Etiqueta: cocinas

¿Por qué elegir una cocina americana?

Ya sea en casas grandes o en pisos pequeños, ya se trate de minicocinas o de tamaño XL, lo cierto es que las cocinas integradas en el salón (más comunmente conocidas como cocinas americanas) son cada día más habituales en todo tipo de viviendas. Aunque los hay que aún las ven con ciertas reticencias, en este caso comodidad y estética unen fuerzas para atraer a cada vez un mayor número de adeptos a su causa.

Las cocinas abiertas tienen más ventajas que inconvenientes. Aparte de su atractivo estético, las principales razones por las que uno se decanta por ellas son éstas:

. Amplitud visual. Siendo el espacio uno de los mayores símbolos del lujo, este tipo de cocinas amplían visualmente los salones en los que van integradas, eliminando tabiques y parcelaciones que tienden a empequeñecer los ambientes. Por eso son casi una opción obligada en el caso de minipisos, pero también una alternativa muy atractiva en viviendas más grandes, pues el espacio nunca sobra.

. Iluminación. Cuando una cocina se integra en un salón, si ésta no tiene ventanas en origen, se beneficiará de la luz que le entre desde los ventanales de la sala y por tanto

. Comunicación. ¿A quién le apetece preparar la comida en una cocina aislada cuando tienes invitados? Habitualmente, el “cocinillas” siempre ha quedado relegado en esta situación a la figura que cocina y lleva los platos, mientras el resto charla animadamente en la mesa. En cambio, las cocinas integradas facilitan la comunicación entre todos, resultando reuniones más animadas e informales.

. Comodidad. Si antiguamente las cocinas solían situarse lejos del salón (a veces a la entrada de la casa, teniendo que recorrer largos pasillos para llevar la comida a la mesa), en este caso el paso de la cocina al comedor es inmediato, sin obstáculos de por medio, lo que facilita la circulación entre ambos ambientes.

Como nunca llueve al gusto de todos, este tipo de cocinas tiene fundamentalmente dos obstáculos que suelen jugar en su contra:

. Olores. Los olores de lo que estemos cocinando pasarán al salón, por lo que si somos muy “cocinitas” y andamos siempre entre fogones o si un día nos da por asar sardinas para los invitados, tendremos que asumir que el aire general tardará un poco en volver a la normalidad.

. Orden. Desgraciadamente este tipo de cocina sólo es apta para personalidades ordenadas e impolutas. Si somos de los que acumulamos los platos en el fregadero hasta que “ya toca” fregar o si solemos tener la cocina como un berenjenal, no podremos cerrar la puerta y esconder los trapos sucios, sino que siempre estarán a la vista mientras vemos la tele o charlamos con los invitados en el sofá.

El primero de los inconvenientes se puede solucionar por un lado con una buena campana extractora y por otro creando una separación con cristaleras, muros y puertas de vidrio, de forma que en realidad tengamos una cocina cerrada que no lo parece… No será exactamente una cocina abierta pero al menos nos beneficiaremos de algunas ventajas de ambas opciones. El segundo obstáculo desgraciadamente sólo se soluciona con un cambio de carácter, cosa mucho más complicada de conseguir. Aún con todo, las ventajas de esta opción superan claramente a sus inconvenientes, y por eso son totalmente recomendables para todos los ambientes, especialmente los más pequeños.

¿Qué os parecen estas nuevas ideas de una cocina americana?

Piensa en blanco: Nordic Style

¿Buscando una decoración relajante y diferente para tu hogar? Para eso nada mejor que decorarlo en blanco. Puede parecerte un clásico, aburrido y soso, pero nada más lejos de la realidad. Piensa que tu casa es como un lienzo, en el que ir añadiendo detalles personales, muebles, que creen armonía. Por ello, el color de las paredes y los revestimientos que usemos serán la base de la decoración. Es verdad que el blanco siempre ha sido el color más usado en todas las estancias y dentro de todos los estilos. No sólo tenemos que resaltar su enorme versatilidad, sino que podemos potenciar la luminosidad de la estancia al máximo.

Los metros cuadrados no suelen sobrar en nuestras viviendas actuales, por lo que el blanco nos ayudará a crear una mayor sensación de espacio. Como vamos a ver a continuación es muy recurrente usarlo en todas las estancias, independientemente del estilo que busquemos… Si además le añadimos algún toque vintage en el mobiliario y la decoración, conseguiremos un cierto aire evocador. Aquí os dejamos varios dormitorios distintos, cada uno con su propia personalidad aunque todos invitan al sueño y al relax.

Una de las grandes ventajas es que si jugamos con muebles y paredes en blanco nos será mucho más sencillo sacar partido a algunos detalles como una alfombra con texturas diferentes, una lámpara de diseño… Normalmente el color blanco se suele usar en salones de estilo moderno o con un marcado carácter nórdico. A demás si éste tono se combina con la madera, transmite una gran sensación de limpieza, orden y serenidad.

Paredes y techos blancos, cortinas ligeras, lámparas de cristales, espejos… Todo con poco peso visual, y frecuentemente salpicado con algunos toques oscuros, bien de hierro pintado de negro, de madera, de cuero… aunque lo esencial sigue siendo el blanco inmaculado. Incluso en tu cocina puedes utilizar este color.

Los cuartos de baño suelen ser muy reducidos, por lo que es importante que sepamos utilizar los colores o materiales de la forma adecuada para que la sensación de espacio sea mayor. Por lo que los azulejos y revestimientos en color blanco siempre nos ayudarán a potenciar la sensación de espacio.
Si nos parece soso, siempre podemos dar color a través de pequeños detalles como las toallas o jarrones con flores…

El color blanco crea esa sensación de limpieza y frescura como si nuestro hogar estuviera impregnado con aromas a jabón de Marsella, ¿verdad?

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén