores como detractores.

Han pasado la friolera de casi 15 años desde que esa obra con toque maestro de la que hablábamos, Memento, le diera la fama; pero Christopher Nolan ha llegado con un nuevo objetivo que no es otro que comerse el mundo o, si nos lo permiten, el universo entero.

Es posible que todos aquellos que vayan a ver Interstellar sin conocer mucho el cine de Christopher Nolan, piensen que nos encontramos ante una nueva Gravity, pero la cosa no puede estar más lejos de la realidad, salvando la obvia ubicación de la acción mayoritaria de la película: el espacio.

PRIMER ACTO: BLOCKBUSTER POR DEFINICIÓN

Se han rodado horas ingentes de material (la película de por si ya dura 169 minutos), usando una cámara IMAX, que también estará presente en lo nuevo de Star Wars, y ha contado con un presupuesto de la friolera de 165 millones de dólares. Protagonizan esta historia estelar Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Michael Caine… Un chorreo incesante de celebridades. Muy blockbuster, ¿verdad? Efectivamente, en palabras de Nolan, Interstellar defiende a capa y espada el espíritu revival de las películas que él mismo disfrutaba en sus años mozos, «las de la edad dorada del blockbuster. Precisamente en esto se ceban los detractores del director, acusándole de pretencioso cuando el verdadero y único estigma que se le puede atribuir en este sentido a Nolan, es intentar hacer de sus historias algo más que un blockbuster, incluyendo en ellas algunas de las preocupaciones del mundo, de la humanidad.

Para la banda sonora, Hans Zimmer en dos registros, uno poco habitual en él, para algunos tramos de película, con unas notas bien pensadas que sobre imagen emulan sin ningún tipo de duda a la obra maestra de Kubrick, 2001: Odisea en el espacio. El otro, más de atmósfera y creación de espacio sonoro y menos de música, como tal.

Interstellar-Movie-Stills-Images

SEGUNDO ACTO: LA NARRATIVA QUE EMOCIONA

Interstellar nos traslada a un futuro postapocalíptico, en el que la Tierra está a punto de desaparecer. En este futuro, se encuentra un padre de 2 hijos, dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano para salvarles y conseguir para ellos un mundo mejor, sea donde sea. La historia transcurre con idas y venidas, pudiendo ser un Armageddon cualquiera (ojo, sin menospreciar este título), con unos personajes brillantemente interpretados (McConaughey y Chastain, POR DIOS) y con los que el espectador consigue empatizar emocionalmente. El peso del guión recae, casi en su totalidad (con permiso, señor McConaughey) sobre una Jessica Chastain sobervia (¿cuando no?) y una Anne Hathaway comedida, pero también correctísima. La película contempla algún que otro altibajo de un guión, cuya base en el fondo es la máxima de que el amor lo puede todo, hasta la física. Nolan discurre sin titubear, siempre respetando unas aparentes reglas básicas, y dejándonos secuenciones para la historia como el de la ola (si me lo permiten: lo más espectacularmente angustioso de todo el cine de Nolan).

[photomosaic ids=»21190,21191″]

EL TERCER ACTO: O LA COMPRAS, O TE SUICIDAS ALLÍ MISMO

Y tras dos horas que transcurren casi sin darnos cuenta, llegamos al último acto. Es aquí precisamente donde la división del espectador se hace obviamente más clara. Nolan nos ha llevado de la mano hasta un punto en el que decide soltarnos, libre albedrío, y empezar tomándose ciertas licencias (porque puede), creando unas nuevas reglas que definen totalmente su identidad y su personalidad en el cine. Es en este último tramo de película donde un Nolan en estado puro muestra realmente su cara y el as escondido bajo la manga, y nos traslada a su dimensión, descubriendo por el camino y casi por casualidad lo que podría ser un agujero negro de verdad, y dejándonos con una boca tan abierta que sólo los espectadores más receptivos sabrán volver a cerrar.

  o-INTERSTELLAR-TRAILER-facebook

Llegado a este punto, quien no haya salido de la sala sabrá que Interstellar es una declaración de intenciones y que no solo pretende limitarse al mero entretenimiento del blockbuster. Tampoco pretende simplemente emocionar. Va más allá de ambas cosas. Quizá pueda tildarse a Interstellar de pretenciosa. O quizá simplemente Christopher Nolan se merezca y sepa que puede permitirse hacer algo así. Porque Nolan es un director que pregunta cosas, que se pregunta cosas, que tiene inquietudes y que sabe muy bien cómo llevarlas a la pantalla sin que se le bajen ni un poquito los pantalones.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén