#Postureo somos todos. Y eso es así. Es una verdad tan irrefutable como que el zumo de naranja pierde sus vitaminas si no te lo tomas según se hace o que los chicles que nos tragamos van directos a las paredes de nuestro estómago. Todos (y digo TODOS), somos los responsables del fenómeno #postureo con nuestros selfies con morritos o mirando a la nada, nuestras fotos de pies en la playa, nuestras cenas más in y nuestros viajes más cool. El #postureo es una actitud cuya norma básica es aparentar. Un fenómeno social que se practica en todas partes y a todas horas, que no tiene ni sexo ni edad y que no escapa a nadie que tenga una cuenta en cualquier red social. ¿O alguno de los aquí lectores nunca ha postureado? Porque si es así, miente como un bellaco.

Hasta 2011, el #postureo estaba ahí, pero nadie decía nada. Por ello, un día cualquiera, Paula Sancho y un amigo decidieron sacar a la luz esta nueva forma de presumir de la era 2.0. Así, a finales de ese año, juntos decidieron abrir una cuenta de Facebook y de Twitter para reírse de ellos mismos con frases que a más de uno nos sonaban (ya fuera porque nos sentíamos aludidos o porque sabíamos de alguien que encajaba tal cual, en una u otra frase). De repente, el número de fans y followers empezó a subir como la espuma y la gente comenzó a sumarse a este fenómeno del destape del #postureo, participando y mandando sus propias frases. A día de hoy, su cuenta de Twitter tiene 239.000 followers, en Facebook superan los 163.000 seguidores y la etiqueta #postureo se emplea unas 1.500 veces a la semana en Twitter, lo que supone visibilidad que supera los 650.000 lectores a la semana.

© #Postureo, por Paula Sancho (ilustraciones de Elena Éper)

© #Postureo, por Paula Sancho (ilustraciones de Elena Éper)

Así que visto lo visto, no era de extrañar que una editorial pusiera los ojos en sus tweets para ofrecerles la publicación de un libro. Ahora, el libro del ‘#Postureo’ ya es una realidad publicada por la editorial Planeta. Su autora, Paula Sancho, quiso que sus frases se acompañaran de divertidas ilustraciones que han sido realizadas por la diseñadora gráfica y web Elena Éper. 168 páginas de #postureo de pareja, de madres, de amigas, de tribus urbanas, de tatuajes, de festivales, veraniegos, navideños…nadie está a salvo en él, y todas y cada una de las categorías están recopiladas en un total de 24 capítulos. «Subir una foto cuando comes sushi, pero nunca cuando comes lentejas» o «Decir que tu película favorita es Pulp Fiction cuando en realidad es Torrente 5» son algunos de los ejemplos de #postureo que podemos encontrar en esta divertida publicación. Además, el libro cuenta con un glosario de palabras como vintage, tie dye, street style, hipster o selfie, «que lo inventaron las chonis y los canis cuando se hacían fotos para mostrar cuerpo con la toalla después de la ducha. Pero se le empezó a llamar selfie y ya es moderno». Y es que, ya lo avisabamos:#postureo, somos todos.