Sostenible y ecodiseño son dos conceptos que, aunque relacionados, no significan lo mismo. Mientras ecología se refiere a la protección y defensa del medio ambiente, sostenible es un término mucho más amplio que contempla las implicaciones sociales y económicas de los materiales utilizados, el diseño y los procesos de producción.

Un diseño sostenible asegura, por tanto, que las futuras generaciones puedan disfrutar de los recursos existentes antes de la construcción de este diseño.

Dicho esto, ¿el diseño de qué producto puede interferir en mayor medida a los recursos humanos, sociales y medioambientales? Piensa en grande y acertarás.

Los edificios tienen un gran impacto en nuestro entorno. Pueden perjudicar hasta el desarrollo económico de un país entero. Es por eso que resulta vital pensar bien cómo va a ser el diseño, cuáles van a ser los materiales, el lugar, la eficiencia energética, la funcionalidad de los muebles y un largo etcétera.

Rebelo de Andrade, un estudio de Diseño y Arquitectura situado en Lisboa, son un ejemplo de cómo desarrollar proyectos completamente sostenibles. Sus trabajos, que se extienden a lo largo del globo, así lo demuestran.

Miren si no este hotel llamado “la casa serpiente” por su forma sinuosa. Este establecimiento, situado en Pedras Salgadas Park, al norte de Portugal, se extiende a lo largo del bosque emulando una casa en los árboles.

La elección de los materiales ofrece una sensación de pertinencia con el entorno, formando una simbiosis perfecta con el ecosistema. La conciencia del estudio de Arquitectura con la sostenibilidad ha estado presente en la construcción de esta ‘serpiente’. El reciclaje del agua, los paneles solares, el sistema de bajo consumo energético mediante la tecnología LED, la conservación del suelo, entre otros, son sólo algunas de las soluciones para mejorar la sostenibilidad del edificio. Un alternativa para aquel que añore volver a sentirse parte de la naturaleza.