Etiqueta: hollywood (Página 2 de 3)

La ‘paja mental’ de Sonia Monroy para ser vip en los Oscar

Sonia Monroy en los Oscar (Twitter)

Sonia Monroy en los Oscar (Twitter)

Muchos han acusado a Sonia Monroy de “montajista” sin escrúpulos, cuando seguramente la actriz tenga una buena explicación a todo el revuelo surgido durante la ceremonia de los Premios Oscar 2015. Mientras que esta explicación llega, narraremos los hechos con las pruebas con las que contamos sobre la mesa y que, por el momento, juegan en su contra. Cartas arriba. Sonia, estás nominada. No a mejor actriz de reparto –mucho menos de protagonista–, sino a abandonar la alfombra roja del Dolby Theatre, donde tuvo lugar la 87º edición de la fiesta grande del cine en Hollywwod.

En esta ocasión no ha sido ‘El Super’, ni Mercedes Milá, ni Jordi González los encargados de anunciar que Sonia Monroy estaba nominada a dejar de pisar la red carpet, sino los miembros de seguridad del edificio alarmados por el espectáculo que allí se estaba ofreciendo. Esto ocurrió el sábado, cuando cualquier curioso de a pie podía fotografiarse donde en pocas horas estarían las grandes estrellas del celuloide. Sonia, no estás invitada. Sin embargo, a la protagonista se le fue el santo al cielo y no compartió con sus seguidores de las redes sociales lo que vivió. Lo hizo un día después, el domingo, mientras la gala de los Oscar estaba en pleno apogeo, lo que dio pie a una confusión: ¿Realmente Sonia Monroy está allí? Sí, pero no. Trampa.

Sonia Monroy en los Oscar (Twitter)

Sonia Monroy en los Oscar (Twitter)

Sonia Monroy en los Oscar (Twitter)

Sonia Monroy en los Oscar (Twitter)

La catalana se paseó por la alfombra roja ataviada con un modelito muy patriótico, que ella misma confeccionó en su hogar. La parte de arriba de encaje rojo poco o nada dejaba a la imaginación, mientras que la parte inferior de su peculiar atuendo consistía en una bandera de España. Esa patria que parece no querer ofrecerle una segunda oportunidad y de la que tuvo que emigrar para labrarse un futuro en la Meca del Cine.

Subrayamos que todo aconteció el sábado, pero ella prefirió darlo a conocer el domingo. Explicó cómo no le habían dejado formar parte de la horda de estrellas que accedían al interior del edificio. Se quedó en la puerta. Llorando. Como así mostró en su perfil de Instagram. Pero el sábado no había estrellas, pero sí se estrelló más de una. La agencia Getty Images fue testigo del barullo que se generó y fechó las imágenes de lo ocurrido el día 21 de febrero, el día de los preparativos, cuando se contaban los canapés para que nadie se quedase sin probar el sándwich de atún con pimiento rojo. Quizá no había suficientes y por eso nuestra internacional actriz, que actualmente triunfa en una telenovela grabada en Miami, no pudo catarlos. Sonia, tranquila, que ya llegará tu turno y todos esos que ahora se ríen de tu simpática fechoría un día suplicarán para que les concedas una entrevista sobre la alfombra roja. Diles que no y llámame corriendo. Quiero la exclusiva. Sólo nosotros conocemos el precio de la fama, pero yo no tengo suelto.

Cuenta atrás para los Globos de Oro 2015

Agarrense los machos, porque ya no hay vuelta atrás. Con la alfombra roja estirada y el menú de la cena publicado, queda oficialmente inaugurada la cuenta atrás para los que son ya los premios considerados como la antesala de los Oscar: los Globos de Oro.

Hacia mediados del mes pasado conocíamos la larga lista de nominados de cine y televisión, y mientras estos eligen los atuendos propios para asistir a la gala, la preparación de la misma sigue su curso y aquí nos tienen, un año más, haciendo quiniela a ritmo de mordida de las uñas que ya casi no nos quedan.

Birdman-PosterLos premios, que se repartirán el próximo domingo día 11 de Enero, parten en el apartado de cine con una gran favorita: la nueva creación de Iñárritu, Birdman, película que viene pisando fuerte en tema galardones (fue la gran triunfadora en el sindicato de actores). La película tiene ni más ni menos que 7 nominaciones entre ellas mejor película comedia o musical compitiendo con El gran hotel Budapest, Into the woods, Pride y St. Vincent, y relata la historia de una estrella de Hollywood en horas bajas. ¿Será su temática augurio suficiente para llevarse de calle todos los premios? Pues mucho nos tememos que Boyhood (de Richard Linklater) con sus 5 nominaciones incluyendo mejor película dramática y director, no se irá con las manos vacías. Tanto Birdman como Boyhood han sido aclamadas excepcionalmente por la crítica y afortunadamente aquí no compiten en apartado de mejor película. Respiramos. Pero miedo nos dan los Oscar…

Boyhood_film

Además de Boyhood, el sector británico peliculero también viene sonando fuerte en el apartado drama con The Imitation Game y The Theory of Everything, ambas películas tratan temas delicados y en ambas flotan las teorías (obviamente distintas) de dos genios. Si vencerá “genio” o “genialidad”, lo sabremos el domingo. Compiten también en esta categoría Selma y Foxcatcher.

jennifer_aniston_cakeEn el apartado de las interpretaciones dramáticas tenemos a una Jennifer Aniston sin maquillar y llena de cicatrices en Cake, que competirá contra Felicity Jones (The theory of Everything), Julianne Moore (Still Alice), Rosamund Pike (Gone Girl) y Reese Witherspoon (Wild), otra sin maquillar, que este año está de moda. Steve Carell (Foxcatcher), Benedict Cumberbatch (The imitation game), Jake Gyllenhaal (Nightcrawler), David Oleyowo (Selma) y Eddie Redmayne (The theory of Everything) forman el quinteto de aspirantes a mejor actor dramático.

En comedia, lideran las nominaciones masculinas Michael KeatonBirdman_Michael_Keaton (Birdman) y Bill Murray (St. Vincent), que competirán por el galardón seguro. Les acompañan en la nominación Ralph Fiennes (Gran Hotel Budapest), Christoph Waltz (Big Eyes) y un siempre mayúsculo Joaquin Phoenix (Inherent Vice). Las nominaciones femeninas vienen encabezadas por Julianne Moore que hace doblete con Maps to the stars, que tendrá como rivales a veteranas como Helen Mirren (The Hundred-Foot Journey), Emily Blunt (Into the Woods) o la jovencísima de nombre impronunciable Quvenzhané Wallis (Annie) y Amy Adams (Big Eyes).

Y llegamos a nuestra categoría favorita: NINGUNEOS DE CAMPEONATO.

Ni Angelina Jolie, ni su Unbroken, ni el habitual Clint Eastwood por El Francotirador, ni Gone Girl como mejor película (cuidado, SÍ David Fincher como director y por supuesto SÍ como una catedral a Rosamund Pike como actriz) y tampoco Christopher Nolan, ni su película Interstellar (posiblemente el mayor impacto fílmico del último año) que se tiene que conformar con nominaciones técnicas y a su (maravillosa) banda sonora, acusada, por otra parte, de comerse muchas partes del diálogo en la película por una mala gestión de la mezcla de sonido. ¿Entendemos algo? Nada en absoluto. Pero ahí lo dejamos…

FARGOEn el apartado de televisión Fargo parte como la gran favorita en el apartado drama (no era de extrañar, ha sido el boom seriéfilo del año) con 5 nominaciones, por delante de True Detective que cuenta con cuatro. Tras ellas otros dos booms de la televisión, con tres nominaciones cada una: House of cards y Orange is the new black.

Las ausencias de Modern Family y The Big Bang Theory, que han liderado el jane_the_virginapartado de comedia durante años, han sido de las más sonadas. Así como las irrupciones de nuevas apuestas televisivas como Jane the Virgin o The Affair, que además cuelan a sus protagonistas, Ruth Wilson y Dominic West (The Affair) y Gina Rodriguez (Jane the Virgin), en las nominaciones a mejor interpretación.

Conoceremos los galardonados el próximo domingo (madrugada del lunes en España). Alea Jacta Est.

Grumpy Cat, el minino por el que Hollywood saca las uñas

Vivimos en un tiempo en el que un gato nos conmueve más que una persona. Incluso más aún que una estrella de Hollywood, que con tanto Botox cada vez tienen más mermada su capacidad para cautivarnos. ¿Os acordáis cómo nos sentíamos identificados con Bridget Jones? Ahora, con la parálisis facial de Renée Zellweger, sería complicado creernos dicho personaje, que amasó una gran fortuna enamorándonos con sus imperfecciones. Dista mucho de nuestro felino favorito, que no gasta imperfecciones y tampoco Botox, pero que ha logrado desbancar a muchas estrellas del celuloide como los mejor pagados del momento.

Sí. Como lo oyen. Entre los que más dinero cobran por su cara bonita destaca la presencia de un minino con cara de pocos amigos. De hecho, ahí reside su triunfo. En su gesto de indiferencia cuando su dueña, que ahora cuenta el dinero en millones en vez de en céntimos como el común de los mortales, le fotografiaba para el deleite de sus amigos de Facebook.

giphy

Poco a poco, la popularidad de Tardar Sauce, como así se llama el gatito que ha saltado a la fama bajo el sobrenombre de Grumpy Cat, ha crecido como la espuma. Según ha cifrado recientemente el diario The Telegraph, esta mascota tan especial ha generado a su ama un montante de 100 millones de dólares en tan sólo dos años. Una cifra muy superior a la que tienen acceso ahora actores de la talla de Tom Cruise, Cameron Díaz o futbolistas como Ronaldo. Por no citar la gran mayoría de famosos de nuestro país.

tumblr_meoeqxtwiz1r4xjo2o1_500Pero su éxito no sólo reside en su cuenta corriente. También en la de Facebook. Tiene ya más de siete millones de seguidores en esta red social, cerca de 521.000 en Instagram y 255.000 en Twitter. Manejando estas cifras… ¿Quién trabajaría? Su dueña, Tabatha Bundesen, lo tiene claro: “Yo, ni de coña”. Ha reconocido públicamente que ahora vive exclusivamente de las ganancias astronómicas que le revierte su fiel compañero: “Tuve la oportunidad de dejar mi trabajo como camarera a los pocos días de su aparición en las redes sociales. El teléfono no ha dejado de sonar desde entonces”. Ahora, si es eso cierto de que los gatos tienen siete vidas, esta joven estadounidense tiene más que asegurado su porvenir a base de sacar provecho a las ‘malas pulgas’ de su gato, que ha conquistado a propios y extraños.

La cifra de los 100 millones de dólares no se ha calculado a la ligera. Su agente –sí, el gato tiene agente propio que maneja sus contratos publicitarios y se asegura de que su fortuna no se malgaste con ratones de campo–, enumeró sus ingresos en una entrevista concedida a The Hollywood Reporter y subrayó que Grumpy Cat tiene libros editados con su cara (Grumpy Cat: A Grumpy Book y The Grumpy Guide to Life: Observations by Grumpy Cat) y ha realizado numerosas apariciones en el cine y la televisión, así como ser portada de diversas revistas. Incluso tiene su propia marca de café helado, Grumppuccino, a la vez que ofrece su imagen para la marca de alimento para gatos Friskies.

Con ese currículo, no es de extrañar que las estrellas de Hollywood estén de uñas, ya que ven peligrar sus puestos como reclamo publicitario. Pero en breve tendrán más motivos para no pegar ojo por las noches, ya que se acaba de confirmar que el minino dará en breve el salto al cine protagonizando su propia película cómica. En Hollywood ya se barajan despidos y quizá por eso Renée Zellweger ha transformado de tal forma su rostro para asemejarse a su ídolo: Grumpy Cat.

Se fue Robin Williams: Oh capitán, mi capitán

“El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente; sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro; y examinándote de la asignatura fundamental: el amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida.” Con esta frase empezamos nuestro pequeño homenaje a Robin Williams, tras conocerse su fallecimiento la pasada madrugada a causa de una asfixia.

Citar a Robin Williams es nombrar a uno de los actores más carismáticos que ha dado Hollywood en los últimos años y asociarlo al cine es relacionarlo con estilos tan diferentes como la comedia o el drama y junto a éxitos tan rotundos como El club de los poetas muertos, Mrs. Doubtfire, Jumanji, Hook o El hombre bicentenario.

Nacido un 11 de julio de 1951 su interés por el teatro vino pasada su adolescencia, cuando se mudó a California y dejó los estudios de política para ingresar en la Julillard School de Nueva York, donde estuvo estudiando interpretación durante tres años.

Su primer papel lo obtuvo en la serie Mork & Mindy, en la que interpretaba a un extraterrestre, consiguiendo un éxito arrollador además de asentarse dentro de un género que le daría varias satisfacciones como es la comedia.

Años más tarde, dio el salto al cine con una película que pasó con más pena que gloria. Pero su verdadero éxito vino con la adaptación en carne y hueso de Popeye, dándose a conocer a nivel internacional.

[photomosaic ids=17702,17703,17704,17705]

Después de estos dos papeles en televisión y cine vino el auténtico auge del actor. Películas como Good Morning, Vietnam o El Club de los poetas muertos ayudarían al actor a darse a conocer y  obtener sus dos primeras nominaciones a los Oscars. Pero Williams no consiguió el éxito tan esperado hasta 1997 cuando se hizo poseedor de la estatuilla dorada, con la película Good Will Hunting junto a Matt Damon.

Aunque no sólo en estos filmes participó el actor. Películas tan comerciales como Mrs. Doubtfire, donde interpretaba a un padre divorciado que se hace pasar por una niñera para poder estar con sus hijos, Flubber, en la que interpretaba a un científico un tanto especial que crea una masa verde que tiene vida propia, o al humanoide Andrew en El hombre bicentenario sin olvidar su papel en Jumanji, donde interpretaba al niño desaparecido Alan Parrish, le sirvieron para formar parte del ideario cinematográfico mundial.

[photomosaic ids=17706,17707,17708,17709,17710,17711,17712,17713,17714,17715]

A parte de la comedia y drama, el actor también se atrevió con el género de acción con el film Insomnia, junto a Al Pacino y Hilary Swank.

Robin Williams fue también un habitual de la pequeña pantalla, siendo uno de los primeros actores con éxito en dar el salto de la gran a la pequeña pantalla. Apariciones estelares en series tan míticas como Saturday Night Live, Friends, Ley y Orden o, la que fue su última serie en televisión como protagonista, The Crazy Ones que junto a Sarah Michelle Gellar interpretaba a un genio de la publicidad con unos métodos poco especiales para convencer al cliente. La serie no consiguió atraer al público y fue cancelada este mismo año con tan solo una temporada.

No era para nadie desconocida la afición de Williams a la animación. Uno de sus mayores éxitos en esta rama fue, sin lugar a dudas, el que obtuvo poniendo la voz al Genio de la película de Disney, Aladdin, donde se atrevió también a cantar.

Después de esta película, otras como Happy Feet o la serie de animación Bob Esponja, donde se interpretaba a sí mismo, contaron con su carismática voz.

[photomosaic ids=17716,17717,17718,17719,17720]

Referente a su vida personal, la vivió intensamente. Casado dos veces y teniendo tres hijos de estos matrimonios, Robin Williams vivió entre excesos cuando su carrera se encontraba en todo lo alto. Durante los años ochenta reconoció que era adicto a la cocaína, pero lo dejó cuando nació su primer hijo. Años más tarde, su hermano mayor, moriría por problemas cardíacos.

A principios de siglo y después de unos años sin probar el alcohol volvió a caer en sus garras,  lo que hizo que ingresara en una clínica de desintoxicación. Después de superar estas adicciones apareció en el documental de Discovery Channel, titulado «Curiosidad, ¿cómo funcionan las drogas?»

Todo esto y, mucho más, nos quedará en el recuerdo, porque desde hoy ya no sólo hay una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, si no también en el cielo dispuesto a hacernos reír y emocionarnos con su legado. Porque como dijo en El Hombre Bicentenario: “La risa es esencial para una buena amistad”.

ROBIN WILLIAMS EFE2014081109124311211243

El ‘alter ego fiestero’ de Lindsay Lohan en Gran Theft Auto V

imagesAmargo regalo de cumpleaños para Lindsay Lohan. La ‘niña mala’ de Hollywood le ha cogido gusto a esto de sentarse frente a un juez. Si bien en esta ocasión el tema a tratar no serán sus problemas con sustancias ilegales o las consecuencias derivadas del alcohol por la que ha estado arrestada en su propio domicilio en numerosas ocasiones, esta vez se sienta en el banquillo para defender sus derechos al considerar que los creadores del afamado videojuego Gran Theft Auto V han usurpado su identidad a la hora de crear uno de sus personajes.

grand-theft-auto-5-gta-still-02El alter ego de Lohan en dicho juego se llama Lacey Jonas, un nombre que puede recordar vagamente al suyo, pero que además cuenta con “la imagen, apariencia, ropa, estilo y la colección de moda de la querellante”, como así se recoge en la querella presentada por la actriz el día de su 28 cumpleaños a la que ha tenido acceso la revista Forbes, que asegura que se ha inspirado en Lohan para dar vida a un nuevo personaje ligerita de ropa y amante de las fiestas.

De hecho, las coincidencias que han empujado a Lindsay Lohan a presentar una querella en los tribunales de Manhattan no se quedan simplemente en la apariencia física. “El juego recoge una misión en la que el avatar similar a la demandante pide a otro personajes que la lleve a casa para escapar de los paparazzi”, como así se puede leer en la citada demanda, un hecho que escapa de las habituales misiones de los personajes del citado juego, que se suelen enfrentar más a armas que a indiscretas cámaras fotográficas y persecuciones de narcotraficantes en vez de interesados profesionales gráficos.

Grand-Theft-Auto-V

También comparten escenarios, ya que Lacey Jonas es asidua a las alocadas fiestas que se celebran en el exclusivo hotel Chateau Marmont, donde “la demandante residió durante una larga temporada y que continúa visitando con frecuencia”. Como puede observarse en la imagen de presentación del nuevo personaje de Gran Theft Auto V, que se dio a conocer el pasado mes de diciembre, cuando la actriz comenzó a estudiar si tomar o no acciones legales, la usurpadora virtual también hace suya una de las clásicas poses de la actriz a la hora de posar ante las cámaras, ya sea en los photocalls o en sus propios selfies, haciendo con los dedos el símbolo de la paz. Una paz que se ha visto interrumpida por la aparición en escena de un alter ego de Lohan más fiestera, más divina y más asediada por los paparazzi.

[photomosaic ids=»15668,15669,15670,15671,15672,15673,15674,15675,15676″]

El «jumpologist» del mundo del cine

Fotografiarse dando un salto es una de esas maravillosas costumbres que se ha vuelto parte de la vida cultureta y, por qué no decirlo, instagramera, de todo amante de la fotografía y de los viajes que se precie. ¿A quien nunca se le ha ocurrido hacerse una foto “jumping” con algún paisaje paradisiaco de fondo, en una inmensa playa, o con una gran montaña nevada a sus espaldas?

NYC86320Apretar el botón en el instante preciso y captar esa imagen única e irrepetible es algo que Philippe Halsman descubrió en una época quizá complicada de su vida, una época algo loca, que dedicó por completo a fotografiar ese lado menos lógico, pero también más real, de las personas. Ese click inspirador o, más bien, liberador, fruto de una vida venida a menos al verse acusado Philippe Halsman de parricidio en esta misma década. Su tarea pendiente durante mucho tiempo fue volver a construir su vida desmontada.  Así, desmontar a las celebridades, fue su punto fuerte. Lo consiguió con su cámara, su ironía, su humor, sus conocimientos técnicos y, quizá lo más importante: una admirable capacidad a lo largo de toda su carrera para adaptarse a nuevos lugares, medios y formas narrativas.

Halsman comenzó su andadura en la fotografía de altura allá por los años 40, cuando empezó una serie de fotografías a modo de colaboración con Salvador Dalí. Siendo amigos como eran, las diversas creaciones que ambos protagonizaron, dio fruto una de las más famosas y surrealistas fotos de Philippe Halsman: Dalí Atomicus, con un Salvador Dalí totalmente suspendido en el aire, rodeado de objetos que le acompañan también, flotantes. Surrealismo encerrado en una captura fotográfica. La raíz y germen de todo su posterior trabajo en profundidad del “salto” como tema fotográfico y todo lo que ello conlleva, sin duda estaba ya en ese Dalí Atomicus.

[photomosaic ids=»14262,14263,14264″]

A principios de los 50, y durante seis años, Halsman empieza a pedir a los famosos que retrataba que saltaran para él al final de la sesión fotográfica de turno. No sólo de famosos del cine constaba el experimento. Su genio artístico le sirvió de aval para que personajes también del mundo de la política y de la realeza, quisieran saltar para él. Este experimento en conjunto, daría como resultado la serie Jump Portraits, recogida en el libro Jump Book, y consagraría a Halsman como el inventor del «jumping style» o «jumpology».

En un salto, el protagonista, en una repentina explosión de energía, supera la gravedad. No puede controlar todas sus expresiones, su gesto en la cara y los músculos de sus miembros. La máscara se cae. La persona real se hace visible. Uno sólo tiene que atraparlo con la cámara.

Desde luego razón no le faltaba. No hay más que echar un vistazo a su álbum de saltos y comparar, sin ir más lejos, los saltos fotográficos de personajes cinematográficos con los saltos de personajes de la realeza. En cada retrato, inevitablemente, está impresa la personalidad real del retratado.

[photomosaic ids=»,»]

Algunos de sus retratos de famosos se han convertido en auténticos icónos, han sido copiados una y otra vez en publicaciones o en anuncios, en nuevas fotos y en cuadros. Con el récord de 101 portadas en la revista “LIFE” no es para menos.  Por la cámara de Halsman pasaron las más grandes personalidades de la época, entre ellas Alfred Hitchcock, Grace Kelly, los Kennedy, Anjelica Huston, Rita Hayworth  o el mismísimo Andy Warhol. Fue la revista “Life” la que le dio vía libre a Halsman para poder mostrar su visión de la realidad y para poder viajar con encargos como el de buscar a las mujeres más elegantes del mundo o a las jóvenes promesas de Hollywood, misión en la que conoció a una aún novata Marilyn Monroe, de la que quedó encandilado y a quien volvería a retratar en varias ocasiones más. Marilyn fue de las pocas que rehusó saltar para él en un principio. Pero sí que lo hizo años después, donde incluso brincó de la mano del propio fotógrafo.

[photomosaic ids=»14256,14260,14248,14249,14250,14252,14254″]
[photomosaic ids=»14253,14251″]

jean-cocteau2Pese a su éxito como retratista, el autor mantuvo vivo su lado más artístico, más personal, ese que le permitía seguir avanzando en cualquier dirección. Es el caso, por ejemplo, de los retratos que realizó a Jean Cocteau en 1949 a veces con dos cabezas, a veces con tres piernas, a veces con seis manos.

Ningún escritor es acusado de escribir lo que está en su imaginación. Ningún fotógrafo debería ser acusado cuando, en vez de captar la realidad, intenta mostrar cosas que sólo ha visto en su imaginación.

Nadie debería ser acusado por imaginar. No dejemos de imaginar o estaremos perdidos. Dichotodo esto, ¿se acordará el lector de la genial película La vida secreta de Walter Mitty? Apliquémonos más el cuento…

Penélope Cruz, 40 años en 40 vestidos únicos

Este lunes Penélope Cruz ha alcanzado la destacaba barrera de los 40 cumpliendo casi todos sus sueños. La de Alcobendas se ha convertido en todo un referente del cine español en el extranjero, siendo una de nuestras intérpretes más internacionales del momento. Ha hecho de Hollywood su particular oficina de trabajo, aunque siempre que tiene ocasión acepta algún que otro papel en su tierra natal para recordar sus orígenes.

Penélope Cruz en una imagen de su cómic

Penélope Cruz en una imagen de su cómic

Si de rememorar va la cosa, la web de estilo Stylighy ha realizado una titánica infografía en la que hace un recorrido por la vida de Penélope Cruz a través de 40 vestidos. Desde aquel look ochentero con el que dio el salto a la fama protagonizando un videoclip de Mecano, hasta aquel otro modelito con el que logró consolidar su carrera en la meca del cine consiguiendo la estatuilla por excelencia: el Oscar. Vestido de Pierre Balmain que, a pesar de conquistar a propios y extraños por su original diseño vintage, se trataba de un diseño rescatado del armario y que contaba con más de 60 años de historia. Un traje excepcional con el que también se ilustró el comic que narra su vida y del que MalaTinta ya habló en su día.

Pero año tras año, el estilismo de la ‘chica Almodóvar’ sirve como recordatorio de los acontecimientos más destacados de su carrera: l escueto vestido rojo con el que conquistó a Javier Bardem en Jamón jamón; el exuberante body de Rob Marshall con el que protagonizó la película musical Nine y con el que consiguió su tercera nominación a los Oscar; ese conjunto lencero no apto para cardiacos que lleva su nombre y en cuya etiqueta se refleja la firma de ropa interior que fundó junto a su hermana Mónica, Agent Provocateur; incluso el disfraz de Mario Bross con el que ofreció su imagen a un spot publicitario de Nintendo.

Infografía de STYLIGHT.es

Página 2 de 3

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén