Etiqueta: David Cronenberg

‘Sitges 2014’ en 3… 2… 1…

Érase una vez un pueblo costero llamado Sitges, en cuyo seno tenía lugar cada Octubre uno de los mejores festivales de cine fantástico del mundo, y uno de los mejores festivales a nivel general dentro de nuestro país. Quedan escasos días para que hoteles y cines de Sitges vuelvan a colgar el “sold out” en sus puertas. Escasos días para que, tras aparecer el ya mítico logo del festival en pantalla, gritos y aplausos vuelvan a inundar las salas de cine de este pequeño pueblo catalán.

Y como cada Octubre, el Festival Internacional de Cine Fantástico (cuya edición será la número 47 este año) ha hecho pública la programación completa que viene cargada de sorpresas y que pretende no dejar a nadie indiferente.

La divertida irreverencia del festival se basa en que aún tratándose de un certamen de cine fantástico y de terror, en él se dan cita títulos infinitamente dispares que abrazan de la manera más original todas las puntas que los géneros fantástico, por una parte, y de terror, por otra, pueden englobar en su constante e innegable evolución. Siempre, eso sí, dentro de un maravilloso equilibrio de programación que reina en las tres salas donde se da el festival: Prado, Retiro y Auditori.

Esta edición no podía ser menos; en ella se van exhibir títulos de directores consagrados dentro del cine de autor más extraño como David Cronenberg, que continúa su presencia en el festival tras la controvertida Cosmopolis, y que este año presenta su Map to the stars, sátira del mundo hollywoodiense con Julianne Moore (Las horas, Boogie Nights, Magnolia), Mia Wasikowska (Stoker), John Cusack (Alta fidelidad) y Robert Pattinson (Cosmopolis) como cabezas de cartel. La película ya ha sido aclamada, y premiada, en otros festivales tan importantes como Cannes o Toronto.

Tampoco nos quedaremos con ganas de ver lo nuevo de Jonathan Glazer, Under the skin, con Scarlett Johansson como protagonista marcando una tendencia de cine de ciencia ficción en el que los sentimientos importan; dentro de este ámbito podremos ver también The Signal o Space Station 77 o también lo nuevo de Mike Cahill que nos trae un filme con el bueno de Michael Pitt (Funny Games, Hedwig and the angry inch) encabezando el casting de I Origins. El cine inglés también tiene cabida en el Sitges de este año, Richard Ayoade y Adam Wingard presentan sendos trabajos que empiezan por ‘THE’: The Double y The Guest.

[photomosaic ids=»19152,19153,19151″]

Los trabajos de más bajo presupuesto no son menos amigos de Sitges, películas de terror intantil como The Babadook de Jennifer Kent, o las más psicológicas The Canal o The Editor también tendrán cabida en el festival. Y ¿cómo no? en Sitges hay mucho, muchísimo, espacio para la comedia: What we do in the shadows (un falso documental de vampiros en Nueva Zelanda) y las seguro desternillantes Dead Snow 2, Goal of the Dead o Zombeavers, pretenden hacer las delicias de los que ya disfrutaron en su día con películas como The Cabin in the Woods.

[photomosaic ids=»19149,19150,19154″]

Entre toda esta vorágine, tiene cabida también el nuevo trabajo de Jean-Luc Godard, ahora ni más ni menos que en 3D: Adieu au Language.

recEl toque autóctono vendrá de la mano de películas como Rec 4 que será la encargada de abrir el festival (y Balagueró podrá considerarse definitivamente hijo del mismo, en el buen sentido), Musarañas (producción de Álex de la Iglesia), Pos Eso (¡ojo con esta parodia de historias de posesiones y exorcismos en stop-motion!) y el estreno mundial de la catalana L’altra frontera. Como ya ocurría el pasado año con El Bosc, Sitges también le hace un hueco a su cine más hermano.

El clan Asia también tendrá deberes que hacer esta edición del festival, muy habitual en el cine de esta parte del planeta. Nombres como el archihabitual Takashi Miike estarán presentes de nuevo en esta edición. Tampoco se queda en su casa el surcoreano más experimental y mastodóntico, Kim-Ki Duk, con su nueva creación: Dream, o el delirante Hitoshi Matsumoto con R100, que promete sadomasoquismo a tope.

Como homenajes especiales, muy destacable el realizado a William Friedkin (El Exorcista) con la proyección de Carga Maldita (1977).

Clausura el festival la película Burying the ex, una comedia con zombis de nada menos que Joe Dante, que además de cerrar esta edición de Sitges tendrá una especial mención de la mano de Phenomena, que proyectará junto con el festival, la película Gremlins. Todo un clásico que no podremos dejar de ver.

Sitges es algo que hay que vivir, al menos, una vez en la vida. ¡Desde Malatinta allí estaremos para ir retransmitiéndoos todas nuestras impresiones!

 

 

Cannes: ‘la croisette’ a golpe de pincel

A dos días de conocer el palmarés de la 67 Edición del Festival de Cannes, ya se han dado a conocer algunas de las opiniones y críticas que pueden ser indicativas de por dónde podrían a ir los tiros en esta edición. Con muchas de las películas ya visionadas por jurado y público, a Cannes solo le queda alguna que otra fiesta y alguna que otra proyección.

Como ya os anticipábamos, Grace of Monaco, abría esta edición del festival fuera de competición, y no fue precisamente bien recibida. Lo cierto es que se veía venir, pero algo de esperanza nos quedaba, aunque solo fuera por Nicole Kidman. Si nuestra Grace levantase la cabeza igual le hubiera dado algún que otro consejo a la australiana, que parece un poco perdida no sabemos si entre botox o entre qué.

maps-to-the-stars-picture-wasikowska-04142014-101210No es novedad que Cannes venga cargado hasta los topes de películas dirigidas por personajes de renombre, y este festival no iba a ser menos. A competición se han presentado títulos como Maps to the stars, de David Cronenberg (recordamos con cariño y amor su Cosmópolis estrenada en Sitges 2012: proyección de la que la gente salía de la sala sin saber muy bien qué había visto)Jimmy’s Hall de Ken Loach, Adieu Au Langage de Mr. Jean-Luc Godard, Foxcatcher de Bennett Miller o  Deux Jours, une nuit de esos hermanos especialistas en no dejar indiferente a nadie y, si pueden, rompernos un poquito el corazón a base de palos de realidad: los hermanos Dardenne.

Es precisamente la de los Dardenne una de las grandes favoritas hasta ahora, al menos la que ha levantado más críticas positivas, no solo en el apartado de película, también en el de actriz. Y así, la francesa Marion Cotillard podría hacer premio por fin en su querido Cannes.MARION COTILLARD CHRISTINE PLENUS

Los que parece ya desterrados del pódium son Bennett Miller con Foxcatcher o Michel Hazanavicius con The Search, película que parece que ha llegado a ser incluso abucheada tras la proyección. Varapalo para este último, que ganó todos los premios habidos y por haber hace unos años con su The Artist.

El que tampoco ha sido bien recibido ha sido el actor reubicado en faceta de director, Ryan Gosling, que presentaba su película Lost River. Lo cierto es que ni por el tráiler ni por la sinópsis llegamos a hacernos una idea de lo que puede ser la cinta. Pero “lynchiana” parece bastante.  Juzgad vosotros mismos:

Sin duda alguna, Cannes se ha convertido, por mérito propio, una de las ciudades con más glamour del planeta. Las más grandes estrellas del cine mundial pasado y presente se han paseado por sus calles, han aparecido por alguna de sus fiestas nocturnas o han disfrutado de algún paseo en barco por sus costas.

Otra prueba del estilo tan personal que desprende esta ciudad francesa, son los murales gigantescos que el Ayuntamiento de Cannes ha venido desarrollando en algunas de las paredes de la ciudad desde el año 2002.  
Estos murales, por supuesto, no podían estar relacionados con otra cosa que no fuera el cine. Así, los transeúntes pueden toparse tan pronto con Charlie Chaplin como con Truffaut o James Dean en la esquina siguiente. Los residentes de Cannes, conscientes de la excitación y revuelo que levanta el conocido festival en los lugares más recónditos del mundo, lejos de escandalizarse por estos “cinematográficos graffitis” llevan apoyando la iniciativa desde que comenzó al principio, con tan solo 4 cuatro murales, y llegando a ser más de 15 en el día de hoy.

El proceso de estos murales, pese a lo que pueda parecer, ha pasado por las manos de la Agencia de Conservación Arquitectónica Francesa, quien en su día dio vía libre a las mastodónticas pinturas, que además de decorar los edificios se han convertido en un elemento indicativo para los turistas, ya que algunas de ellas son en sí mismas el edificio al que hacen referencia. Un ejemplo, es la pintura que ilustra algunos de los coches más famosos del cine situada en el Museo del Coche de Cannes. Y nosotros decimos… ¡ojalá todos los museos estuvieran indicados así!

[photomosaic ids=»13332,13333,13334,13335,13336,13337″]

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén