Si te decimos que una mujer lo está petando en Instagram con sus modelitos y sus poses, seguramente pienses “genial, otra instagramer más”. Pero si te decimos que esa mujer tiene 87 años y que se define así misma como una “ladrona de hombres desde 1928” la cosa cambia, ¿no?. Efectivamente, estamos hablando de Baddie Winkle (Arruga Malota), la abuela más moderna de las redes sociales conocida por su defensa abierta de la marihuana y de las drogas, los estampados psicodélicos, los colores flúor, las zapatillas con leds y ahora también, por ser la protagonista de la última campaña de la firma americana Dimepiece LA.

View this post on Instagram

💅💅💅💅💅

A post shared by ✨🌈💖 BAD LIL BADDIE 👵🏼🌈✨ (@baddiewinkle) on


View this post on Instagram

i'm still hungry 💕

A post shared by ✨🌈💖 BAD LIL BADDIE 👵🏼🌈✨ (@baddiewinkle) on

Cada día, más de 903.000 seguidores en Instagram y más de 230.000 en Twitter, siguen las hazañas de esta octogenaria de Williamstown, Kentycky. Y no es de extrañar, porque la marcha y el buen rollo que tiene esta mujer no se ve todos los días. Camisetas con mensajes muy directos a favor de las drogas como Everybody must get stoned – título de la conocida canción de Bob Dylan que dice que “todo el mundo debe drogarse” – o con estampados con la icónica hoja de la marihuana, entre muchos otros, demuestran que esta señora, sin duda, no tiene pelos en la lengua. Y claro, con esa horda de seguidores y ese perfil tan particular no era raro que una firma de moda se fijara en ella.


“En los ojos del joven, arde la llama; en los del viejo, brilla la luz”, dijo ya hace mucho tiempo el conocido escritor francés Victor Hugo y ahora, gracias a la luz única de Baddie, Dimepiece LA, ha contado con esta señora para su última campaña, «State of Mind», elevándola a nuevo estilo festivalero gracias a un cártel gigante con su imagen que pudieron ver todos los asistentes al Coachella este mismo mes. En las imágenes, tomadas por el fotógrafo NikkoLaMere, Baddie Winkle posa con bañadores, túnicas, bebiendo cerveza, montada sobre un cisne gigante o tumbada en una piscina rodeada de piñas. Según la propia firma, el objetivo de esta asociación es querer demostrar que nunca se es demasiado viejo para ser el peor “bish” de la sala.

Aunque esta no es la primera vez que la abuela más famosa de Internet lo peta en una sesión fotográfica, ya que el pasado mes también protagonizó una serie de fotos tomadas por Danielle Levitt, en las que emulaba a Kate Moss para Supreme, Kurt Cobain o Michelle Lamy.

Y nosotros nos preguntamos, juventud ¿divino tesoro?