Etiqueta: Fiesta (Página 1 de 4)

ME Madrid se llena de arte y cultura multicolor para celebrar el Orgullo

Comienza la semana del Orgullo Gay. Una semana en la que Madrid se viste con los colores de la bandera LGTBIQ+ para mostrar al mundo por qué es considerada gay friendly. Salas de exposición, restaurantes, comercios y hoteles se llenan de color para mostrar la diversidad. Para unirse a la celebración, ME Madrid acoge ‘MADE WITH PRIDE’, un programa de actividades culturales de primer nivel. Todo con el objetivo de dar visibilidad, homenajear y ensalzar la causa LGTBIQ+. 

Leer más

Ibiza se llena de lujo y elegancia con Dita Von Teese

La temporada ibicenca ya ha comenzado y cómo no, celebrities de todo el mundo comienzan a pisar la isla pitiusa para no perderse ninguna de las fiestas que clubes de toda la isla ofrecen a todo el que busca disfrutar de la mejor música. La primera en pisar la isla fue Dita Von Teese, encargada de dar el pistoletazo de salida a una de las fiestas que convierten cada año a Pacha Ibiza en el hotspot de la mano del ya icónico David Guetta.

Leer más

El Día Internacional de la Mujer tiene sabor a música y arte

Una vez más, llega una cita inaudible para los amantes de la escena más alternativa de la capital madrileña. El próximo 8 de marzo llega una nueva edición de ‘Music Pills‘ en la Sala Siroco de Madrid

Leer más

¿Qué cara tienes cuando regresas a casa después de una buena fiesta?

¿Te has mirado al espejo alguna vez a las cinco de la mañana después de una larga noche dándolo todo?. Sí. Tú. Seguramente más de una vez te hayan dicho: «menuda cara llevas», «¿con ésa cara vas a entrar en tu casa?«, «¡vas fatal!». Ahora, Jesús Madriñán se ha propuesto mostrar al mundo los estragos de una noche de locura y, para ello, fotografió a todo el que salía a altas horas de la madrugada de varios locales de Roma

Leer más

La Noche del Jaguar: plan alternativo para el puente en Madrid

Llega la segunda edición de ‘La Noche del Jaguar’, ciclo de fiestas que llega de la mano de Jägermeister. Una fiesta marcada por los sonidos que suenan alrededor del mundo donde tienen cabida estilos tan dispares como el disco, el balkan beats, la cumbia o el funk, todos ellos siempre salpicados por toques electrónicos.

Leer más

Una fiesta para despedir la ropa que ya no te pones

La vida pasa, las personas evolucionan y la ropa… la ropa se va quedando en el armario como reflejo de lo que somos y lo que fuimos. Y de vez en cuando, en esos momentos en los que el armario dice “basta”, hacemos borrón y cuenta nueva y hacemos limpia de todas aquellas prendas que tenemos claro que ya no queremos, mientras que otras, se van quedando escondidas en el cajón de los recuerdos por la melancolía de lo que un día significaron para nosotros, pensando que en un futuro volveremos a hacer uso de ellas, aún a sabiendas de que las probabilidades de que eso ocurra son prácticamente inexistentes.

Leer más

9 razones que demuestran que eres un viejo a los 30 años

Ponte en situación. Se inventa la máquina del tiempo y tienes la oportunidad de decirle a tu ‘yo’ pasado cómo te sientan ahora las pocas fiestas que te pegas. Eso de dos días de resaca y uno culpándote por haber aceptado salir a quemar la noche y que te apetecen más planes culturales, cenas románticas o estar en casa bajo la mantita viendo una peli que una buena juerga. Seguro que tu jovencísimo yo se ríe de ti en tu cara, si está en plenas facultades físicas y mentales por esos excesos que de joven te divertían y de mayor son tu peor pesadilla. Pero, ¿qué pasa cuando cumplimos los 30 años?

Seguro que los que ya han rebasado esta barrera exageran, porque a dos semanas de festejar mis 30 primaveras no noto nada distinto y mis amigos siguen pegándose esas fiestas míticas hasta bien entrada la madrugada. Lo sé, porque me lo cuentan al día siguiente o lo veo en las redes sociales. Aun así, vamos a recopilar lo que sucede en nuestras vidas cuando nos convertimos en treintañeros y la fiesta ya no se nos da tan bien como antes:

1. Para ti, el concepto de salir de fiesta cambia. Antes era emborracharte hasta perder el conocimiento y cazar todas las presas que se atrevan a cruzarse por tu camino. Ahora, sales a cenar de tranquis con tus amigos y te crees que eres una criatura nocturna. Llega la hora de salir del restaurante y tu opción principal es regresar al hogar, pero a veces cedes por el qué dirán.

2. Haces un gran esfuerzo por llegar a la segunda copa después de una cena con amigos.

3. Si antes lo dabas todo en la tarima hasta que los miembros de seguridad del local decidían que el espectáculo que ofrecías no era apto para todos los públicos, ahora cuidas tu preciada copa desde la barra. Desde el tendido se ven mejor los toros…

4. Eso si no te duermes entre canción y canción…

5. Antes quedar con tus amigos era tan simple como bajar arreglado al punto de encuentro habitual y esperar a que el resto llegue. Ahora una quedada de amigos está más planificada que el calendario electoral. Se necesita un Google Calendar para cuadrar a todo el mundo y, aun así, sabes que siempre habrá bajas de última hora con la excusa de un dolor fantasma.

6. Miras a la juventud con desprecio. Te da igual qué hacen exactamente, si beben sin control, se pasan de graciosos o ligan demasiado… tu visión ha cambiado y todo te escandaliza, a pesar de que hace no tantos años tu eras uno más y los que hoy tienen 40 te miraban igual de mal a ti. En el Rey León lo llamaban el ciclo de la vida, aquí simplemente envidia de la lozanía juvenil.

7. Ahorras pasta. Esto viene unido a lo explicado antes, dado que dos copas son tu límite. A pesar de que nuestro paladar se vuelve más exigente y preferimos marcas reconocidas, cambias calidad por cantidad. No importa, la resaca está a la vuelta de la esquina de igual modo. De joven te tomabas brebajes misteriosos de líquido verde con una masa extraña con forma de cerebro, ahora te decantas por un gin tonic con mistura para parecer más sofisticado. ¡Trampa!

8. Si eres de los pocos que tienes ganas de salir de fiesta a pesar de tener ya más de 30, tranquilo, el plan termina igual para los fiestero y los no fiesteros a esta edad: en casa. Por mucha fiesta que tu cuerpo pida, tus amigos poco a poco irán marchándose con la excusa de que al día siguiente hay que ir a comer a casa de los suegros o a comprar a Ikea menaje del hogar.

9. Tu look también cambia. Enseñar chicha ya no es la máxima de un vestido, ahora prefieres mostrar con moderación y dotar a tu estilo de esa elegancia que nunca te ha caracterizado.

Página 1 de 4

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén