Etiqueta: dormitorio

Dormitorio Low Cost a base de palets

Volvemos con los pallets como elemento imprescindible del DIY de la decoración. Barato y reciclado. Este post en cambio lo dedicaremos al uso de pallets en el dormitorio. En esta estancia, el palet se usa básicamente para construir mesillas de noche, cabeceros de cama o somiers o bases de colchón. También los hay quienes los desguazan y forran paredes enteras con los tablones o quien se hace tatamis para dormir más cerca del suelo, pero en general esos son los usos más comunes.

Como somier, es estupendo para espaldas que necesitan una base dura, y además, puede conseguirse un 2×1 si armas la estructura de pallets de modo que quede bastante más ancha que el colchón para que pueda hacer de mesilla de noche o base para apoyar el despertador, el móvil o una lámpara. El único inconveniente es que no puedes aprovechar el hueco inferior como canapé, pero si los pallets son lo suficientemente altos pueden dejar pequeños huecos que podemos utilizar para almacenaje.

Dadas sus posibilidades, puedes pintarlo de blanco, de negro, de colores, o dejarlo de madera natural, perfecto para interiores de estilo escandinavo o con un toque vintage. Como cabecero de cama, igual no es apto para los que leen sentados y apoyados, pues la cabeza reposaría sobre un material duro, pero si ese no es tu caso es un cabecero muy estético y puede completarse con fotografías, letras corpóreas u otros elementos intercalados. También puedes juntar los tablones y hacer una estructura continua (sin separación entre tablillas), bien perfectamente alineada por encima o bien creando una línea irregular, en diagonal, etc.

Como mesilla de noche, podremos desde hacernos con una caja de frutas de gran fondo y colocarla en vertical (dejando la base mirando a la pared) o bien crearnos una estructura más compleja en la que incluso podemos incluir cajones. Si quieres apoyar lámparas u otros objetos y necesitas una base sólida, puedes colocar un DM o un cristal en la parte superior y te quedará perfecta, así como incorporar ruedas en el caso de que desees moverla con facilidad.

Para dormitorios infantiles también puede resultar es interesante. Los cabeceros en este caso son mucho más fáciles de construir por su tamaño, pero también pueden crearse baldas decorativas o incluso cunas de bebé. Además, al poderse pintar de cualquier color, podemos darle a esta estancia el tono que nos guste.

Para todos aquellos que tengáis un presupuesto ajustado, para todos los fans del DIY y para los manitas de la casa, os dejamos la inspiración con unas cuantas ideas para decorar dormitorios con pallets.

12 ideas de camas bajas ¡A dormir al suelo!

¿Verdad que tiene un encanto especial dormir casi sobre el suelo? Además de estético, en la decoración de dormitorios pequeños o de techos bajos ésta es la opción estética más adecuada: Las camas bajas tienen la virtud de ampliar el espacio visual del dormitorio, haciendo que parezca más grande y espacioso. Además, tienen un cierto aire zen que aporta serenidad y tranquilidad a una zona donde el descanso es lo primordial…

En general, todos los muebles bajos tienen esa cualidad: un sofá de respaldo alto siempre suele parecer más grande que uno de respaldo bajo, una estantería a media altura corta menos el espacio que una de un par de metros… Digamos que los muebles que van casi sobre el suelo o que se quedan muy por debajo de la línea de los ojos ayudan a ampliar visualmente los metros disponibles en espacios pequeños.

En cuanto al dormitorio, aunque la opción más bajita y económica es colocar el colchón sobre el suelo, apto normalmente para espacios minimalistas, industriales o bohemios, lo cierto es que no es necesario llegar a esos extremos para disponer de una cama baja: lo habitual es contar con una base de somier de poca altura, como una estructura de palets, de cartón o de madera, un tatami de estilo japonés o una base tapizada en la que se encastre el colchón o incluso un sistema elevado bien con pequeñas patas o bien con una base central que soporta la estructura, siempre que el conjunto no supere los 20 cm, ya que encima debe ir el colchón…

Obviamente si tratamos de conseguir una cama baja y salvo que la estructura sea de encastre, el colchón debe acompañar, siendo lo habitual es que también éste fino. Nada de colchones de 30cm que añaden altura a la cama… Claro que si tienes un piso pequeño igual necesitas un canapé para guardar cosas. En ese caso, lo ideal es contar con un colchón “mini” (los hay de no más de 12 cm) y así conseguir un efecto de cama baja pero con almacenaje.

Es decir, en la decoración de dormitorios, lo importante para conseguir este efecto es que el conjunto de la base+colchón no supere los 35cm aproximadamente en total, por lo que jugando con ellos puedes darle más altura a lo primero y menos a lo segundo o viceversa. Como cabecero de cama, lo habitual es que este tipo de camas vayan desnudas, sin cabecero, para potenciar al máximo este efecto, pero si te decides por uno, trata de jugar más con la línea horizontal que con la vertical.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén