Etiqueta: estrenos (Página 1 de 3)

‘Fargo’, dos promos desvelan más detalles de la nueva temporada

Cuanto más se acerca la fecha de estreno, 19 de abril, más crece la expectación: ‘Fargo’ ha publicado un nuevo avance en su tráiler, versión extendida, y nuevas promos que, aunque breves, avanzan aún más detalles sobre cuáles serán las claves de tercera temporada.

Leer más

La escena musical de Austin en lo nuevo de Terrence Malick

La localidad texana de Austin se ha convertido en los últimos años en el epicentro de la música en vivo de los Estados Unidos. Su escena musical está ligada a festivales de renombre como el Fun Fun Fest, Austin City Limits o South By Southwest (SXSW). Eventos que congregan a la flor y la nata del mundo audiovisual, donde músicos y estrellas del celuloide analizan el estado actual de la música y el cine en conferencias que marcarán, a la postre, el futuro próximo de la industria.

‘Song To Song’ es el proyecto del director Terrence Mallick (‘El Árbol de la Vida’, ‘La Delgada Línea Roja’) quien ha querido plasmar en este nuevo filme la boyante escena musical de la ciudad, en la que Ryan Gosling (quien protagoniza la también musical y esperada ‘La La Land’) y Rooney Mara, darán vida a dos compositores que entrecruzan sus caminos con un importante magnate del circuito musical, encarnado por Michael Fassbender, y una camarera, a la que da vida Natalie Portman.

El portentoso elenco no se queda ahí –Christian Bale, Cate Blanchett o Benicio del Toro también tendrán un hueco-, lo atractivo del filme viene en el plano musical, y es que en él se dan cita varios de los mayores artistas del momento como Arcade Fire, Florence and The Machine, The Black Lips, Fleet Foxes o Lykke Li, además de contar con la presencia de veteranos como Red Hot Chili Peppers, Patti Smith o Iggy Pop, suponemos que actuando en directo y mostrando la efervescencia artística de esta ciudad que cuenta con poco más de 800.000 habitantes.

La película lleva rodándose desde 2012 y, aunque como es habitual en Mallick, ha habido continuos cambios en el rodaje; ‘Song To Song’ llegará a las pantallas de Estados Unidos el próximo 17 de marzo. Si la simbiosis entre cine y música tiene el resultado que esperamos, podríamos estar ante uno de los títulos más interesantes de este primer trimestre de 2017. Aunque con Terrence Mallick nunca se sabe.

Las series que no te podrás perder en 2017

Que sí, que sabemos que la adicción por las series te está haciendo pasar malos ratos, ávido de nuevas experiencias… Pues aquí te traemos las propuestas para un nuevo año que se caracterizará por el ferviente duelo entre HBO  y Netflix y la llegada de Amazon Prime. Superhéroes, dramas históricos, mundos fantásticos, secuelas, spinoffs… hay para todos los gustos, tantos, que sólo podremos mostrarte una primera parte de los interesantes proyectos que se avecinan y que no podrás perderte en 2017:

Leer más

Las películas que no deberías perderte en 2016

En 2016 no vas a poder salir del cine. Te espera una agenda extensa (lo que también significa agobiante), diversa y de lo más ajetreada. Con la inminente llegada de los Globos de Oro, los Critics’ Choice Awards, los «apasionantes» Oscar que tantas yagas provoca y la oleada de superhéroes que nos vamos a encontrar (que buena falta nos hacen), te decimos desde ya, que no vas a dar a basto. Tu cartera está temblando en este preciso momento.

LOS OSCARIZADOS

‘El Renacido’

elrenacido

Los adjetivos que más se repiten son «brutal» y «violenta». Es lo mínimo que podríamos esperar de una película que trata sobre la supervivencia y la venganza. Contamos con tres grandes: Leonardo Dicaprio y Tom Hardy, a las órdenes de Iñárritu (‘Birdman» 2014). ¿Vamos a cruzar los dedos o lo damos por perdido?

45749-x09bsgif-ZkpA

‘Carol’

carol

Una de las más nominadas en los Globos de Oro, nos sitúa en los años 50 y narra la historia lésbica entre Therese Belivet (Rooney Mara), una joven que trabaja en una tienda de Manhattan, y Carol Aird (Cate Blanchett), una mujer elegante y sofisticada que se encuentra atrapada en un matrimonio infeliz. Descrita como una obra maestra y magnética, también destacamos a dos grandes actrices como Mara y Blanchett que nos han mal-acostumbrado (y para bien) a dejarnos con la boca abierta.

‘Joy’

joy

¿A todo el mundo le cae gordo David O. Russell? ¿Ése tío tan majo con cara de buenazo que parece un rancio? ¿Será porque tiene pinta de político? Sus películas siempre van a los Óscar, es como un maldito grano en el culo para algunos cinéfilos, ¿el niño mimado de Hollywood? ¿Eterno entre los mejores? ¿Y por películas que según dicen no valen un pimiento? Todos los mensajes de odio terminan explotando en la cara agria de nuestro muy mejor amigo David. ¿Quizás ansía demasiado la estatuilla? No lo sabemos. Pero Jennifer Lawrence, Bradley Cooper y Robert De Niro no se pierden ni una. Nosotros tampoco deberíamos.

‘Los Odiosos Ocho’

odiosos

Tarantino es una apuesta segura, una cita que no debes perderte. Como curiosidad, quería a Jennifer Lawrence de protagonista. ¡Anda! Pero finalmente el papel ha sido interpretado por Jennifer Jason Leigh. En éste nuevo Wéstern, traído de la mano del cinéfilo por excelencia que se tragaba películas de serie B, serie J y serie Beta en sus años de juventud (y todo lo habido y por haber), en algún lugar de Wyoming, pocos años después de la Guerra Civil Norteamericana, ocho variopintos personajes se quedarán atrapados en un refugio de montaña por culpa de un gran temporal de nieve (y los ocho no es que sean precisamente amiguitos). ¿Ya hueles el conflicto?

‘La chica danesa’

danesa

Eddie Redmayne vestido de mujer. Punto. ¿Para qué queremos más? Y si la dirige Tom Hooper (‘El discurso del Rey», «Los Miserables’) y sale Alicia Vikander, es blanco y en botella, vamos al cine fijo.

‘¡Ave, César!’

cesar

Una comedia de los Coen promete cuatro cosas: risas, un elenco de estrellas, un guión para enmarcar en la pared y una banda sonora que querrás conseguir como sea. La acción transcurre en el Hollywood de los años 50, cuando la estrella principal de una superproducción de romanos (George Clooney) desaparece misteriosamente del rodaje víctima de un secuestro. Sólo con ver el tráiler se nos ponen los dientes largos.

‘Spotlight’

spot

Es la película que más nominaciones acumula en los Globos de Oro junto a ‘Carol’ y narra la historia basada en hechos reales de los reporteros del Boston Globe que destaparon los escándalos de pederastia en Massachussets.

‘La gran apuesta’

lagranapuesta

Adaptación del libro “La gran apuesta” de Michael Lewis, que reflexiona sobre la quiebra del sector inmobiliario norteamericano que originó la crisis económica mundial en 2008. Christian Bale, Ryan Gosling, Steve Carell, Brad Pitt, Karen Gillan, Marisa Tomei y Melissa Leo completan el reparto entre otros.

GUERRA DE EGOS

‘Batman V Superman’

batman

‘Capitán América: Civil War’

capitanamerica

‘Deadpool’

deadpool

‘Escuadrón Suicida’

suicide

‘Doctor Extraño’

doctorextraño

¡Mención especial! ‘Doctor Extraño’ sigue la historia del neurocirujano Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) quien, después de un terrible accidente de tráfico, descubre los poderes psíquicos de la telepatía y el teletransporte. Scott Derrickson, director de ‘Sinister’ está al cargo. Pero cuidadín. También dirigió ‘Líbranos del mal’ y ‘Ultimátum a la tierra’ Si no fuera porque Cumberbatch no suele calzar pantalones cutres, desconfiaríamos.

PARA TODA LA FAMILIA

Animales fantásticos y dónde encontrarlos‘ o ‘El libro de la selva‘, son estrenos de los que ya hemos hablado. Pero a estos se suman ‘Buscando a Dory‘ (de la que aún desconocemos si Anabel Alonso volverá a prestar su voz), el spin-off de Star Wars ‘Rogue One: A Star Wars Story’ y la comedia gamberra ‘Zoolander 2‘, que promete numerosos cameos a la orden del siempre simpático Ben Stiller.

Owen Wilson, Will Ferrell, Penélope Cruz, Kristen Wiig, Christine Taylor, Justin Bieber, Olivia Munn, Benedict Cumberbatch, Ariana Grande, Demi Lovato, Billy Zane, Kim Kardashian, Madalina Diana Ghenea, Fred Armisen, Kanye West… En tu cabeza están sonando nombres que no eres capaz de digerir. Pero sí.

MICHAEL FASSBENDER

asses

No podría faltar un apartado especial para el polifacético Fassbender, que trae la friolera de cinco películas para 2016 y para 2017. Sí, has leído bien, el número que rima. ‘Macbeth pertenece a 2015, pero la tenemos tan reciente que podemos decir que está salidita del horno. El 1 de Enero se estrena en los cines españoles ‘Steve Jobs‘ (Danny Boyle).

Luego podremos verle interpretando al joven Magneto en la saga de ‘X-Men: Apocalypse‘ (Bryan Singer), seguido nos llegará ‘Assassin’s Creed‘ (Justin Kurzel), la adaptación al cine del famoso videojuego, y por último ‘Prometheus 2‘, la secuela de los inicios de Alien (Ridley Scott) donde repetirá en el papel de David, el sintético. ¿A que no te cansas?

6319147

 

El regreso de Alejandro Amenábar

Déjenme comenzar este texto con una reflexión/idea/apunte que me ronda la cabeza y que hoy por hoy me parece innegable: Alejandro Amenábar es, le pese a quien le pese, uno de esos niños del cine español que acarrea en sus espaldas con el peso de hacer cine calificado (erróneamente) como “exportable fuera del país”. Y me explico: personalmente creo que no existe el cine “no exportable” y sobre todo creo fervientemente que cualquier película le puede interesar a cualquier persona en cualquier parte del mundo. PERO, bien es cierto que en España, el cine cuesta y cuesta demasiado: cuesta demasiado escribirlo, producirlo, distribuirlo y exhibirlo. Demasiado como para invertir además en una promoción adecuada y como para venderlo fuera de según qué límites, por lo general nacionales o como mucho europeos. Es una pena, pero es así. En cierta manera el modelo español está cambiando y evolucionando, pero sigue siendo complicado hoy en día. Así como esto es cierto, también lo es que algunos de nuestros directores autóctonos se han hecho un hueco (por lo que sea) fuera de nuestras fronteras y trabajando igual en el territorio nacional que en el extranjero, su cine aúna el trabajo con equipos (tanto técnicos como artísticos) de fuera del país y hacen una clase de películas que “no parecen españolas”, frase que todos hemos escuchado hasta la saciedad, frase que afirman equivocadamente aquellas personas que, tristemente, crean que el cine español solo es uno: siempre el mismo. También es cierto que son algunos de estos niños del cine español los que se llevan la mayor parte de las subvenciones y los que consiguen mover su cine y ser conocidos también fuera del país. Y esto tiene sus pros y sus contras. Personalmente creo que por tener más oportunidades su cine quizá se valora menos, o quizá la crítica es más dura e impasible, como si tuvieran que dar más que cualquier otro director. Es una visión personal pero así lo creo y, en parte, también lo comparto, aunque con matices: cada película es única y genuina y hay que mirarla y tratarla aisladamente por lo que es, tanto por lo bueno como por lo malo. Exactamente igual que el paciente que acude al médico. Cada uno tendrá sus cositas, pero no recetas el mismo jarabe al que tiene tos qregresion1ue al que tiene fiebre. El problema es que algunos sí que lo hacen y es aquí donde viene la confusión y el problema. Alejandro Amenábar es como digo uno de estos niños del cine español que ya han dado el salto y se han hecho un hueco en el cine a nivel mundial. Tanto es así que estrellas del calibre (tanto interpretativo como económico) de Nicole Kidman o, ahora, Emma Watson, protagonizan sus películas. Su cine es personal, con infinidad de referencias y ciertamente venido a menos en los últimos años, aunque algo es innegable: el mimo que pone en sus películas sigue siendo el mismo que el primer día. Hoy hablamos de Regresión, su nuevo thriller, que no es ni mucho menos su mejor producción y que tiene mil fallos y es tremendamente previsible pero… no por ello menos disfrutable.

Hace unos días escuchaba un programa en la radio en el que Alejandro Amenábar estaba de invitado afirmando categóricamente que comenzó sus primeros años de escuela en un colegio de curas, para pasar más tarde a ser agnóstico y después a ser ateo. Mientras lo escuchaba no dejaba de replantearme lo curioso (y a la vez lógico) que me parecía que en todas sus películas hasta la fecha (quizá excepto en Tesis y Abre los ojos) el tema religioso se tratase tan profunda y tan directamente. Cada director encuentra su filón o curiosidad y Amenábar ha tocado este tema desde varios puntos en cada una de sus películas. En Regresión, nos adentramos en la historia de detective Kenner, responsable de resolver un caso de abusos sexuales por parte de un padre amnésico, a su hija, una joven de 17 años totalmente traumatizada por los abusos. Con el fin de volver a los hechos, el padre se someterá a una regresión mientras la comunidad vive en constante alerta por los supuestos cultos satánicos llevados a cabo junto con los abusos de la menor.

regresion2

Amenábar explora en su cinta el morbo del satanismo. Siendo francos, es este un tema bastante trillado ya, pero que sin embargo personalmente creo que le sirve al director para tratar más en profundidad otro tema mucho más importante y mucho más real: el poder de la autosugestión exarcerbada y, por extensión, la obsesión. En este aspecto Amenábar consigue transmitirnos la agonía y la tensión de una persona escéptica (el investigador Kenner) que para creer tiene que ver, y que no cree pero sin embargo sí que acaba viendo. El increíble poder de la imaginación, lo llaman. Amenábar arma una película casi obsesiva en cuanto a coherencia interna y esto, de nuevo, tiene sus pros y sus contras. Y digo contras porque no hay en Regresión espacio para la conmoción por parte del espectador, para la sorpresa; todo en la película es tan coherente y está tan milimétricamente pensado que irremediablemente termina por ser de fácil pronóstico.  Todo encaja, no hay nada que podamos tildar de incoherente. Pero precisamente la falta de locura es uno de los puntos que echamos de menos de Amenábar.

Es precisamente esta falta de locura y exceso de previsibilidad lo que regresion3hace que la cinta no sea redonda. Le falta originalidad sobre el papel. Y digo sobre el papel porque a pesar de tener un guión demasiado frecuente, sin embargo, de lo que no hay ninguna duda es de que Regresión tiene una manufactura absolutamente impecable. El buen hacer de Amenábar se nota, como se notaba en todas sus anteriores películas, el empeño y el cuidado con el que el director trata a “sus bebés” es totalmente abrumador. Al menos para una servidora. La espectacular fotografía (de Daniel Aranyó) es otro de los puntos fuertes de la película y junto con la música del ya habitual del director, Roque Baños –aún sin ser éste su mejor trabajo-, y Sonia Grande otra de sus habituales en vestuario, hacen un conjunto muy atractivo y plenamente disfrutable, aunque la película peque en muchos tramos de ser autoexplicativa y previsible. Amenábar aguanta una película sin exceso de sustos injustificados, aunque sí con algún que otro golpe de música calificable de tramposo. Nada imperdonable.

Además, y este es otro de los puntos a reconocerle a Amenábar, la dirección de actores es igualmente impecable y es que si algo hace bien es eso: dirigir a actores, especialmente a mujeres. Emma Watson está soberbia en un personaje complicado y con matices y sorpresas, respetando la coherencia en todas sus escenas y sobre todo fuera de todos los registros que le conocíamos hasta la fecha. Sin duda alguna, será ella una de las sorpresas de la película para el gran público y para sus fans.

regresion4

Regresión no es bajo ningún concepto la obra magna de Alejandro Amenábar, pero con sus pros y sus contras resultará curiosa para los seguidores de un director al que restar talento sería un craso error. Aunque solo sea por la manufactura y el mimo que inundan cada una de sus películas.

La tierra marciana de Ridley Scott

Basada en la novela de Andy Weir, The Martian es a los ojos de Ridley Scott, la historia de supervivencia de un hombre en el terreno más hostil de todos: Marte. La premisa principal de The Martian resultará interesante, sobre todo para los niños (ya crecidos) que fallamos en nuestro sueño de ser astronautas y como consecuencia nos apasionan hoy las películas del espacio.

themartian2Mark Watney, que así se llama nuestro superviviente, es un astronauta (y botánico) abandonado en Marte durante una misión interrumpida por una fuerte tormenta espacial. Watney se verá así obligado a intentar sobrevivir en el planeta rojo, a la (larga) espera de que alguien vuelva para recogerle y llevarle a casa. Resulta curioso que The Martian funcione como comedia mejor que como cualquier otra cosa, tanto en sus momentos tensos como en los que no lo son. Nos queda la duda de si es algo buscado, pues su guión denota cierto humor sarcástico en algunos momentos, pero no estamos seguros de que fuera así en pasajes más tensos que, curiosamente, también hacen reír.

Por otra parte, no cae en saco roto el tremendo trabajo de impacto visual de la imagen: el contraste del interior-exterior (nave-planeta): esos blancos impolutos en el interior y ese grano cobrizo exterior resultan espectaculares hasta en el primer fotograma. Y es que The Martian comienza con una escena sin tregua alguna. En el primer minuto el espectador ya se verá en el planeta rojo y con una tormenta espacial encima. Resulta curiosa la manera tan directa en la que comienza la película, sobre todo comparado con lo que viene detrás. No es que The Martian se haga complicada por extensión, pero quizá sí por haberla enfocado hacia su vertiente más mediática. Digamos que la película, a medida que avanza, gana en textura y pierde en coherencia interna.

Es horrible comparar The Martian con Interstellar, pero me themartian1van a permitir decir que estando en el espacio, con Matt Damon a la cabeza del meollo y Jessica Chastain también en el reparto la comparación tenía que salir. Y mejor que lo asumamos más pronto que tarde.

Quien haya visto Interstellar y no haya pensado que Ridley Scott ha cogido a Matt Damon para darle una buena lección de comportamiento, miente. Y quien por el contrario no haya visto Interstellar y viendo The Martian no haya pensado que la situación de Damon ya dramática de por sí, se multiplica exponencial, constante, (innecesaria) y repetitivamente, también miente.

Si Ridley Scott hubiera hecho simplemente un Naufrago versión espacial, estaríamos posiblemente hablando de The Martian como una auténtica ‘masterpiece’, y una ‘masterpiece’ con una exquisita música ochentera además. Sin embargo, confluyen en la película otras subtramas que nada o poco tienen que aportar a lo que interesa aquí: la supervivencia.

The Martian tiene algo muy bueno y es que es precisamente son esas lecciones de comportamiento a Matt Damon, a partir de ahora Mark Watney, las que funcionan en la película. Funciona la trama del hombre superviviente. Funciona y resulta realmente interesante ver cómo vive una persona en la más absoluta soledad de un planeta desconocido y funciona ver que se puede crear donde nada había antes. Que se puede sobrevivir en el medio y sobre todo que se puede sobrevivir AL medio. Con algo de ingenio, eso sí. Funciona incluso la vena filosófica que se atisba en el personaje. El viaje interior de Watney, del que somos partícipes durante la primera mitad de la cinta, gusta.

themartian3Ahora bien, las idas y venidas de la NASA, sus discusiones, su patriotismo exacerbado y su exaltación in extremis (típica tirada de papeles por los aires incluida) junto con la integración en la trama de otros países y el DEMASIADO EXTENSO embrollo que entre todos organizan para rescatar al polizón perdido, la verdad es que nos importa…cero. Nada. Desgraciadamente no podemos decir que son cosas que “están fuera de lugar” porque no hay mejor lugar para que ocurran que el hecho de que un astronauta se ha perdido en Marte… Pero lo cierto es que nosotros lo único queremos ver a Mark Watney adelagazar, coserse él mismo las heridas y quemarse la cabeza con un quemador casero. Queremos ver a Mark Watney en soledad y el reto de hacer un huerto espacial con riego automático por condensación de agua, queremos ver al hombre crear. Y no, no queremos que su rescate sea televisado (QUÉ?).

En The Martian, Ridley Scott no parece darse cuenta de dónde se encuentra el filón de su película (o no le importa ni lo más mínimo) y es ahí donde la cinta pierde en gran parte su razón de ser, enlazando un punto de giro con otro, adversidad tras adversidad, problema tras problema: entre la nave que está volviendo la Tierra y la NASA, entre jefes de otros jefes de la NASA, entre la NASA y los orientales, entre la NASA y la NASA (¡¿?). Problemas por todas partes. Demasiadas trabas, algunas de ellas extremadamente rebuscadas… que tienen como consecuencia el cansancio absoluto por toda la tremendez que allí tiene lugar. El empeño por mostrar la fuerza “del equipo” resulta extenuante, más levemente cuando entra en escena el maravilloso personaje de Rich Purnell y su “Proyecto Elrond” que aporta frescura y carcajadas limpias, además de un ambiente más distendido a una cinta que se nos había quedado en standby hace media hora a pesar de su repartazo.

Y es que cuando vas a ver una película del espacio y te ofrecen tremendeces, puedes comprar o no. Pero cuando vas a ver una película del espacio que ofrece algo más que tremendeces y te obligan literalmente a verlas, la cosa cambia. Y en este caso nosotros solo veníamos a ver el potato challenge

martian-potatoes

El hombre frente a la naturaleza

Al mal tiempo, buena cara. Eso diEverest3cen. Y en Everest se aplican bien el cuento. Para empezar, la película, dirigida por Baltasar Kormákur es un chorreo de personalidades cinematográficas, unas mejor que otras en sus papeles. Hay que decirlo. Quizá la manufactura de guión no fue tan productiva como se presumía, y además de introducir más guionistas, la producción tuvo que empezar a introducir celebrities en la cinta…

Porque seamos francos: Everest tiene bastantes puntos huecos… ¿por qué los personajes se preguntan la razón por la que suben al Everest, habiendo llegado ya hasta allí?, ¿por qué algunos de los personajes son tan poco creíbles aún estando inspirados en personas reales? ¿POR QUÉ leches hay un jarrón de flores en un campamento base en medio del Himalaya? ¿por qué la película desinfla tanto en un tramo final absurdamente acelerado y brusco? ¿por qué demonios Hollywood se empeña en meter el 3D en absolutamente TODO? Estas son sólo algunas de las preguntas que por lo pronto se agolpan tras ver la película, pero lo que resulta aún más inquietante es que aún así Everest también tenga aciertos que subyacen, y que a la que escribe le resultan cuanto menos interesantes y destacables.
emily-watson1--z
En la película, hay algo que llama la atención a pesar de que se hace brevemente y casi de pasada, pero de manera muy contundente; y es poner en entredicho a las compañías organizadoras de excursiones en la zona: “ojalá alguno de los alpinistas regrese habiendo hecho cima este año”, una simple frase para resumir el grado de interés y buena publicidad que buscan este tipo de negocios de cara a la galería. Una galería, por cierto, maltrecha a raíz de la tragedia retratada en la película.

everest5Otro de sus aciertos es haber dejado a la montaña jugar su función: no encontramos en la película un antagonista como tal, no hay un villano, ni alguien que quiera hacer el mal. Hablamos de un grupo de alpinistas que encuentran su mayor peligro en la montaña en sí. Eso, contradictoriamente, podría haber sido un error catastrófico. Pero Kormákur es consciente de que de haberle dado rienda suelta a todo el potencial de catástrofes que puede sacarse de esa maravilla natural, la película podría haberse convertido en cualquier film de desgracias causadas por las fuerzas de la naturaleza. Así que aquí se hace todo lo contrario, y se deja que sean los protagonistas, las personas, los que lleven las riendas de esa aventura tan peligrosa en la que se convierte coronar un monte como el Everest, un pico que a los ojos del director de fotografía Salvatore Totino es, si cabe, aún más espectacular. La película nos deja escenas aéreas memorables y que son una auténtica maravilla para la vista (la modelo ayuda, está claro). Una maravilla que hubiese resultado aún más espectacular si –de nuevo- el (en este caso inapreciable) 3D no estuviera por medio apagando más que avivando la luz propia que de por sí ya tiene el Everest.

everest2
Sin duda es esta la manera de encarar la película para que resulte satisfactoria: dejando que sea la propia montaña la que te maraville, sin pararte demasiado a pensar en la cantidad de personajes que hay y sin esforzarte por localizar en el tramo final a cada uno de ellos: fácil perderse entre tanto traje y tanta gafa de ventisca.

Pero para el que se agobie: oxígeno y a disfrutar de un paisaje que pocos van a tener la suerte de poder tocar alguna vez. Con eso nos quedamos.

Página 1 de 3

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén