Así de primeras nadie podría asegurar que ‘Los Pitufos‘ es una serie para adultos. De igual modo que sería extraño si al conectar la tele viésemos en el lateral superior derecho dos rombos rojos con ’18’ informando a los televidentes de que el contenido de éxitos de la caja tonta como ‘Modern Family‘, ‘Salvados por la campana‘, ‘Doctor Who‘, ‘Homeland‘, ‘American Dad‘ o ‘Bob Esponja‘ contiene material sensible para menores de edad. Es cierto que algunas de las ficciones citadas pueden ser más o menos escatológicas, pero de ahí a ser consideradas inadecuadas para aquellos que aún no pueden ni conducir, ni beber alcohol, ni ver ‘¡Qué tiempo tan feliz!‘ sin estar más perdidos que un pato en un garaje hay un trecho.

Ahora bien, si le damos una vuelta de tuerca e incluimos la mágica palabra “PORNO” en cada una de estos títulos la cosa cambia. ¿Para bien? Eso depende del consumo que hagas del cine para adultos y lo exigente que seas con este tipo de material. Te advertimos de que lejos de ser excitante por ver posturas novedosas o cuerpos esculturales en acción, el éxito de estas adaptaciones de series de televisión al porno reside en ver a los personajes de nuestras ficciones favoritas (o más bien copias baratas de ellos) en pleno ‘fornicio’. Así de simple.

¿Te pone pensar en Bob Esponja, Patricio y Calamardo montándose un ‘manage a trois’? Pues estás de enhorabuena. ¿Eres más de ‘American Horror Story’ y fantaseas por ver cómo serían los juegos de alcoba de las siamesas? Prepara los pañuelos, deja de leer y dale al play.

Modern Family

American Horror Story

Salvados por la campana

Boardwalk Empire

Batman

Los Pitufos

Doctor Who

Xena, la princesa guerrera

Juego de Tronos

Homeland

The Office

Bob Esponja

Breaking Bad

Girls