Hace mucho tiempo, las revistas de moda tuvieron una época favorita del año: la Navidad. Si algo tenían en común los primeros fashions magazines fueron sus exquisitas portadas navideñas. Ilustraciones de ensueño, realizadas por los mejores ilustradores de la época, como el pintor español Eduardo García Benito para el grupo editorial Condé Nast, o el artista ruso Érte para Harper´s Bazaar, que transformaron las revistas del siglo XX en pequeñas obras de arte con sabor a navidad.

[photomosaic ids=”6401,6402,6403,6404,6405,6406″]

Portadas impecables que unieron de manera exquisita el arte y la moda de la época, que nos transportan a las corrientes artísticas predominantes de entonces como el modernismo o el art Déco. Cubiertas memorables, arriesgadas y diferentes, con multitud de guiños navideños, donde la mujer era la protagonista y el rojo, el verde y el azul eran los colores por excelencia…

[photomosaic ids=”6407,6408,6409,6410,6411,6412″]

Fue a partir de los años 40 donde la fotografía conquistó las cubiertas de moda,con maestros de la disciplina como Irving Penn o Cecil Beaton, quienes realizaron elegantes y glamouosos retratos para revistas como Grazia, Harper’s Bazaar, Vogue o Esquire.

[photomosaic ids=”6422,6421,6420,6419,6417,6415,6414″]

A día de hoy, es difícil encontrar una revista que rinda de una manera tan explícita los tópicos navideños de una forma tan artísticamente magistral. Ahora, casi un siglo después, la tendencia ha cambiado hacia las celebrities más en boga y el dorado y el plata son sin duda los colores protagonistas de las principales cabeceras a nivel mundial.

[photomosaic ids=”6433,6431,6429,6428″]