Desde Malatinta ya os hemos comentado en varias ocasiones cómo diferentes artistas y fotógrafos intentan concienciar con su trabajo sobre el tremendo daño que estamos haciendo a los animales y al planeta. Si hace unos meses National Geographic iniciaba junto al fotógrafo Joel Sartore su proyecto National Geographic Photo Ark‘ para dar a conocer a la población el número elevado de especies animales en peligro de extinción. Ahora, el artista sudafricano Sonny ha conseguido atraer la mirada de todo aquel que se topa con sus espectaculares murales en plena ciudad.

Te recomendamos: [National Geographic y Amy Farrah Fowler te muestran el dolor que provocamos en los animales]

Dos enormes trabajos que se levantan en la ciudad de Nueva York y que han conseguido dar la vuelta al mundo. Un enorme león que bajo el título de ‘To The Bone‘, cuyos beneficios van destinados a la fundación sin ánimo de lucro IFAW –International Foundation for Animal Welfare, y un espectacular tigre que junto a The LISA Project NYC han hecho realidad uno de los sueños de este joven artista: llamar la atención de la sociedad para concienciar al planeta de la cantidad de especies en peligro de extinción.

Animales recién sacados de la selva africana que para los neoyorquinos solo parecen existir en la pantalla, pero que deben tener siempre en mente para no olvidar el daño que el ser humano está infligiendo en su hábitat y con ello, provocando su desaparición. Tan sólo en cien años la población de leones se ha visto reducida en un 80 por ciento, suponiendo un terrible problema para la especie.

Pienso que los murales tienen ése poder de llamar la atención de la gente, permitiéndote usar el poder del arte urbano para hacer algo bueno. Además son el medio idóneo para plasmar algo en lo que realmente creo a través de mi trabajo.

Desde Nueva York a Londres, pasando por París o Los Ángeles han sido algunos de los enclaves elegidos por Sonny para llevar a cabo su trabajo. Ciudades mundialmente conocidas y destino de multitud de turistas que le permiten cumplir con su particular objetivo “pienso que los murales tienen ése poder de llamar la atención de la gente, permitiéndote usar el poder del arte urbano para hacer algo bueno. Además son el medio idóneo para plasmar algo en lo que realmente creo a través de mi trabajo. pasean por sus calles siendo el principal objetivo del joven muralista.”, declara el artista.

Te recomendamos: [Fotografías para cambiar la mala imagen de las ratas]