Cada día el ser humano demuestra más su indiferencia y egoísmo sobre el mundo animal. Contaminación, deforestación, destrucción del hábitat, malos tratos, abuso animal y así, una lista inmensa de daños que, sin querer o queriendo, ejercemos sobre los que menos culpa tienen: los animales. Tan sólo en los últimos 20 años se han extinguido 27 especies animales, lo que significa que especies como el oso polar tienen un final más que previsible: la desaparición del planeta. Una preocupación que demuestra en cada uno de sus trabajos Amy Hamilton.

Leer más