Etiqueta: diseñador

Alexander Wang: de la pasarela al interiorismo

Sí, a si es, el diseñador de moda Alexander Wang ha creado su primera colección de muebles de edición limitada para la firma italiana Poltrona Frau. La colección consta de tres piezas: dos sillones y un pequeño mueble bar en forma de caja. Uno de los sillones está realizado en piel y el otro en terciopelo, materiales de alta calidad. Para su creación Wang se ha inspirado en los diseñadores industriales Karl Springer y Milo Baughman, dándoles su toque característico con un diseño de líneas simples y ausencia de color. Los muebles guardarán un gran parecido con las colecciones de ropa a las que nos tiene acostumbrados: ausencia de color, uso del blanco y negro y líneas simples.

Como no podía ser de otra forma la línea diseñada por Alexander Wang será accesible solo para unos pocos, ya que los precios rondan lo 8.800 dólares por una sola pieza. El elevado precio tiene un por qué, ya que los materiales usados por Wang son de alta calidad y extrema variedad: cuero y detalles de laca en blanco y negro.

Quien sabe, quizás en unos años una firma de decoración low cost le ofrezca realizar una colección para que todos podamos lucir un Alexander Wang en nuestro hogar.

David Delfín, el diseñador que no usa ropa en Instagram

Ser diseñador y uno de los usuarios de Instagram más populares no ha empujado a David Delfín a hacer promoción de sus diseños a diestro y siniestro para aumentar su cuota de mercado. Eso se lo deja a otros. Las líneas de la indumentaria y complementos a los que pone nombre y, sobre todo, la tipografía que acompaña a alguno de ellos, son ya tan reconocibles por el público en general que el propio modisto no necesita publicidad extra. Él es suficiente como reclamo. Sin añadiduras ni ingredientes secretos como supuestamente tiene la fórmula del éxito de Coca-Cola. Así es como se muestra en su perfil público de Instagram.

Son muchos los que han caído en la cuenta de que, a pesar de haber centrado en la moda su principal fuente de ingresos y su modo de vida, en su espacio de Instagram aparezca siempre semidesnudo. Es un diseñador que no tiene camisetas. O al menos eso se podría desprender tras echar un vistazo a las más de 1.000 instantáneas que ha compartido con sus 107.000 seguidores, donde cerca de un centenar presume de tener un definido six pack a sus 44 años. ¿Envidia? No la disimulo.

Su gran salto a la fama le llegó en 2002 cuando su colección Cour desmiracles, presentada en la otrora Cibeles, escandalizó a propios y extraños. Se inspiró en el pintor Magritte y en el cineasta Luis Buñuel, pero estas referencias cayeron pronto en el olvido al ver a sus modelos desfilando por la pasarela madrileña con capuchas a modo de burkas y una soga al cuello. Si generó controversia el hecho de que las maniquís no veían por donde pisaban, más lo hizo el hecho de que coincidiese con la explosión de la guerra en Afganistán y su polémico complemento pareciese una clara referencia al régimen talibán.

Ha llovido mucho desde entonces y David Delfín parece haber cogido aprensión a las ataduras. Siempre le ha seguido la fama de ser un hombre con las ideas claras al que no le quita el sueño las críticas recibidas. Hace bien. La vida es muy corta para desperdiciarla. Hay que mostrar siempre al mundo la mejor de las sonrisas y, en el caso del polifacético diseñador, existen muchas. Al menos medio centenar, que es el número de selfies que ilustran este artículo en el que David Delfín, además de presumir de optimismo vital, ya de paso saca a pasear su envidiada tableta de chocolate.

Aunque, si somos justos, no siempre aparece sin camiseta en Instagram, en ocasiones también la lleva, pero continúa siendo un detalle secundario que no logra rivalizar con sus abdominales. ¿Quién podría?

Pelayo, el blogger de moda que aún sueña con ser diseñador

Imagen cedida por Pelayo Díaz a MalaTinta

Imagen cedida por Pelayo Díaz a MalaTinta

Pelayo Díaz ha sabido hacerse un destacado hueco en el mundo de los blogger y la moda desde que saliese de su Oviedo natal a los 19 años, con la firme intención de cumplir sus sueños. Tras pasar por Barcelona, Londres y Madrid, ahora es París la ciudad que inspira su trabajo y sirve como telón de fondo a una nueva etapa que vive con intensidad. Continúa dando forma a una vida que ha cimentado entorno a las nuevas tendencias, ya sea aportando su creatividad a grandes firmas como analizando las modas desde su blog katelovesme.net. Esta labor le ha granjeado muchos triunfos personales y profesionales. Además de tener la gran fortuna de haber encontrado la plenitud trabajando en aquello que le llena, ha demostrado a lo largo de los años que nadie le ha regalado nada y si la prestigiosa The Times le ha coronado como uno de los bloggers más influyentes del mundo, por algo será.

Ahora compartirá su experiencia con 15 alumnos en una master class que tendrá lugar los próximos días 27, 28, y 29 de noviembre en el Hotel Villamagna de Madrid. Los afortunados tendrán la oportunidad de aprender el uso óptimo de las redes sociales, entrenamiento de la mirada para sacar fotografías atractivas para el público y cómo relacionarse con los medios de comunicación. Un curso que cuesta 1.500 euros y que nos presenta personalmente Pelayo Díaz a MalaTinta:

Ahora compartirá sus secretos a través de una clase magistral durante tres días ¿Qué persigue con este curso intensivo?

Llevaba meses recibiendo propuestas para participar en charlas, mesas redondas y cursos en Madrid, Barcelona, Londres e incluso México. Esta vez quería hacer algo más en profundidad, preparar un curso en el que pudiera llegar a fondo en los temas que nos interesan a los bloggers e influencers, compartir información y estrategias que he aprendido en casi una década que llevo dedicándome al mundo online. Todo ello estructurado en forma de Master Class, que he preparado con un grupo de coaches para creativos. Hay mucha gente que quiere dedicarse profesionalmente a esto, que lo intenta y que cada día pone mucho esfuerzo para tener un espacio en el mundo blog, y esa es la gente a la que quiero llegar.

¿Cómo surgió la idea de crear esta convocatoria?

A finales de verano, pensando en nuevos proyectos y acciones que nos gustaría llevar a cabo en el 2015, nos planteamos organizar esta master class para bloggers y digital influencers. Decidimos lanzarlo antes de que acabara el año y finalmente será el 27, 28 y 29 de noviembre en Madrid (más información en katelovesme.net/masterclass).

¿Qué se van a encontrar los alumnos que asistan al curso para bloggers y digital influencers?

Todo lo que he aprendido en estos casi 10 años que llevo trabajando en el mundo online, las técnicas y experiencias que me han servido para identificar una manera óptima de trabajar en el mundo online, los errores habituales y cómo solventarlos. Creo que este aprendizaje es útil compartirlo con otras personas del medio para facilitarles una progresión en sus carreras en el mundo digital.

Las plazas son limitadas ¿Cuántos alumnos podrán disfrutar de la experiencia?

Un máximo de 15 personas, quiero que sea algo íntimo.

En esta masterclass se reserva un papel importante a las redes sociales, ¿hasta qué punto son vitales estas plataformas para el desarrollo del ejercicio profesional de un blogger y un diseñador?

Cuando empecé con Katelovesme no había ni Twitter, ni Instagram, ni Facebook, ni existía el concepto “redes sociales”. Lo único parecido a red social era MySpace y ya entonces pudimos ver como había bandas de música que se hacían famosas gracias a esa plataforma, luego la fotografía y la moda también estaban muy ligadas y, en realidad, fue con MySpace donde me di cuenta de la magnitud y de las posibilidades de internet. Lo maravilloso de las redes sociales es que invitan a todo el que quiera a formar parte de un mundo que no es suyo, como puede ser la industria de la moda, pero que no ya no es exclusiva o selectiva como lo era antes. A ver, lo sigue siendo pero a otro niveles. Lo que quiero decir es que hoy todo el mundo tiene la oportunidad de participar, luego el resto depende de uno mismo.

Las redes sociales son la puerta a cualquier plataforma online. Son una herramienta muy útil, y como tal hay que saber manejarlas, por eso una parte de la master class está centrada en este tema.

Desde bien joven tenías claro que la moda era lo tuyo, ¿cómo has logrado hacerte un hueco en este complicado mundo reservado para unos pocos afortunados? El proceso no ha sido un camino de rosas, ¿qué ha sido lo más difícil de todo esto?

Dos de los tatuajes de Pelayo Díaz

Dos de los tatuajes de Pelayo Díaz

Creo que todo forma parte de un proceso. No es algo tan sencillo como para tener una formula. De hecho, lo divertido y emocionante es precisamente no tenerla y disfrutar de esa libertad que otros trabajos no te permite tener.

De pequeño quería ser diseñador de moda, (de hecho algo queda todavía de ese sueño), y persiguiendo esa y muchas otras inquietudes, que es lo que mueve al ser humano, me mudé a Londres. La intención era estudiar en la mejor escuela de moda del mundo, Saint Martins, acordé con mis padres volver a Oviedo y trabajar allí si no lo conseguía. Fui admitido. Durante mis años como estudiante trabajé como asistente en varios estudios de diseño como Giles Deacon o Alexander McQueen, en los que aprendí más que en clase y, a la vez, comencé el diario online que hoy es Katelovesme.net.

Hacerme un nombre en el mundo de la moda no ha sido cosa de dos días, ha sido un continuo viaje lleno de ilusión y esfuerzo contado en primera persona.

Lo más difícil fue hace 4 ó 5 años, cuando tenía que explicarles a las agencias y marcas españolas lo que era un blog y por qué era importante el posicionamiento online para que entendieran nuestro trabajo y nos pagaran por ello con dinero y no en especias. Gala González y yo fuimos pioneros en este país y la verdad es que nos agradecen a menudo el trabajo de “quita-nieves” que hicimos en ese aspecto, hoy parece que es una misión cumplida y que ningún blogger tiene ese problema.

Alguna anécdota desagradable que te haya sucedido en tus inicios…

Tengo una memoria muy selectiva. ¡Todo malo que pasa lo olvido! Las malas experiencias, una vez aprendida la fábula, no sirven para nada en la memoria.

¿Te afectan las críticas de otros blogger o de usuarios de las redes sociales? ¿Qué les dirías?

Hay dos tipos de críticas: Las que son importantes y que son necesarias para convertirte en profesional mejor, incluso en una mejor persona y que, aunque sean difícil de escuchar y asimilar, es un proceso necesario. Y luego están las críticas que sirven para reírte con tus amigos y usar como chiste. Así que todas las críticas están bien, claro que sí. Lo que pasa es que algunas personas cruzan la línea de la crítica al insulto y a la falta de respeto y eso es algo que si que no hay que hacerle el menor caso, simplemente emprender acciones legales y olvidarse.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde que te instalases en París?

Mi vida, desde que dejara Oviedo a los 19 años ha sido un cambio constante, para bien. Después de Barcelona, Londres y Madrid, París ha sido como una terapia de choque que necesitaba. Me encanta dar paseos y observar a la gente, tan diferente y tan apasionada por todo. Me gusta vivir en una ciudad en la que todo es nuevo y todo me sorprende y cada mañana cuando me despierto tengo la sensación de que pueden pasar mil cosas diferentes. Aún conservo mi piso en Madrid, porque es una ciudad que me encanta y la cual me trae muy buenos recuerdos. Además voy y vengo muy a menudo por trabajo y para ver a mis amigos. Eso es otra de las cosas maravillosas de mi profesión, que me paso el día viajando, así que tampoco es tan importante donde vives.

¿Qué consejos le darías a aquellos que desean seguir tus pasos?

Les aconsejaría que vinieran a mi master class el 27, 28 y 29 en Madrid. Toda la información está en www.katelovesme.net/masterclass.

Karl Lagerfeld y sus ¿? años, otro gran misterio del sigo XXI

karlKarl Lagerfeld es uno de los grandes misterios del siglo XXI, junto a la tercera revelación de Fátima, qué nos deparan las profundidades de los océanos, el origen de las pirámides de Egipto o si ciertamente existe vida extraterrestre. Estas cuestiones, junto a la edad del modisto, suponen grandes interrogantes a los que todavía no se ha encontrado una respuesta fiable. “Tendréis que esperar a que se publiquen mis memorias para averiguar mi verdadera edad”, se jacta el diseñador que según las estimaciones habría nacido un 10 de septiembre entre 1933 y 1938, por lo que ya habría traspasado la barrera de los 80 primaveras y casi sin despeinarse.

Lagerfeld comenzó dando sus primeros pasos en la industria de la moda en 1950 trabajando en los talleres de Jean Patou, Chloe y Fendi, hasta que cuatro años después fue galardonado con el Woolmark en la categoría de abrigos. Ahí empezó a codearse con los grandes de la moda entre los que ahora él se suma al alzar la firma Chanel a la primera línea del sector, considerada ahora una de las casas más importantes gracias a los diseños que han nacido al amparo de Karl como director creativo. Chanel nunca perdió su esencia y continúan siendo icónicos su tweed, las perlas y las cadenas que acompañan a sus creaciones.

Lejos de sus funciones en Chanel, Lagerfeld posee su propia firma de moda con su nombre donde consigue dar rienda suelta a su creatividad y explayarse en sus diseños para mostrar su propia inquietud. De hecho, este modisto, que acaba de cumplir años sin poder precisarse exactamente cuántos, tiene un estilo propio que es fácilmente reconocible. Un look que ha imitado recientemente la muñeca Barbie para celebrar su 55 aniversario, que ha salido al mercado en una edición limitada ataviada al más puro estilo del diseñador.

[photomosaic ids=»18577,18578″]

Para celebrar su misterioso cumpleaños, desde la página web Stylight han realizado una ingeniosa infografía en la que se resumen los elementos clave de su estilismo como puede ser su blanca coleta, sus incondicionales gafas negras, sus guantes o su inseparable gato Choupette, casi tan famoso como su dueño.

Infografía de STYLIGHT.es

Fallece el diseñador Manuel Pertegaz

Anoche fallecía a los 96 años de edad el diseñador catalán de alta costura Manuel Pertegaz a causa, según informa su sobrina, de la complicación de un proceso gripal que derivó en neumonía.1084831221_850215_0000000000_sumario_normal

Pertegaz empezó siendo un niño en el mundo del diseño cuando comenzó a trabajar con nueve años en un taller de relojería de Barcelona. A los trece años, lo hará en la sastrería Angulo justo cuando abren una pequeña sección de ropa de mujer donde descubre su verdadera vocación, el diseño de ropa de mujer, y donde aprende a coser.

Su madre y las amigas de ella fueron las primeras musas del diseñador y su primera confección fue un abrigo negro para su hermana. A la temprana edad de veinticinco años y en plena crisis de la posguerra, abre una pequeña tienda en una de las calles más conocidas de la Ciudad Condal. Su primer taller era un pequeño sótano ubicado en la Avenida Diagonal de Barcelona donde realizaba y vendía sus propias confecciones.

Un tiempo más tarde, a finales de los años cuarenta, Pertegaz abre su primera tienda en Madrid y viaja a París por primera vez para aprender las últimas tendencias de la cuna de la moda.

Durante los años cincuenta y sesenta se afianza como el diseñador español con más repercusión mundial:  sus diseños son presentados en Nueva York, donde comienza a recibir pedidos de las boutiques más reconocidas de la Gran Manzana y la Universidad de Oxford le otorga el premio Óscar de la Costura. Además, asiste como invitado junto a los diseñadores Valentino y Pierre Cardin a la primera Gala de la Moda Europea, que se celebró en México.

[photomosaic ids=18122,18123]

Pero no sólo en la alta costura Pertegaz se movía como pez en el agua, en el año 1965 se pone a la venta el primer perfume con su propio nombre y diez años más tarde, junto a la casa Puig, aparece Más Pertegaz, su segunda fragancia exclusiva para el público femenino.

[photomosaic ids=18124,18125,18126]

Durante su carrera recibió infinidad de condecoraciones por su trabajo como, entre otros, la Peseta de Oro en agradecimiento a su trabajo en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 y es nombrado Comendador de la Real Orden de Isabel la Católica. Además, recibe las medallas de oro de la ciudad de Berlín, Boston y La Cruz de Caballero de San Jorge de Teruel, ciudad que lo vio nacer.

Aunque no fue hasta 2004 cuando Pertegaz llegó a todos los rincones del mundo, incluso para aquellos que no entendían de moda, cuando su majestad, la ahora Reina Letizia Ortiz, lo escogió como diseñador de su traje de novia a pesar de que Felipe Varela era su diseñador fetiche. El diseño recibió críticas muy positivas, un vestido con cuello corola, sin escote y de manga larga con una cola de cinco metros que salía de la cadera.

Este mismo año se celebra en el Museo Reina Sofía una exposición donde se muestran sus más significados diseños de toda su trayectoria.

[photomosaic ids=18127,18128,18129]

Carátulas de arte sonoro, el espíritu de una época…

No cabe duda de que arte y diseño son testigos palpables de la conciencia colectiva y cultural. En ocasiones ese retrato testimonial no sólo proviene de aquellas representaciones plásticas tradicionales creadas bajo un prisma meramente estético sino que se muestra en otros pequeños retazos artísticos quizá no tan reconocidos. La música, como vital expresión cultural, tampoco escapa a este concepto: durante las últimas décadas las portadas de los discos han plasmado el espíritu y el carácter de una época.

Warhol estampando su pop art en las covers de The Velvet Underground, Rolling Stones o John Lennon; el propio Banksy, que ya rubricó el álbum Think Tank de Blur en 2003 o Jeff Koons adornando el último de Lady Gaga… Archiconocidos son los casos de artistas de renombre que han contagiado con sus pinceladas al mundo del arte sonoro… Fotografía, ilustración o pintura forman parte ineludible de una iconografía que ofrece inolvidables diseños que, junto a una tipografía simbólica, se grabarán a fuego en la historia de la música. Aquí repasamos algunos de estos grandes hitos del rock, punk y heavy metal.

[photomosaic ids=»9825,9811,9808,9820″]

Este tipo de diseño, que cuenta con sus propio reconocimiento -los Best Art Vinyl Awards-este año para Michael Kagan a cargo de la cover de White Lies-, ha sido el objeto de deseo de un variopinto abanico de creadores que han logrado plasmar movimientos, notas y sonidos de una época en poco más de las 12 pulgadas (30,5 cm) de diámetro existentes en un vinilo de antaño; joyas musicales que cuentan hoy en día con un mercado cada vez más en auge cuya transgresión e indocilidad han permitido incorporar emblemáticas creaciones.

Muchas de estas reliquias vienen de la mano de Pink Floyd y de Storm Thorgerson, autor de las mejores de sus portadas. Fallecido hace casi un año, este artista que coincidió  en el instituto con algunos de los miembros del grupo de rock sinfónico, creó, bajo la firma ‘Hipgnosis’ junto a Aubrey Powell, algunas de sus míticas portadas como The Dark Side of the Moon (1973) o Wish You Were Here (1975). Led Zeppelin también lleva su firma en la portada de Houses of the Holy, inspirado en la novela El fin de la infancia (1953) de Sir Arthur Charles Clarke – autor de  2001: Una odisea del espacio (1968)- que recrea a modo collage con fotografías de múltiple exposición de dos actores en las Giant’s Causeway de  Irlanda del Norte.

[photomosaic ids=»9818,9814,9806″]

Precisamente la fotografía identificó muchas de las instantáneas de esta época, y no sólo Iain Stewart Mcmillan, autor de la instantánea de los Beates cruzando Abbey Road en 1969. También su colega británico, Mick Rock logró inmortalizar a icónicas de leyendas como Queen, David Bowie, Iggy Pop, Los Ramones, Thin Lizzy o Mötley Crüe. Una de sus obras identifica la portada de Queen II (1974), un icono estilo glam rock que se convertiría un año después en todo un símbolo tras su utilización en el vídeo de Bohemian Rhapsody. En ocasiones son han sido los intérpretes los creadores de sus propias portadas, tal es el caso de Freddie Mercury que ideó la imagen pop art para Hot Space (1982).

[photomosaic ids=»9824,9804,9813,9828,9829″]

También la ciencia ficción ha aportado su inspiración. Posteriormente, el disco News of the World (1977) de los británicos se inspiró en la pintura de Frank Kelly Freas que representaba un robot inteligente gigante sosteniendo el cadáver de un hombre; una pintura que el propio artista accedió a modificar para reemplazar al susodicho por los cuatro miembros de la banda.

En otros casos, ha sido el carácter irreverente del artista la mejor excusa para fusionar música, iconografía y espíritu. El desafiante Jamie Reid fue el idóneo para reflejar la personalidad de The Sex Pistols, que utilizaron uno de sus diseños para su mítico single God Save the Queen. Este artista inglés anarquista creó con letras recortadas de titulares de periódicos -al más puro estilo de una carta de rescate- la más conocida imagen del punk rock. Su  diseño para Anarchy in the UK, con la conocida bandera desgarrada, está considerada como la obra fundamental de esta estética. No en vano, años más tarde, en 1997 este artista produjo una serie de serigrafías para el vigésimo aniversario del nacimiento del punk rock.

[photomosaic ids=»9802,9821,9822,9816″]

Quizá fue ese carácter ‘provocador’ el buscado por Metallica para materializar en su portada la ruptura con el sonido que le había caracterizado como una de las grandes bandas de heavy metal. Load abandonaba, sin previo aviso, su sonido y para ello recurrieron a Andrés Serrano, conocido por sus fotografías de cadáveres y su polémico trabajo Piss Christ, una fotografía de un crucifijo sumergido en un vaso con la orina del propio artista. Sus  obras Blood and Semen III y Piss and Blood, fueron las encargadas de inmortalizar dicha polémica metamorfosis para sus discos Load (1996) y ReLoad (1997) respectivamente. Sin embargo, el efecto de dicha provocación –tanto en diseño como en sonido- no fue el esperado probablemente por Hetfield y compañía.

En cuestión de diseño, Kiss, la banda del merchandising por antonomasia, no podía ser menos. El ilustrador californiano Michael Doret, quien ya diseñó su portada de Rock And Roll Over en 1977, reincidió recientemente con el diseño de la portada del álbum Sonic Boom en 2009.  Bob Defrin ostenta el honor de haber diseñado en 1977 el logo de una de las más icónicas bandas, AC/DC, utilizado por primera vez en Let There Be Rock así como la portada de Back in Black (1980), primer álbum tras la muerte de Bon Scott y que ofreció, con una cubierta simple pero intensa, todo un símbolo para la historia de la música.

[photomosaic ids=»9803,9805,9809,9810,9819,9817,9823,9827″]

Otra de las grandes, Iron Maiden, goza de rúbrica artística también, la del británico Derek Riggs, diseñador no sólo de The Number of the Beast (1982) sino también de su ¿inseparable? Eddie, the Head, basado en ‘Electric Mathews Says Hello’, dibujado por Riggs para simbolizar el movimiento punk de los 70 en el Reino Unido. El ‘Eddie’ de Riggs, bautizado así porque sólo usaba su cabeza, acompañó a la ‘dama de hierro’ desde Iron Maiden (1980) hasta Somewhere Back in Time (2008). Riggs también ha realizado creaciones para otro mítico personaje, ‘Fang Face’ de Gamma Ray.

Son solo algunos ejemplos de una larga lista de creatividad y originalidad que acompañan al mundo del cover art y que merecerán otro capítulo de Malatinta como digno reconocimiento y homenaje.

David Delfín: «Me queda aún mucho que enseñar»

2014-02-17_davidelfin_cibelesDavid Delfín es uno de los artistas más multidisciplinares de nuestras fronteras. Un todoterreno del arte. No le tiene miedo a nada y todo lo que toca lleva impresa su particular forma de entender el mundo, sea cual sea la vía de expresión que utilice. El diseño, el entorno en el que se siente más cómodo, se le quedó chico hace mucho. Es por ello que ha probado suerte con magistral fortuna también desde la fotografía, el trabajo audiovisual, el diseño de programas de televisión como Noche Hache o el álbum de Miguel Bosé, Papito, la dirección artística del corto de Antonia San Juan, V.O., que casi le valió un Goya, así como la ilustración o la interpretación. MalaTinta ha tenido la oportunidad de hablar con este hombre del Renacimiento con motivo de la clausura de la MBFW Madrid, otrora Cibeles, en la que ha presentado sus propuestas de cara a la próxima temporada en No One.

Acaba de finalizar Cibeles ¿Qué balance hace de esta última edición?

En principio estoy contento porque todo ha estado en su sitio. Todo salió un poco como lo esperábamos. Pero para hacer un balance yo te diría que prefiero esperar unos tres o cuatro meses y ver el resultado. Cuando produzcamos la colección, cuando se venda, cuando llegue a los puntos de venta, viendo si la gente se muestra interesada, si sale en las editoriales de moda, si tiene apoyo a todos los niveles. Ese es el momento en el que voy a valorar el éxito o no de la colección y veré si el trabajo está bien o no. Porque hay colecciones que se valoran mucho, pero luego no tienen ninguna repercusión y realmente yo prefiero lo contrario, que digan que mi trabajo es una mierda, pero que luego se venda bien.

[photomosaic ids=»9257,9256,9255,9254,9253,9252 «]

Ha sorprendido este año rompiendo la armonía del blanco negro con derroche de colores llenos de vida…

Llevo una racha que me gusta hacerlo así, que la base es blanca y negra y al final el desfile rompe con color. Me divierte mucho eso. Me gusta introducir un golpe de color, complementos de látex, etcétera.

[photomosaic ids=»9263,9262,9261,9260,9259,9258 «]

Su debut en Cibeles en el año 2002 vino seguido de una gran polémica por colocar capuchas a sus modelos ¿Qué ha sido de ese joven David Delfín?

Yo creo que la esencia está ahí. Considero que sigo siendo el mismo, pero obviamente han pasado años y la vida te transforma. Además yo me dejo tocar por todas las cosas que me gustan, que me emocionen, que me hacen sentir. Veo una película que me vuelve loco y siento que me transforma por dentro. Exactamente el mismo no soy, pero en lo esencial sí.

Entonces, ¿Qué ha ganado con los años?

He ganado experiencia, básicamente. Que no sé si eso sirve para algo la verdad (risas). A veces pienso que está sobrevalorada la experiencia, pero en este trabajo he aprendido muchísimo y no tienen nada que ver lo que se hacía antes a lo que se hace ahora a nivel técnico, patronaje, los tejidos. Además me parecen interesantes las nuevas tecnologías aplicadas al diseño, la incorporación de las redes sociales a nuestra forma de trabajar, todo esto ha supuesto un cambio radical.

Pero no todo en su vida será trabajo… ¿Dónde sale David Delfín cuando no es el artista sino simplemente un colega más?

El diseñador junto Alaska y Mario Vaquerizo (Instagram)

La verdad es que llevo una temporada que no me apetece salir mucho. Estoy en una racha muy perra. Me encanta estar en casa, disfrutar un poco más en tranquilidad. Quizá tenga algo que ver la edad, ya tengo 43 años. Hace tiempo sí que estaba deseando que llegase el fin de semana para volverme loco y ahora sólo pienso en descansar. Con tantos viajes y proyectos mi vida a veces es frenética y a veces me apetece tirarme en el sofá y chuparme series por un tubo, ahora estoy súper enganchado a Breaking Bad y a American Horror Story. La que se avecina es una serie que también me gusta mucho. No tengo la paciencia suficiente para seguirla semanalmente, así que espero a que termine para comprarme la temporada enterar y tragármela en un finde.

Moda, fotografía, trabajo audiovisual, music selector, diseño de programas de televisión, dirección artística en cine, ilustración. Ha tocado casi todos los palos en el arte, pero aún le queda probar suerte como cantante ¿Cómo se defiende con la voz?

Tengo oído, pero no creo que cante bien. Estudié dos años de solfeo y piano cuando tenía 13 ó 14 años, pero como un hobby, y de ahí tengo oído. Lo dejé porque comencé a trabajar muy pronto. Yo tengo la sensación de que me queda todavía mucho por hacer y por enseñar, pero escuchándote parece que ya no me queda más que hacer, pero no lo creo así. Me gusta pensar que tengo un espíritu del Renacimiento, me considero un tío inquieto y creo que no sólo se tiene que utilizar un solo soporte para comunicar lo que sentimos, sino me sentiría muy limitado. La moda es mi lugar, pero ya ves me encanta hacer cosas de diseño gráfico, de pintura…

[photomosaic ids=»9251,9250,9249,9248,9247,9246,9245,9244 «]

¿Pero siempre ha tenido claro que quería dedicarse al arte?

Sí. Siempre me ha encantado esto. Pintar sobretodo. Cuando me vine en el año 1989 a Madrid fue porque quería trabajar como actor. De hecho estuve trabajando diez años en una compañía de teatro. En cine he hecho pocas cosas, pequeñas apariciones como en la película de Berlanga Todos a la cárcel, en la que hacía de travesti. También he tenido una pequeña colaboración en Perdona bonita pero Lucas me quería a mí.

¿Cómo vivió su familia y su entorno su vocación artística?

Tengo un montón de amigos cantantes, modelos, actores, directores de cine y son vidas muy paralelas a la mía y por eso entre mis amigos lo vivo con bastante naturalidad. Mi familia la siento muy cerca, me transmiten mucho cariño y orgullo. Mi madre y mi hermana desde Marbella están siempre fascinadas con mi trabajo. Pero yo creo que al principio pensaban que se me pasaría la moda de ser artista y sobre todo los primeros años, que estaban deseando que me volviese con ellas a Marbella y dejase de dar tumbos, pero con el tiempo, la perseverancia y el trabajo han visto que he conseguido vivir de lo que me gusta y ahora están súper orgullosas y para mí eso lo es todo.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén